Abel Caballero, presidente de la FEMP, y Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior.

Las consecuencias del nivel 4 de alerta antiterrorista son sin duda alguna el refuerzo de los cuerpos de seguridad del estado. Es por ello que el ministerio del interior se ha puesto en contacto con Abel Caballero, presidente de la FEMP, para coordinar esfuerzos y mejorar equipos humanos y técnicos, que han de estar presentes en municipios y poblaciones de toda la geografía española.

En una reunión celebrada hoy en el Ministerio del Interior, Juan Ignacio Zoido y Abel Caballero han hablado de la importancia de las Juntas Locales de Seguridad y de las medidas de choque que se han de llevar a cabo para reforzar a las policías locales. Caballero ha asegurado que “cuando la amenaza terrorista está ahí, hemos de estar todos juntos en la acción, en el marco de nuestras competencias, para transmitir a los ciudadanos sensación de seguridad”.

En esta línea, Caballero ha recordado que “La Policía Local tiene información de cercanía, pero necesita información de otros ámbitos porque la seguridad se refuerza desde el intercambio y la colaboración. Es por ello que se ha destacado a las Juntas Locales de seguridad como el lugar idóneo para el intercambio y la colaboración, “que habría que reunir con más frecuencia” añadió.

Así pues Zoido y Caballero han anunciado la celebración de próximas reuniones de trabajo. Desde Interior se remitirá un borrador a la FEMP donde se definirán las líneas de colaboración con las policías locales, tras lo cual la FEMP lo revisará y realizará sus aportaciones. Zoido concluyó que “la seguridad de los españoles es una prioridad y también es una tarea que requiere la colaboración de todos”

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre