Entre el 01 de enero y el 31 de mayo de 2017 se han registrado 6 grandes incendios forestales en España que han arrasado 38.199,69 hectáreas, frente a las 17.464,15 destruidas en 2015 y las 2.621,20 en 2016 durante ese mismo periodo de tiempo, según se desprende del informe elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente con los datos proporcionados por las Comunidades Autónomas en relación al primer cuatrimestre. Por este motivo, el Ministerio del Interior ha publicado unas pautas para prevenir este tipo de incendios.

El estudio refleja que cada año se incrementa el número de los grandes incendios que devoran más superficies (+500 hectáreas), haciéndolos ingobernables y dificultando su extinción; a pesar de que muchos de ellos siguen siendo conatos, o lo que es lo mismo, inferiores a una hectárea.

Además, estos incendios forestales han castigado al Noroeste peninsular (60,03% de incendios), con un total de 78,05% y 83,95% de superficie arbolada y forestal calcinadas, respectivamente. Seguido por las Comunidades Interiores (30,77% de incendios), con 20,14% de S. Arbolada y 13,93% de S. Forestal; la zona del Mediterráneo (8,99% de incendios), con 1,81% S. Arbolada y 2,12% S. Forestal; y Canarias (0,31% de incendios), con 0,01% de superficie forestal devorada por las llamas.

Unas cifras que se acentúan durante las épocas estivales cuando se elevan las amenazadas por riesgos de incendios forestales. Recordemos que al inicio del verano se produjo el incendio más grave en España que puso en riesgo el Parque Nacional de Doñana (Huelva), por lo que las previsiones en torno a incendios de cara a esta recién estrenada época estival auguran un verano nada esperanzador; ya que puede convertirse en el segundo peor año de la última década superando los datos obtenidos en 2009 -con 5 grandes incendios y 37.941,79- y situándose por detrás de las 66.865,73 hectáreas devastadas en 2012 cuando se produjeron 11 grandes incendios. El año pasado no se produjo ningún gran incendio forestal durante el primer cuatrimestre.

La sequía, el viento o el cambio climático suelen ser algunos de los causantes de que en verano, y ante la llegada de nuevas olas de calor, los incendios tengan prácticamente amenazada a toda España, principalmente el noroeste peninsular (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y el norte de Castilla y León: León, Palencia, Burgos y Zamora). Pero, por desgracia, la mayoría de los incendios siguen siendo intencionados, más del 95%, por negligencia humana.

Con 6.119 incendios registrados durante los cuatro primeros meses del año, frente a los 1.618 en 2016 y los 4.087 en 2015, el Ministerio del Interior ha hecho pública una serie de medidas para prevenir incendios forestales y que les detallamos a continuación:

  • Preste especial atención a las normas de la Comunidad Autónoma sobre prevención de incendios y periodos autorizados para realizar quemas de rastrojos.
  • Evite arrojar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol. Las negligencias provocan gran parte de incendios forestales.
  • Se prohíbe encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos.
  • Acampe sólo en zonas autorizadas, puesto que éstas cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio y es más fácil la evacuación.
  • Si descubre el fuego en su inicio, avise al 112 inmediatamente.
  • En caso de verse sorprendido por un incendio, evite penetrar en el monte o bosque. Vaya siempre por zonas de gran visibilidad y libres de combustible.
  • En caso de emergencia por incendio forestal, atienda siempre las indicaciones de las autoridades competentes.
  • Tenga en cuenta que las altas temperaturas favorecen el riesgo de incendios forestales. Extreme las precauciones.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − Nueve =