8 maneras de matar al machismo

0

Hay una ley mordaza que nos acalla a las mujeres por los siglos de los siglos, amén. Por supuesto está hecha a imagen y semejanza de los hombres. Se llama machismo. Su poder es tal que hasta nosotras – esos seres de segunda categoría, sin derechos y que por púlpitos varios dicen que nacimos de la costilla de Adán- compramos su mensaje como la comida basura: sin darnos cuenta. Basta ver la locura por ir al cine cual posesas y aceptar encantadas el mensaje de sumisión, control y humillaciones de 50 sombras de Grey y sus secuelas.

Y es que por más que nos pese la gran Barbijaputa tiene más razón que una santa: “ser machista es lo normal. No serlo es imposible”, dice. “Vivimos en un mundo violento e indudablemente misógino que hay que cambiar”, añade. Y como a grandes males, grandes remedios, propone convertirnos (bueno, más bien convertir a los hombres) en asesinos en serie del machismo y hacernos aliados del feminismo. Y lo hace con un arma de gran potencia: un libro titulado Machismo, 8 pasos para quitártelo encima (Roca Editorial). Hete aquí la hoja de ruta que desgrana a lo largo de sus páginas:

  • Reconócete machista. “El primer paso para librarse del machismo es ser conscientes de que somos machistas. Nuestra sociedad es patriarcal, todo gira en torno al hombre, el cual posee poder sobre las mujeres”, explica Barbijaputa.
  • La negación. “Es la fase en el que la frase de ¡no puedo ser machista porque a quien más quiero es a mi madre o la excusa de ver machismo por todos los lados, campa a sus anchas. “El machismo no tiene que ver con la capacidad de sentir amor, sino con la certeza de creerse superior”, subraya la autora.
  • La ira. Es el típico momento en el que el mejor ataque de un machista es una buena defensa. “Aquí aparece la frase de:¡me juzgas sin conocerme!”, replica Barbijaputa.
  • Resistencia. Aquí el argumento que aparece es el de “no puedo ser machista. porque tengo una hija y la educo en igualdad. Este argumento cae por su propio peso. “Vivimos en un mundo que educa a las mujeres en las historias de amor romántico y los cánones de belleza patriarcal están por todos los sitios”, añade.
  • Fase negación. En esta etapa la frase es: ¡Vale, si todos somos machistas ¿tú también no? Una cantinela que también afecta a las mujeres machistas. “De la misma manera que los hombres han aprendido a ser machistas, a las mujeres se les ha enseñado a colaborar con ellos. Damos por aprendidas muchas cosas y por encajar con determinados roles designados nos desenvolvemos con ellos. Nos enseñan a competir entre nosotras y vernos como enemigas”, comenta.
  • Depresión. Llegados a este momento el mantra es ¡Yo no quiero ser machista, si hasta creía que odiada el machismo! Vamos que aquí se empieza a ver luz al final del túnel del machismo. Es cuando los hombres dejan de plantearse que el machismo ha de ser porque si y “empiezan a preguntarse: ¿qué puedo hacer para luchar contra él. Y entonces se responden que solo hay un camino: la lucha feminista”, responde.
  • En este penúltimo paso el pensamiento pasa del “siempre creí que el feminismo era lo contrario al machismo y ahora resulta es la solución. Es cuando eres capaz de detectar aspectos que quitan libertades a las mujeres y que no se perciben como tales. Es cuando se pasa al otro lado: el del aliado”, dice Barbijaputa.
  • Nueva etapa vital. Este último paso es el del activista nato. “Aquí la pregunta es la de ¿cuál es mi papel? Es el reencuentro como compañero de la mujer, el de ponerse gafas violetas. Se trata que como tal hagas pedagogía del feminismo con otros hombres”, añade.

Son ochos pasos que curan al mundo ya que como dice Barbijaputa: “si una cosa es cierta es que, cuando eres consciente de que el machismo está dentro de ti y también a tu alrededor, ya no hay vuelta atrás. No querrás volver al principio ni volver a ponerte la venda que te ahorraba todos los sofocones que te vas a pillar de ahora en adelante”, añade la autora. ¡Pues dicho queda! Volvámonos asesinos profesionales del machismo en ese orden o…en otro.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorRajoy y Trump hablan
Artículo siguientePor Mex con mi Ex (III)

Es periodista, editora en @lideditorial y responsable de Comunicación y RR.PP de @juanmerodio. Además es Máster en Producción Radiofónica (RNE), Biblioteconomía y Documentación (Universidad Complutense) así como Mujer y Liderazgo (Aliter). Fue becaria Erasmus y Leonardo en Roma. Ha desarrollado su carrera durante 25 años a caballo entre el periodismo, la comunicación, la organización y presentación de eventos. Colabora con El Español, 20 minutos y Diario 16. Es madre de dos hijos y cree que el liderazgo y la defensa de los derechos y los valores sociales, en especial los de las mujeres, han de partir de uno mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 1 =