«Jaume tiene dos mamás y cuando le da vergüenza, se agarra a sus piernas. Esther nació con un sólo brazo, pero tendrías que ver qué buena es haciendo gimnasia. Gael tiene más de trescientas pecas, lo sabemos porque se las han contado todas sus amigas. Patricia siempre ha llevado gafas, y en el coche le gusta mirar el asfalto caliente de las carreteras. Francesc hace dos años se llamaba Lara, estuvo cuatro meses decidiendo el nombre con su madre. Valentina juega al futbol y es la pichichi, pero no está muy inquieta esperando a que algún gran equipo le fiche. Moha tiene un trastorno del espectro autista, le pones un tema de Xiula y se vuelve el rey de la pista. Jésica está enamorada de Ruth y le escribe en un papel lo más bonito que se le ocurre. Oriol, cuando habla, a veces tartamudea, y tiene unas expresiones tan ocurrentes que me da un poco de envidia. Yasmina es la más alta de la clase, nos mira a todos desde allí arriba y pregunta: «Hola ¿k ase?». Patrick tiene dos padres y es tan charlatan que no calla ni «cosiéndole la boca con grapas». Berta se mueve por el mundo en silla de ruedas, no veas cómo flipaba en primera fila en el concierto de los Jonas Brothers.

La mirada poco centrada, que es la primera vez que me miras tan fijamente, podríamos ser amigos.

Samuel vive en un centro residencial, le están montando una habitación en una nave espacial. María no puede comer gluten, le encanta tocar la harina y notar que las manos se ensucian. Jose vive con su abuela Loli, el domingo acaban los dos rojos cuando vuelven de un Holi. Carmina nos habla con las manos y ha conseguido que en el patio no se molesten ni los mayores ni los pequeños. Biel tiene síndrome de Down, mueve las caderas como ese cantante que no conoce, James Brown. Judith confunde el rojo y el verde, es muy buena encontrando a su hamster cuando se pierde. Macià cada viernes hace danza, si suena buena música el tio nunca se cansa. Ona tuvo un cáncer en un hueso cerca de la cadera, y ahora tiene una pulsera que dice «yo ayudo tanto como puedo». Yusuf tiene el fémur de titanio, y es tan valiente que va a cruzar en barco todo el Mediterráneo. Nayeli necesita moverse cuando está en clase, y mira qué dibujos más currados que tiene en la mesa. A Ponç le gusta jugar con muñecas, hace d¡álogos mucho más guays que con la patrulla canina. Clara llega a los sitios «xino-xano» (caminando alegremente) y ahora estoy feliz de que sea ella quien toque el piano.

La mirada poco centrada, que es la primera vez que me suben hormigas, podríamos ser amigas.

Y después llega Lluna: el regalo que no esperábamos y que nos vino todo «de una», con una mutación genética que de manera frenética nos ha cambiado la vida de una forma bastante poética. A mi muñecota, que le falta el equilibrio, pero que con la mano nos acaricia y es genial que con eso vibre, y es que hay días en los que nada más vemos tragedias, se nos ha llegado la casa de juguetes y ortopédia, y con esto vas haciendo, vas cerrando la herida, que sigue caliente pero es que eso es la vida, y te puede parecer que con la vida hemos generado una deuda pero es que también tenemos otra que ahora es fisioterapeuta, y Aixa baja hasta la Lluna, que tiene atrofiado el cerebro, pero que nos está dando más luz, miremos arriba, a la luna del cielo.

La mirada poco centrada, que es la primera vez que te pienso y te escribo, te quiero, pequeña. Te quiero, pequeña.»

Xiula presenta esta canción como insignia de su nuevo trabajo «Descontrol MParental» (La Cupula Music, 2020). Una obra que apunta directamente a la empatía, al compromiso, a los valores que se fundan en la diversidad. Esta canción se llama «mirada estrábica» y narra la realidad de todos los niños y niñas, cada uno diferente, cada uno increíble. La superación en cada vida, y la emoción que produce escucharla hace de ella una canción para compartir con todos aquellos a quienes les cuesta comprender que, en primer lugar, todos los niños y niñas tienen derecho a ser felices.

En noviembre presentaron Descontrol, con la colaboración de Beth, donde explican qué ocurre con la llegada de una nueva vida. «Tú lo has cambiado todo» describe el maravilloso caos que conlleva la crianza. «Todo el mundo opinando, expertos en pedagogía, y crianza constante».

Un disco perfecto para abordar cuestiones tan importantes como el compromiso con el cuidado del planeta. En ¿Qué planeta dejamos? «No sabes donde vas, mira a tu alrededor y cambia aquello que haces….» Porque educando y concienciando a los más pequeños también se educa a los más mayores haciendo necesario reflexionar.

Y sobre reflexiones también necesarias está «Cuando me enfado», un repaso a los sentimientos y sensaciones que produce la rabia, tanto a nuestros peques como a nosotros. «Noto como crece, un paso más y explota, explota, explota… siento lo mismo….» «Cuando me enfado no me gusto».

En «Un día mes» Xiula nos cuenta algo conocido por todos los que sabemos lo que sucede al levantarnos con prisas. Con un enorme sentido del humor nos cuentan cómo si de una carrera se tratase, las frases que todos nos repetimos cada día. Imposible no reirse viendo este vídeo de una versión actualizada de uno de los temas corales más conocidos del musical Los Miserables.

«Un día más, a última hora llega un pis inesperado»…. «Cada madre, cada padre, lo dan todo… los semáforos hacen boicot…»

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Encuentro a faltar una referencia a los matrimonios polígamos de un hombre con varias mujeres, una mujer con varios hombres o cualquier otra combinación posible; tan «naturales» como las otras uniones. Hasta cuando los polígamos vamos a seguir estando discriminados.

    También reivindico practicar el sexo y el onanismo en la calle sin restricción, o ir desnudo, no entiendo como algo tan natural, que no perjudica a nadie, puede estar prohibido. Hay que terminar con todo tipo de represiones.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre