Fotografía: Óscar Peña González.

Para Jero Carmona

Son las siete y media y es lunes: lunes de lírica, en El Corte Inglés. Gonzalo Escarpa -Scarpa- se sube al escenario y con su dominio habitual comienza a recitar el inolvidable y genial poema de Kavafis:

… pide que tu viaje sea largo

… compra hermosas camisas y perfumes

… no encontrarás a Cíclopes ni Lestrigones

… aprende de los sabios

pide que tu viaje sea largo

… no te engañará Itaca.

Fantástico Scarpa y fantástico el poema más famoso de Konstantino Kavafis, un inmortal donde los haya.

Ya sólo por eso habría merecido la pena estar en la planta siete “del antiguo Hotel Florida” en Callao. Aplaudo sin escuchar el dolor que mis manos y mis dedos experimentan al hacerlo. ¡Bravo, bravo!

Pero hay mucho más. Ya es poesía otra vez en el Corte Inglés. Y en esta ocasión han convocado a Alicia Es. Martínez, directora del festival Voix Vives (eco del famoso festival francés del mismo nombre) en Toledo.

El juego es como sigue: poetas de diversas nacionalidades leen sus versos en su lengua nativa y a continuación actores y poetas españoles lo traducen a la lengua de Góngora y Quevedo.

Impresionante, genial, inolvidable. Ya lo había visto hacer algunas veces, con autores americanos y británicos, y también con el mismo griego que soñó el poema con el que Scarpa comenzó el acto. Pero lo que no había visto nunca es una traducción simultánea a la lectura en lenguaje de gestos. Quien lo hace es una mujer delgada, de apariencia nerviosa, que emana sensibilidad en todos sus movimientos: Virginia Hernández. Inolvidable, única.

Ningún poeta me defraudó, pero hubo un poema que se me quedó especialmente grabado en el corazón, que no en la cabeza; lo firmaba y leía el irakí Muhsim Al Ramli: “No soy humano”. Ya en árabe, y sin entenderlo, resultaba estremecedor, y cuando lo escuché en la versión de Isaac Alonso volví a olvidarme de los gritos de mis dedos y mis manos.

Éramos unas ochenta personas, y todos quedamos invitados al Festival Voix Vives en Toledo, de Mediterráneo a Mediterráneo, que se celebrará en septiembre. Y yo desde aquí tengo la osadía de extender la invitación a cualquiera que esté leyendo este texto: me lo agradecerá si acude y me hace caso.

 

Ya es poesía en El Corte Inglés… ¡y más allá! (Hasta el infinito)

Compartir
Artículo anteriorHuele a derrota de la peor España
Artículo siguiente«Amor que entiende», el nuevo single de Amistades Peligrosas
Javier Puebla ha sido galardonado con diversos premios, tanto en prosa –Nadal, por Sonríe Delgado, y Berenguer, por La inutilidad de un beso– como en poesía: El gigante y el enano: V Certamen Vicente Presa. En 2010 recibió el premio Cultura Viva por el conjunto de su obra. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año: El año del cazador; 365 relatos que encierran una novela dentro. En 2005 fundó el taller 3Estaciones y la editorial Haz Mlagros. Cineasta, escritor, columnista y viajero: ejerció funciones diplomáticas en Dakar durante cuatro años, y allí escribió Pequeñas Historias Africanas, Belkís y Blanco y negra. Gusta de afirmar en las entrevistas que nació para contar historias, y quizá por eso algunos de sus artículos parecen relatos o cuentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − tres =