Se rebajan los primeros recelos sobre la vacuna según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que revela que el 72,5 por ciento de los españoles han decido vacunarse. Hace seis meses ni la mitad de los españoles se mostraban dispuestos a ello.

En el mes de diciembre, apenas un 40,2% accedían a plantearse inocularse, mientras que los que se negaban a ello llegaban al 28%. Ahora, los que rechazan la vacuna son sólo el 16,5%.

Para explicar este cambio debemos tener en cuenta que el barómetro de enero del Centro Investigaciones Sociológicas se realizó del 7 al 25 de enero a partir de 3.862 entrevistas, en plena tercera ola del coronavirus y cuando el proceso de vacunación comenzó a acelerarse en nuestro país.

Un 2,5% dice que se pondría la vacuna si tiene garantías, está probada y es fiable, aunque esta cifra contrasta con el 16,2% que así los señalaba en diciembre. Un 0,2% condiciona su decisión al origen de la vacuna (un 0,6% en diciembre); un 0,8% se vacunaría si contase con información suficiente sobre las mismas (el porcentaje crece hasta un significativo 3,2%), y un 1,3% lo haría si así se lo aconsejan las autoridades, científicos o sanitarios (un 3,6% lo manifestaba el mes pasado). Los indecisos han descendido, al pasar de un 5,3% al 4,5%.

Las razones para no vacunarse

El barómetro del CIS analiza los motivos por los que los ciudadanos rechazarían la vacuna, y la mayoría, el 26,3%, confiesa que es por miedo a que el remedio tenga riesgos para la salud o efectos secundarios colaterales, y el 23,5% asegura que no se fía de las vacunas. Otro 14,1% prefiere esperar a ver cómo funcionan.

Un 6,1% asegura que las vacunas contra la Covid no le merecen confianza por falta de garantías, porque ha habido pocos ensayos, y porque consideran que es prematura y ha habido una falta de análisis.

Un 5,7% considera que no son eficaces; un 3,4% entiende que hay otras personas más vulnerables o de mayor riesgo, y el mismo porcentaje alega tener alergias, otras enfermedades o tratamientos, estar dando la lactancia o estar embarazada.

Un 2,4% considera que tiene pocas probabilidades de contagio; un 2,1% señala que ya ha pasado la Covid; un 2% alude a la falta de información; y un 1% señala que nunca se vacuna.

La preocupación por la Covid y la falta de recursos para hacer frente a la pandemia vuelve a ser la primera preocupación para los ciudadanos según el barómetro, y además lo hace con un porcentaje récord del 51,4% de menciones, por delante de la crisis económica, con un 45,5%.  

Hasta ahora, el mayor índice de preocupación por la pandemia registrado en los barómetro del CIS era el 49,3% de menciones acumuladas en abril del año pasado, coincidiendo con la primera ola del coronavirus y el confinamiento domiciliario.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre