La diputada socialista Zaida Cantera habla alto y claro como portavoz de su grupo en la Comisión de Defensa para Diario16. Tiene en su despacho decenas de casos de mujeres militares que sufren en las Fuerzas Armadas situaciones injustas de acoso laboral y sexual -como fue su caso como capitán- y a día de hoy no ha conseguido que se haga justicia con las víctimas , ni siquiera evitar que se las expulse del Ejército. Por ello, esta mujer cuyo caso se hizo público y viral hace años tras una entrevista con Jordi Évole, reconoce hoy como diputada su frustración porque su experiencia «no haya servido para ayudar a otras militares acosadas«.

La mayor aportación de Zaida Cantera, en este sentido, ha sido proponer al Ministerio de Igualdad, cuando se trabaja en la reforma del código penal sobre acoso y agresión sexual, que los casos sexuales y de acoso de militares a mujeres no se juzguen en la Justicia Militar, sino en la Justicia ordinaria. Así, la diputada socialista aclara que «si te acosan por ser mujer dentro del ejército no lo hacen por llevar uniforme, lo hacen por cuestión de género y eso no puede seguir en los juzgados militares«.

Los tribunales militares están para temas militares, insiste Cantera. «Y los casos de acoso no lo son«, confirma.

Aunque la ex militar no lo dice, lo cierto es que contra el PP, en estos casos, se vivía mejor. Terrible afirmación, pero que demuestra lo que ocurre ante Defensa, cerrada en banda, y -como declaran a nuestro medio militares en activo- «con una ministra, Margarita Robles, mimetizada por los altos mandos, sin que haya movido un sólo dedo, por estas mujeres acosadas y maltratadas en las Fuerzas Armadas».

Ante la desesperación, Zaida Cantera, tras conseguir que al menos la ministra Margarita Robles recibiera a alguna de las afectadas, dice con rotundidad a Diario16: «Es frustante que mi experiencia en el Ejército no haya servido para ayudar a otras militares acosadas«. En este sentido, confirma que «nada ha cambiado«.

Casos sangrantes del Ejército

Zaida Cantera ha recurrido e informado de casos sangrantes contras la mujeres en el Ejército al ministerio de Defensa. Para ello, ha contado con el apoyo de la portavocía de Igualdad del PSOE y del Grupo Parlamentario Socialista. Además, también se ha dirigido al Ministerio de Igualdad y a la Secretaría del Instituto de la Mujer, de dondee espera se haga un seguimiento de los casos de mujeres militares.

Aunque lo cierto es que hasta ahora, cuando una militar ha recurrido al amparo del Ministerio de Igualad, éste siempre ha dado traspaso del caso a Defensa, donde en ningún caso estas mujeres acosadas han encontrado apoyo alguno.

Nada se ha podido hacer por el momento por evitar, entre decenas de casos que Diario16 ha denunciado en los últimos tres años, que se expulse del Ejército a una capitán tan sólo por denunciar que los hombres utilizaban los vestuarios femeninos para dejar sus bicis; o por la soldado a la que acusan falsamente de grabar un vídeo porno; lo mismo con la Guardia Civil que se negó a reducir la gravedad de un caso de maltrato como querían sus superiores porque no había suficientes medios en el cuartel; y toma y sigue con muchos casos que en los últimos tres años ha denunciado nuestro medio.

La diputada portavoz de Defensa sí aclara que desde Igualdad del Grupo Socialista y la propia Adriana Lastra, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, siempre ha mostrado interés por estos casos. Pero las cosas se han parado en Defensa.

Desde Diario16 siempre se ha pedido opinión a Margarita Robles de cada caso en el que una mujer acababa expulsada o sancionada en el Ejército tras denunciar cualquier mala práctica profesional, sexual o de acoso dentro de los muros de los cuarteles. La ministra de Defensa, siempre ha asegurado a nuestro medio que hay otras versiones, que lo lamenta por la afectada, pero que nos falta información e incluso que «La verdad es que me siento muy querida y orgullosa del papel de las FFAA. Es un lujo poder estar donde estoy», sin condena alguna a los casos donde las mujeres sufren acoso y derribo por el hecho de serlo o por resultar incómodas.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorInvestigadores españoles avanzan para conseguir que ciegos perciban formas y letras
Artículo siguienteLas emociones
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Lo que es lamentable es que despues de 40 anos no se haya promocinado a militares democratas, que los ha habido, dando pabulo a enchufados con nombre de toda la vida.QUe estan esperando?, que se eche mano de reservistas,actvos ,tropa cualificada, que no nos pillen durmiendo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre