Zasca a los líderes de Podemos, la pareja compuesta por Irene Montero y Pablo Igesias. En este sentido, El alcalde de Cádiz, José María González Kichi,, ha defendido que el código ético de Podemos «no es una formalidad» sino «el compromiso de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones y supone renunciar a privilegios como el exceso de sueldo”.

Kichi, como se le conoce en los círculos políticos y también entre los ciudadanos de Cádiz, es la pareja de Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía.

Esta declaración de principio tiene lugar después de que esta semana los medios, y la opinión pública, trataran como un escándalo la compra de un chalet por parte de la pareja más conocida de Podemos por 550.000 euros. Ya el jueves, según publicó Diario16, Montero e Iglesias se vieron obligados a dar una explicación a sus bases, pero que no han convencido a casi nadie. Unos callan y otros critican, por el alcalde de Cádiz, pero casi nadie otorga en Podemos, salvo algún caso excepcional.

Kichi ni se ha planteado ni quiere dejar de vivir y criar a sus hijos en un piso «de currante» en el barrio de La Viña

González, que se comprometió al inicio del mandato a cobrar lo mismo que recibiría como profesor de secundaria, ha afirmado que ni se ha planteado ni quiere dejar de vivir y criar a sus hijos en un piso «de currante» en el barrio de La Viña con su compañera, la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez: «Ya es bastante privilegio vivir en la Viña, en Cádiz y con Teresa, por eso no recibo otros ingresos y por eso no genero más ahorro que el que dono cada mes», ha apostillado.

Tras el duro comunicado, la dirección de Podemos ha preferido no hacer ningún tipo de valoración.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre