yerno

La carrera empresarial del yerno de José María Aznar, Alejandro Agag, es imparable, mientras trata de lanzar su proyecto de carreras de coches de Fórmula E como una iniciativa en favor del medio ambiente. Sin embargo, piensa incidir con sus coches en el Ártico, el Himalaya, el desierto el Sahara, la selva amazónica e islas del Océano Índico.

Así, según informa La Celosía, el empresario español Alejandro Agag, impulsor de la Fórmula E, se vende como un defensor del medio ambiente y activista contra el cambio climático como organizador de competiciones con coches eléctricos ‘no contaminantes’.

A principios de enero de 2021, los vehículos utilitarios deportivos eléctricos (SUV), impulsados por el yerno de José María Aznar y su socio Gil de Ferrán, director deportivo de McLaren, invadirán zonas de gran belleza natural. 

Alejandro Agag se defiende con la excusa de que estas carreras alertarán sobre la situación en que se encuentran estos entornos paradisíacos.

Pero tan dudoso es el fin medioambiental que propone Agag, como lo son algunos de los socios y amigos que en algún momento le han acompañado en este proyecto.

Sin ir más lejos, Jacobo Gordón, condenado en la trama Gürtell después de pactar para “cantar” y conseguir no ir a prisión, es socio de Agag y quien le acompañó en los primeros pasos de este proyecto de competición automovilística.

El empresario Jacobo Gordon fue el primero de los 37 procesados por la primera etapa del caso Gürtel que se puso frente al juez. Y fue uno de los arrepentidos que trató de colaborar. El resultado: el amigo y exsocio de Alejandro Agag, yerno de José María Aznar, salió indemne de esta sentencia. La Audiencia Nacional le condena a 5 meses de prisión, cuando la Fiscalía Anticorrupción pedía para él en un principio dos años.

Fue uno de los tres arrepentidos, que llegaron a un acuerdo con la Fiscalía para colaborar. Gordon y otros dos acusados reconocieron al inicio del juicio los hechos.

Gordon es un empresario muy cercano a Alejandro Agag, con quien compartió amistad desde muy jóvenes -fue testigo en la multitudinaria y hortera boda de Ana Aznar, hija del expresidente- y proyectos empresariales como Nakto, una organizadora de actividades de ‘paintball’ fundada en al año 1993 y que no llegó a buen puerto.

Las carreras están previstas en zonas del Ártico, el Himalaya, el desierto del Sahara, la selva amazónica y las islas en el Océano Índico

No fue la única aventura empresarial que tuvieron juntos. Gordon también participó junto a Agag en Columela Gestión, una sociedad con sede en Sevilla que se dedicaba a la consultoría.

El empresario tiene cargos de responsabilidad en más de una decena de empresas. Entre ellas, Vita Sun Marbella SL, que también fracasó y por la que dejó a deber dinero a proveedores y empresas a las que casi llevó al a ruina.

Diario16 tiene constancia que Gordon en sus llamadas a proveedores a los que no tenía intención de pagar les aseguraba “mala suerte macho, hoy por ti, mañana por mí”.

Agad y Gordon no compartían sólo proyectos, sino amistad. Tanto Gordon como Agag -y otros como el propio Alberto López Viejo- formaban parte del llamado clan Becerril, un grupo de jóvenes vinculados al PP que conformó un club político de presión y poder y que se reunía cada cierto tiempo en la localidad Becerril de la Sierra.

 

Carreras

Las carreras de Agag están previstas en zonas del Ártico, el Himalaya, el desierto del Sahara, la selva amazónica y las islas en el Océano Índico. Extreme E, como se han bautizado a esta competición todoterreno, “espera crear conciencia sobre los problemas específicos a los que se enfrenta cada entorno, como la fusión de las capas de hielo, la deforestación, la desertificación y la retirada de los glaciares de montaña, contaminación plástica y aumento del nivel del mar”, según el comunicado emitido por la compañía.

Alejandro Agag ha conseguido de momento evitar las críticas a su controvertido proyecto. En 2015 consiguió que el actor Leonardo di Caprio, activista contra el cambio climático, aceptará la presidencia del Comité de Sostenibilidad que ha sido creado dentro de la estructura organizativa de la Fórmula E.

Compartir
Artículo anteriorValerio afirma que la calidad en el empleo es un pilar esencial del futuro del trabajo
Artículo siguientePablo Casado empieza a pagar facturas a los ultracatólicos
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 1 =