23/12/2016. Agresión a Rodríguez: Tres cómplices y un componente de clase

4

El relato que hace la diputada andaluza Teresa Rodríguez (Podemos) de cómo un hombre la acorrala, le agrede y después la veja y se ríe de ella junto a otros dos es escalofriante. Lo sería en el caso de cualquier ciudadana.

Rodríguez, además, es diputada en la Junta de Andalucía, secretaria general de Podemos Andalucía y portavoz del grupo de Podemos en el Parlamento de Andalucía. Su agresor es vocal de la Cámara de Comercio de Sevilla, y todo indica que cuenta con la complicidad del presidente de dicha institución.

Por pasos:

  1. Es el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero León, quien conduce a Teresa Rodríguez a la encerrona.
  2. Se podría pensar que no sabe nada. Sin embargo, después de que Manuel Muñoz Medina la agreda, no solo no se enfada o la defiende, sino que entre risas le dice “Ten cuidado, que te vende un mueble”.
  3. El tercer hombre presente, que acompaña al agresor después de que el presidente de la Cámara sevillana la lleve hasta ellos, tampoco hace nada más allá de celebrarlo.
  4. No parece, desde luego, la primera vez que Muñoz Medina lo hace. Tampoco parece que a los dos hombres que le acompañan les sorprenda una agresión sexual contra una diputada.
  5. Los tres hombres acorralan, humillan y vejan a la diputada, además de que uno de ellos la agreda físicamente.

***

Lo siguiente son apreciaciones propias:

  1. Cuando un hombre agrede a una mujer como forma de divertirse, normalmente no es la primera vez que lo hace.
  2. Cuando, además, cuenta con un par de cómplices que le ríen la violencia, se envalentona, y la vejación, desamparo y dolor de la víctima se multiplican.
  3. Probablemente el empresario sevillano no habría violentado físicamente, sexualmente, a una representante política afín a sus ideas.
  4. El componente de clase de esta agresión machista resulta abrumador y nos remite a las peores épocas, que, probablemente no pasaron jamás.
  5. Todos los hombres presentes participan, en mayor o menor medida en la agresión a la política de Podemos. TODOS ellos.
  6. Usar como explicación el hecho de haberse tomado “unas copas” evidencia el valor que le da a la agresión: Nada más allá de la torpeza de un borracho.
  7. Resulta ATRONADOR el silencio de los representantes políticos de la mayoría de los partidos tras la agresión.

***

Hoy recuerdo los “volquetes de putas” que prometían en el PP madrileño a los miembros de las fuerzas de seguridad que les echaban una mano en las labores de espionaje.

Hoy recuerdo muchas cosas, ninguna buena.

***

Espero hasta mañana para ver detenciones, declaraciones, ese tipo de cosas que deberían suceder.

Aquí lo espero, como siempre.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. Este tío es un sinvergüenza reprimido, sólo de leer la narración de los hechos e imaginarme el momento me produce mil rabias por dentro. Nunca calladas que gente de este calado no tienen dignidad. Vaya personajes públicos que hay que aguantar, es decepcionante.

  2. No es una lacra machista. Es una estampida de machos. Condeno cualquier acto de machismo putero o no, a las mujeres. Ya dije yo en el facebook, que la tradición y compañeros de viaje del machista es tradicional , eclesiástico, y lo que sea que empuje a esta , a entrometerse al respeto hacia las personas. Pero no! tienen que sonreirle la gracia al abusador sexual…

  3. Efectivamente, está doble o triple agresión tiene muchos componentes. Todos ellos de la peor especie.
    Es una encerrona, y apesta a encerrona.
    Es a una mujer por un hombre, más bien tres.
    Es a una representante del pueblo y de un partido especialmente del pueblo. (No imaginoa estos tipo haciendo está “bromita” a Susana Díaz o a cualquier representante del PP o Cs).
    Cuando leo tanto hombre quejarse de las leyes de protección de la mujer, ESTO y no otra cosa es lo que las hace necesarias.
    Estas agresiones son más comunes de lo que la gente normal (los que ni se nos pasaría por la cabeza hacerlo) piensa. Pero al contrario de lo expresado por Teresa Rodríguez, ni la creo casual, ni deja de ser un golpe asestado contra todos sus representados. Y como tal, debe exigir ambas penas. No solo por ser mujer, también como nuestra representante. Porque ha sido un ataque machista contra el partido también. Y deben pagar por ello. Ahora todo serán disculpas, antes, lo mismo ha sido una apuesta. Un ninguneo, por ser mujer pero también por ser de Podemos. Una ofensa a todas las mujeres, y también a todos los hombres que somos normales y que estas cosas nos producen asco, vergüenza y rabia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 1 =