Estimada Ministra, como el 13 de enero de 1898, el escritor Émile Zola, dirigió una carta abierta al Presidente de la República Francesa para denunciar el atropello que supuso el “caso Dreyfus”, yo me dirijo a usted para denunciar otro atropello, esta vez laboral.

Al igual que en el caso citado anteriormente, aunque estemos hablando de un caso concreto, representa el deterioro de un sistema, en este caso de la figura de los Centros Especiales de Empleo (CEE). Esta vez, 18 valientes son quienes se han atrevido a dar la cara y denunciar su situación en la Inspección de Trabajo. Uno de esos valientes, (llamémosle Isidro por posibles represalias), ha sido quien ha contactado conmigo y me ha pedido que haga lo que mejor sé hacer, escribir, porque, como Zola, yo si puedo hacerlo y no quiero ser  cómplice. Por eso, yo acuso.

Yo acuso a Integra IMG Centro Especial de Empleo de explotar a esas 18 personas desde el minuto 1 con jornadas de hasta 8 horas, sin apenas descansos para las necesidades fisiológicas básicas y sin fichar en la entrada ni en la salida.

Según el SEPE (Servicio Público de Empleo), el CEE Integra, por cada uno de esos trabajadores tenía derecho a:

  • El 100% de bonificaciones en las cuotas a las Seguridad Social.
  • Un 50% de bonificación en el SMI.
  • Prioridad en los contratos públicos.

Con estas ventajas los trabajadores y las trabajadoras sufrieron, además de lo anteriormente dicho, según el propio Isidro en su denuncia a la empresa: “La empresa no nos  ha facilitado con un mínimo de 2 meses de antelación los cuadrantes para disfrutar de vacaciones y a día de hoy ningún trabajador tenemos autorizadas las vacaciones ya que la empresa alega que como tiene dificultades para cubrir el servicio no se puede comprometer a autorizarnos las vacaciones”.

Yo acuso a la empresa Eulen, (empresa con la que Mercamadrid contrató en febrero de 2020, después de rescindir el contrato con Integra y sacar una nueva licitación), de retrasar el pago de la primera nómina de estos trabajadores y trabajadoras alegando no estar al corriente de las condiciones del personal, cuando, según el Convenio de subrrogación con Integra, esta tiene la obligación de pasarle los contratos, las nóminas de los tres últimos meses, las liquidaciones y cualquier pacto de la empresa anterior con personal subrrogado.

Por lo dicho anteriormente, esta empresa también ha extinguido los complementos salariales que esta plantilla había acordado con Integra.

También, acuso a EULEN de no haber avisado con la antelación debida de los cuadrantes de trabajo y hacerlos incompatibles con la vida familiar de estas 18 personas, teniendo, además que estar disponibles en todo momento para la empresa.

Yo acuso a EULEN de, en tiempos de pandemia, no proporcionar a estos trabajadores y trabajadoras los EPI’s (Equipos de Protección Individual), adecuados para no poner en riesgo su salud.

Yo acuso al gestor de servicios de EULEN de humillar a estas 18 personas con discapacidad, con frases como: “Hemos venido a ganar dinero”, “Dad las gracias por que os han mantenido el puesto de trabajo y no os han hecho un ERTE”.

No hace falta decir lo neoliberal e inhumana que es la primera afirmación, más tratándose de personas con discapacidad. En cuanto a la segunda, recordemos que estas personas pueden encontrarse en el grupo de personas de riesgo por Covid-19 y que no tienen los EPI’s reglamentarios.

Por otro lado, yo acuso a Mercamadrid de contratar los servicios al mejor postor, sin preocuparse de la situación de la plantilla con discapacidad.

Pero aquí no solamente hay culpables directos, no, toda la sociedad somos culpables. Por eso, yo acuso al medio digital de Mediaset NIUS, a su dirección, no a la redactora que atendió a Isidro, de ceder a las presiones de Mercamadrid e Integra, tratando el tema de forma sesgada, sin dar todos los datos, ni mencionar a todos los culpables, negándose a analizar ampliamente el problema y sin ir a la raíz del mismo.

