Las mujeres siguen siendo las que más sufren las consecuencias del desequilibrio económico en el que sigue inmerso nuestro país. Así lo indican los últimos datos laborales publicados por el Gabinete Económico de CCOO en relación al mes de enero. Hay 2.001.049 mujeres en paro frente a los 1.475.479 hombres.

El 30,3% de los contratos temporales firmados por mujeres tiene una duración que no supera la semana de trabajo

En esta coyuntura laboral, las mujeres no solo son las que sufren los mayores niveles de paro, sino que en el resto de indicadores salen peor paradas que los hombres, como en empleo, contratación o cobertura por desempleo. De hecho, el 75% del repunte mensual del paro se ha concentrado en mujeres, tan solo el 25% en el caso de los hombres.

Este comienzo de 2018 ha traído además destrucción de empleo en sectores altamente feminizados: hostelería, comercio, actividades administrativas y servicios auxiliares, sanidad y servicios sociales. Así resulta que las mujeres siguen siendo menos de la mitad de la población trabajadora.

El año pasado, aunque las mujeres eran el 58% de la población desempleada solo concentraron el 44% de los contratos firmados durante el año. Otro dato interesante es que el 30,3% de los contratos temporales firmados por mujeres tiene una duración que no supera la semana de trabajo, aunque entre los hombres tampoco sea muy positivo el dato, con un 27%.

En cuanto a las prestaciones por desempleo, la mitad de las mujeres en paro carece de alguna cobertura, siendo su tasa de cobertura 10 puntos inferior a la de los hombres. En 2017, con los datos acumulados hasta noviembre, solamente el 51,7% de las mujeres contaba con algún nivel de protección contra el desempleo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =