miércoles, 19enero, 2022
15.5 C
Seville

Wolfang Wodarg, ex presidente del comité de salud del Consejo de Europa, denunció el escándalo de la falsa pandemia de gripe A: Recuperamos sus denuncia para reflexionar sobre el momento actual

" La gripe A presentó una oportunidad de oro para los representantes de laboratorio que sabían que ganarían el premio gordo si lo hacían."

- Publicidad -

análisis

El ministro Garzón desmonta el truco de lo prioritario…

...aunque muy probablemente no lo pretendía. En un escenario estoy viendo a un ministro que dice lo que piensa sobre la ganadería intensiva, a la...

El Repaso del 19 de enero: Repaso diario de las noticias de actualidad

Como cada día en El Repaso, analizamos las principales noticias de actualidad. Aquí puedes recuperar el Repaso de hoy, 19 de enero Ver...

Casado advierte del riesgo de corrupción en los fondos de la UE pero sigue sin pedir perdón por años de escándalos en el PP

Pablo Casado ha retomado su ofensiva y boicot contra los fondos europeos que le tocan a España por reparto. El hombre cree que el...

Complot contra Donald Trump

Donald Trump, candidato en principio totalmente refractario a la disciplina de partido y devenido en la “bestia negra” del establishment acabó finalmente siendo elegido...
- Publicidad -
- Publicidad-

Estamos viviendo tiempos que nos recuerdan, y mucho, a lo que se vivió con la falsa «pandemia de Gripe A», que terminó por saltar por los aires debido a la denuncia pública que hicieron distintos responsables en 2010 sobre lo que en realidad estaba pasando: el gran negocio de las farmacéuticas que puso en peligro la salud de la población inoculando unas vacunas que no estaban probadas, y que habían sido generadas a raíz de células cancerígenas.

Una «pandemia» que modificó los conceptos hasta el momento existentes para hacer que «todo encajara»: se alteró la definición de pandemia, se generó una situación de pánico y alerta en la población sin precedentes, a pesar de que el virus era mucho menos letal que la gripe estacional conocida hasta el momento.

Wolfang Wodarg era entonces presidente del comité de salud del Consejo de Europa y se atrevió a dar un paso adelante y denunciar lo que estaba sucediendo. Lo hizo mediante una entrevista en L’Humanité, realizada por Bruno Odent que hoy recuperamos debido a la cantidad de reflexiones que este experto, médico e inmunólogo, se planteó en su día y que hoy están de máxima actualidad.

Fruto de su denuncia se abrió un procedimiento de investigación por el cual la OMS se sometió a una auditoría externa . Posteriormente se emitió también un informe del Parlamento Europeo donde se detallaban de manera expresa una serie de consideraciones que en esta pandemia brillan por su ausencia.

Una pandemia que terminó demostrando no ser tal, por la que España terminó destruyendo 6 millones de vacunas contra la gripe A, que tuvieron un coste de unos 97 millones de euros que las farmacéuticas no devolvieron.

En el libro: «¿Qué pasó con la gripe A?» se analiza detenidamente lo sucedido. Aquí puede rescatar algunas de las conclusiones de la gestión de aquella falsa pandemia.

A continuación presentamos para usted el contenido de la entrevista traducido.

  • ¿Qué despertó sus sospechas respecto a los laboratorios en las decisiones tomadas con respecto a la influenza A?

Nos enfrentamos a una falla de las principales instituciones nacionales, responsables de alertar sobre los riesgos y responder a ellos en caso de una pandemia. En abril, cuando llegó la primera alarma desde la Ciudad de México, me sorprendieron mucho las cifras que adelantó la Organización Mundial de la Salud (OMS) para justificar el anuncio de una pandemia. Inmediatamente sospeché: las cifras eran muy bajas y el nivel de alarma muy alto. No éramos ni mil pacientes los que ya hablábamos de la pandemia del siglo. Y la alerta extrema emitida se basó en el hecho de que el virus era nuevo. Pero la característica de las enfermedades gripales es desarrollarse muy rápidamente con virus que cada vez toman nuevas formas, instalándose en nuevos huéspedes, animales, humanos, etc. No había nada inherentemente nuevo al respecto. Cada año aparece un nuevo virus de este tipo «influenza». 