Por último, yo acuso a la sociedad y sus representantes de lavar la imagen de los CEE’s dando por válido el discurso de la “obra social” que hacen estas entidades sin cuestionar sus métodos y perdiendo completamente de vista el objetivo de los CEE’s que era servir de paso previo a la integración en el mercado laboral ordinario.

Sra. Díaz, esto que la acabo de relatar no es un caso aislado, los CEE’s se han convertido en verdaderos vertederos de trabajadores y trabajadoras con discapacidad rechazados por el mercado neoliberal que escupe lo que le sobra. En estos Centros, las personas con discapacidad leve o moderada, (la gran discapacidad hasta aquí es rechazada), se ven obligadas a trabajar bajo la humillante premisa: “Agradece que te demos un trabajo y déjate explotar”. En varias ciudades del Estado español han saltado casos similares y es que, como la digo no es un caso aislado,  pero si puede ser nuestro “caso Dreyfus”. Y es que ud., como marxista, sabe mejor que yo, que  cuando una figura, un sistema llega a ese grado de degeneración es hora de cambiarlo.

Actualizando las palabras de Zola, sé que esta columna, como otras que he escrito como: “Centros Especiales de Empleo: El negocio de la trampa” , posiblemente me lleguen críticas, menos precios e incluso intentos de compra de mi opinión a mi página web. Pero insisto, yo tampoco quiero ser cómplice. Además, también me llegan apoyos y solicitudes de ayuda como la de Isidro. Eso me compensa con creces.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl caos de Ayuso traspasa fronteras: ‘The Telegraph’ responsabiliza a Madrid de la segunda ola de covid en Europa
Artículo siguienteUnai ¨el loco¨. ¡¿Política y deporte?! ¡Qué barbaridad!
Nacido en Burgos capital el 02 de octubre de 1976, desde el mes y medio de edad, convive con una discapacidad física y de comunicación verbal producida por las secuelas de una Parálisis Cerebral Infantil. Educador Social y Diplomado en Relaciones Laborales por la UBU (Universidad de Burgos). Coautor de varias publicaciones de la UBU y ha impartido varias conferencias sobre discapacidad en esta y otras Universidades. Durante más una década fue socio de ADM (Asociación de Afectados/as con Discapacidad Motora), representando a esta Asociación en la Junta Directiva de FEDISFIBUR (Federación de Asociaciones de personas con Discapacidad Física y Orgánica de Burgos), de la que fue cofundador y Tesorero durante una legislatura. En noviembre de 2007, ingresa como militante en el PSOE. En Agosto 2008, cofunda la Asociación Claudio de Burgos, Asociación que preside hasta Diciembre de 2009, haciendo actualmente labores de Gerencia y Educador Social de la misma. Fue en el puesto Nº12 de las listas del PSOE-Burgos a las Elecciones Municipales de Mayo de 2011. El 2 de Junio de 2012, fue nombrado Secretario Provincial de Autonomía Personal, Dependencia y Discapacidad del PSOE-Burgos. Cargo que ejerció hasta el 19 de febrero de 20015.  Fue colaborador de la publicación digital Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), dirigida por Antonio Miguel Carmona hasta 2015. También fue Redactor Jefe de la Edición de Castilla y León de esta publicación hasta abril de 2013, hasta el 2014. El 11 de diciembre de 2013, coofunda la Unión Progresista de Apoyo a la Dependencia y la Discapacidad (UPADD), la cual preside actualmente. El 30 de enero de 2015, fue nombrado Secretario de Movimientos Sociales de la Agrupación Local del PSOE-Burgos. Cargo que dejó el 25 de mayo de 2015 al darse de baja en el PSOE. El 27 de Junio de 2015 ingresa como activista en Construyendo la Izquierda-Alternativa Socialista (CLI-AS), impulsando este partido en Burgos. El 16 de Julio de 2015 empieza a colaborar con el Proyecto Decide en Común, liderado por Alberto Sotillos, haciéndose cargo desde 20 de julio de 2015 de la Coordinación del Grupo de Dependencia, Discapacidad y Autonomía Personal de este partido a nivel federal en la redacción de su programa, hasta el 4 de septiembre de 2015. El 11 de febrero de 2017, AS-Burgos se integra en el PCAS (Partido Castellano). Después de unos meses, el 14 de Septiembre de 2017, deja el PCAS debido a su falta de democracia interna y su ambigüedad ideológica.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre