12/10/2016. Es la ética, estúpido

0

felipe-recepcion-a

Los días festivos son días a medio gas, de trabajo moroso. Hoy he repasado el libro Turbocapitalismo, que presento mañana en el Colegio de Economistas de Madrid.

Su autor, Raphael Nagel (Heilbronn, Alemania, 1970), trabajó para bancos, entre ellos el Deutsche Bank, y fondos de inversión. Y acaba de publicar este alegato contra el capitalismo salvaje. Pero lo que más me interesa es su empeño por incorporar la ética a la reflexión sobre política y economía.

Mi experiencia con ese asunto es mala. En ocasiones aludo a la ética en ciertos círculos, debates, tertulias, para explicar la situación política actual en Europa y España. Siempre recibo sonrisas condescendientes, cuando no una carcajada abierta. La ética es cosa de bobas, de ilusos trasnochados.

Por eso me hizo ilusión ver que este economista sí echa mano de ella.

***

España necesita un cambio de sistema económico y político. Esta transformación tiene que surgir de la sociedad (…).

Es el pueblo español el que tiene que promover este cambio. Será el ciudadano quien hará posible el cambio de un sistema post-dictatorial con un bipartidismo corrupto y fracasado en el que los intocables pasen a ser los ciudadanos.

Antes [en páginas anteriores] apostaba por poner la ética en el centro del debate. Esta palabra, tan simple y tan difícil de encontrar en la vida pública, será lo único que producirá el cambio. Cada uno, desde su responsabilidad, deberá aplicar y actuar bajo la ética, ya que una sociedad sin ética es una sociedad destinada al fracaso”. (págs. 22-23)

***

“Sistema post-dictatorial con un bipartidismo corrupto y fracasado”, escribe. Pues sí.

***

Hoy he visto la disciplina de los soldados al desfilar ante algunos ciudadanos. Y la disciplina de los políticos –la mayoría de ellos– al desfilar ante el rey, que no es exactamente un ciudadano.

Ay.

Mañana más. Aquí mismo.


11/10/2016. La basurita

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + cinco =