En realidad, nada justificaba hacer sonar la alarma a este nivel. Esto solo fue posible porque la OMS cambió su definición de pandemia a principios de mayo. Antes de esa fecha, la enfermedad no solo tenía que estallar en varios países al mismo tiempo, sino también tener consecuencias muy graves con un número de casos fatales por encima de los promedios habituales. Este aspecto se ha eliminado de la nueva definición para mantener únicamente el criterio de la tasa de propagación de la enfermedad. Y se afirmó que el virus era peligroso porque las personas no habían podido desarrollar una defensa inmune contra él. 

¿Qué le pasaba a este virus? Porque se ha observado que las personas mayores de 60 años ya tenían anticuerpos. Es decir, ya habían estado en contacto con virus similares. Esta es la razón por la que, además, apenas ha habido personas mayores de 60 años que hayan desarrollado la enfermedad. Sin embargo, es a los que les recomendamos que se vacunen rápidamente, en las cosas que despertaban mis sospechas estaba por un lado este deseo de hacer sonar la alarma. Y por otro, algunos datos muy curiosos. Como por ejemplo la recomendación de la OMS de realizar dos inyecciones para las vacunas. Nunca antes había sido el caso. No había ninguna justificación científica para esto. También existía esta recomendación de utilizar solo vacunas patentadas específicas. Sin embargo, no había ninguna razón por la que no deberíamos agregar, como hacemos todos los años, partículas antivirales específicas para este nuevo virus H1N1, «complementando» las vacunas utilizadas para la influenza estacional. No lo hicimos porque preferimos usar materiales de vacunas patentadas que los grandes laboratorios habían desarrollado y fabricado para estar listos en el desarrollo de una pandemia. Y al proceder de esta manera no dudamos en poner en peligro a las personas vacunadas.

  • ¿Qué peligro?

Para acelerar la disponibilidad de productos, se han utilizado adyuvantes en determinadas vacunas, cuyos efectos no se han probado suficientemente. En otras palabras: queríamos absolutamente usar estos nuevos productos patentados en lugar de desarrollar vacunas utilizando métodos de fabricación tradicionales que son mucho más simples, más confiables y menos costosos. No había ninguna razón médica para ello, solo marketing.

  • ¿Cómo podríamos justificar esto?

Para entender, tenemos que volver al episodio de gripe aviar de 2005 – 2006. Fue en esta ocasión que se definieron nuevos planes internacionales para hacer frente a una alarma pandémica. Estos planes se desarrollaron formalmente para garantizar una producción rápida de vacunas en caso de alerta. Esto dio lugar a una negociación entre las empresas farmacéuticas y los Estados. Por un lado, los laboratorios se comprometieron a estar listos para desarrollar los preparativos, por otro lado los Estados les aseguraron que les comprarían todo esto. Al final de este extraño mercado, la industria farmacéutica no asumía ningún riesgo económico al comprometerse con nuevos productos. Y estaba segura de ganar el premio gordo en caso de un brote pandémico.

  • ¿Rechaza los diagnósticos realizados y la gravedad, incluso potencial, de la influenza A?

Sí, es la gripe más normal. Causa solo una décima parte de las muertes causadas por la gripe estacional clásica. Todo lo que importaba y todo lo que llevó a la tremenda campaña de pánico que vimos fue que presentó una oportunidad de oro para los representantes de laboratorio que sabían que ganarían el premio gordo si lo hacían.

  • Estas son acusaciones muy serias que está haciendo aquí. ¿Cómo fue posible ese proceso dentro de la OMS

Un grupo de personas de la OMS está estrechamente asociado con la industria farmacéutica.

  • ¿El estudio del Consejo de Europa también funcionará en esta dirección?

Queremos arrojar luz sobre todo lo que pudo haber provocado esta gran operación de embriaguez. Queremos saber quién decidió, en base a qué evidencia científica, y con qué precisión se ejerció la influencia de la industria farmacéutica en la toma de decisiones. Y finalmente debemos presentar demandas a los gobiernos. El objetivo de la comisión de investigación es que ya no se produzcan falsas alarmas de este tipo en el futuro. Que la población pueda contar con el análisis y la experiencia de las instituciones públicas nacionales e internacionales. Estos ahora están desacreditados porque millones de personas han sido vacunadas con productos que presentan posibles riesgos para su salud. No era necesario. Todo esto también ha resultado en una considerable pérdida de dinero público.

