El día 29 de noviembre de 1.947 la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó un plan para dividir Palestina en dos Estados: uno judío y otro árabe, lo que fue el origen del proyecto sionista que dio inicio a la tragedia del pueblo palestino y que llega hasta hoy. La misma ceguera del mundo occidental que hubo entonces, la hay ahora con el agravante de que Israel tiene patente de corso a la hora de realizar una política de exterminio sistemático de los legítimos dueños de la tierra. Seis meses después se constituyó el Estado de Israel. Del Palestino, aún no hay noticias por las imposiciones sionistas y los apoyos de los países occidentales.

Tres minutos, eso fue lo que duró la votación del proyecto para Palestina. Tres minutos escasos que han tenido como consecuencia matanzas, humillaciones, construcción de colonias ilegales habitadas por los sionistas más radicales, etc. La Resolución 181 sale adelante con 33 votos favorables, 13 contrarios y 10 abstenciones.

En aquel momento viven en Palestina 1,3 millones de palestinos y 0,6 millones de judíos. La Resolución indica que los Estados deberán estar creados antes del 1 de agosto de 1.948, cosa que se cumplió a rajatabla en lo referente a Israel y que 70 años después no se ha llevado a efecto en lo referente al Estado Palestino.

Como podemos ver en el mapa, el Estado judío abarcaba más de 14.000 kilómetros cuadrados. Los palestinos, por su parte, conservaban tres regiones con 11.500 kilómetros cuadrados. Jerusalén y las localidades vecinas quedarían bajo la supervisión de Naciones Unidas. Por tanto, los judíos que representan menos del 30% de la población obtienen un territorio que supone el 54% del territorio.

El plan indica con detalle las medidas que se deberán tomar para la independencia en esos territorios, como la ciudadanía, el derecho de tránsito, la unión económica y la declaración que deberá formular el gobierno provisional de cada uno de los Estados propuestos sobre el acceso a los lugares sagrados y los derechos de las comunidades religiosas y de las minorías. Algo que no se ha respetado en ningún momento por parte de los sionistas. Desde ese mismo momento comenzó la política de apartheid de los israelíes contra los palestinos.

David Ben Gurion proclamó la creación del Estado de Israel en mayo de 1.948 y a partir de ahí se inicia una guerra constante entre los que arrebataron una tierra que no era suya y los que intentan recuperar lo que occidente les quitó en una votación que duró 3 minutos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Un comentario tendencioso y bastante antisemita nadie es dueño de la tierra, con ese criterio los Estados Unidos de América serían un Estado ilegal porque los dueños de esas tierras eran los apaches y los ceheyenes no los anglosajones, también habría que incluir en esa lista de pueblos que robaron las tierras a sus verdaderos dueños según el propagandista que escribe la nota, a chilenos, uruguayos, argentinos, mexicanos, peruanos, y todos los Estados de América Latina y también porsupuesto Australia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 9 =