  • ¿Tiene cifras concretas sobre el alcance de este lío?

En Alemania es de 700 millones de euros. Pero es muy difícil conocer las cifras precisas porque ahora estamos hablando por un lado de reventas de vacunas a países extranjeros y sobre todo las empresas no comunican, en nombre del principio de respeto al «secreto comercial» las cifras de los contratos firmados con los Estados y las cláusulas de indemnización que en ellos se constaten.

  • ¿La encuesta del Consejo de Europa abordará también el trabajo de los laboratorios de «presos» en los institutos nacionales de salud?

Sí, veremos la actitud de institutos como Robert Koch en Alemania o Pasteur en Francia, que en realidad deberían haber asesorado críticamente a sus gobiernos. En algunos países, las instituciones lo han hecho. En Finlandia o Polonia, por ejemplo, se han alzado voces críticas para decir: “no necesitamos esto”.

  • ¿No fue posible también la formidable operación de intoxicación planetaria porque la industria farmacéutica tenía «sus representantes» incluso en los gobiernos de los países más poderosos?

En los ministerios esto me parece obvio. No puedo explicarme cómo los especialistas, personas muy inteligentes que conocen de memoria el problema de la influenza, no se dieron cuenta de lo que estaba pasando.

  • ¿Que paso despues?

Sin ir tan lejos como la corrupción directa que estoy seguro que existe, ha habido mil formas en las que los laboratorios pueden ejercer su influencia en las decisiones. Pude ver muy concretamente, por ejemplo, cómo Klaus Stöhr, que era el jefe del departamento de epidemiología de la OMS en el momento de la gripe aviar, y que por tanto preparó los planes para hacer frente a una pandemia que mencioné más arriba , mientras tanto, se había convertido en un alto ejecutivo de Novartis. Y existen vínculos similares entre Glaxo o Baxter (etc.) y miembros influyentes de la OMS. Estas grandes empresas tienen a «su gente» en los dispositivos y luego se las arreglan para garantizar que se tomen las decisiones políticas correctas. Es decir, aquellos que les permitan extraer la máxima cantidad de dinero de los contribuyentes.

  • Pero si su investigación tiene éxito, ¿no será un apoyo para los ciudadanos exigir que sus gobiernos hagan que estos grandes grupos rindan cuentas?

Sí, tiene razón, ese es uno de los grandes problemas relacionados con esta investigación. De hecho, los Estados podrían utilizar esto para impugnar los contratos celebrados en condiciones, digamos, no muy limpias. Si se puede demostrar que es la influencia de las empresas lo que llevó al inicio del proceso, entonces habrá que presionarlas para que soliciten el reembolso. Pero eso es solo el aspecto económico, también está el lado humano, el de las personas que han sido vacunadas con productos que no han sido suficientemente probados.

  • ¿Qué tipo de riesgo han corrido estas personas sanas sin saberlo al vacunarse?

Repito que las vacunas se desarrollaron demasiado rápido, algunos adyuvantes no se probaron lo suficiente. Pero hay algo peor. La vacuna desarrollada por la empresa Novartis se produjo en un biorreactor a partir de células cancerosas. Una técnica que nunca se había utilizado hasta hoy.

  • Obviamente no soy un especialista, pero ¿cómo puede alguien afirmar que fabrica una vacuna a partir de células enfermas?

Por lo general, se utilizan huevos de pollos en los que se cultivan virus. De hecho, necesitamos trabajar con células vivas. Porque los virus solo pueden multiplicarse de esta manera y por lo tanto, por definición, las preparaciones antivirus que lo acompañan. Pero este proceso tiene un gran defecto, es lento, se necesitan muchos huevos. Y es largo y técnicamente complejo. 

Otra técnica con notable potencial consiste en cultivar virus en células vivas en biorreactores. Esto requiere células que crezcan y se dividan muy rápidamente. Es un poco como el proceso que se utiliza para el cultivo del yogur que también se lleva a cabo en un biorreactor, pero en este contexto, la célula ha estado tan alterada en su entorno y su crecimiento que es una célula cancerosa. Y es en estas células de muy alto rendimiento donde se cultivan los virus. Solo para fabricar la vacuna, los virus deben extraerse nuevamente de estas células en las que fueron implantados. Y así puede suceder que durante el proceso de fabricación de la vacuna queden restos de células cancerosas en la preparación. Como ocurre en la producción clásica con huevos. Por tanto, se sabe que en el caso de una vacunación antigripal clásica pueden aparecer efectos secundarios en personas alérgicas a la ovoalbúmina que se encuentra en la clara de huevo, por lo que no se puede descartar que las proteínas, los restos de una célula cancerosa presentes en una vacuna elaborada por un biorreactor, no provocan un tumor en la persona vacunada. De acuerdo con un verdadero principio de precaución, es necesario, por tanto, antes de que un producto de este tipo sea autorizado en el mercado, estar 100% seguro de que tales efectos están realmente excluidos.

  • ¿Y esto no se hizo?

No lo hicimos. La EMA (Agencia Europea de Medicamentos), institución bajo la responsabilidad del Comisario Europeo de Economía, con sede en Londres, que otorga las autorizaciones de comercialización de vacunas en Europa, ha dado luz verde a la comercialización de este producto al argumentar, en este caso, que este método de fabricación no constituía un riesgo «significativo». Esto fue apreciado de manera muy diferente por muchos especialistas aquí en Alemania y una institución independiente sobre medicamentos, quienes en cambio alertaron y expresaron sus objeciones. Tomé estas advertencias en serio. Estudié el expediente e intervine en el marco del comité de salud del Bundestag del que entonces era miembro para que la vacuna no se use en Alemania. Dejé saber que ciertamente no me opuse a desarrollar vacunas con esta técnica. Pero primero era necesario tener una garantía total de inocuidad. Por lo tanto, el producto no se utilizó en Alemania, donde el gobierno rescindió el contrato con Novartis.

  • ¿Pero eso significa que en otros países europeos como Francia el producto se puede comercializar sin ningún problema?

Sí, ha obtenido la autorización de la AME y, por tanto, se puede utilizar en cualquier lugar de la Unión Europea.

  • ¿Qué alternativa pretendes adelantar para escapar de nuevos escándalos de este tipo?

QUIÉN debería ser más transparente, debería quedar claro quién decide y qué tipo de relación existe entre los participantes de la organización. También debe estar al menos flanqueado por una cámara elegida, capaz de reaccionar de una manera muy crítica donde todos puedan expresarse. Este fortalecimiento del control público es fundamental.

  • ¿No es esta la cuestión de otro sistema capaz de abordar un problema que, de hecho, es un bien común para los ciudadanos de todo el planeta que está surgiendo?

¿Podemos dejar la producción de vacunas y la realización de esas producciones en manos de organizaciones cuyo objetivo es ganar la mayor cantidad de dinero posible? ¿O la producción de vacunas no es algo del dominio por excelencia, que los Estados deben controlar e implementar ellos mismos? Ésta es la razón por la que creo que deberíamos abandonar el sistema de patentes de vacunas. Es decir, la posibilidad de una monopolización de la producción de vacunas por parte de un grupo rand. Porque esta posibilidad supone que se sacrifiquen miles de vidas humanas, simplemente en nombre del respeto de estos derechos monopolísticos. Tiene razón, esta afirmación, en cualquier caso, ha adquirido el aspecto de obviedad para mí.

En España recibimos la información de una manera contundente a través de CNN, con Iñaki Gabilondo al frente de los informativos. Es curioso que todo esto se nos haya olvidado tan rápido.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Lo había escuchado. Es imprescindible saberlo con certeza para poder presionar a
    a estos degenerados en los momentos que vivimos, si es una evidencia que entiendo lo del negocio en las empresas, hasta en los instantes en los que debería primar la vida y la salud sobre cualquier interés. Y lo que está pasando en el sur de África o de Asia y América no debe ser ignorado obligando aquesta subespecie de humanos ceda sus patentes o done la mitad de las vacunas necesarias.🕸️ La red corrupta es grande y está amparada por los círculos de poder políticos, pero no es la primera vez ni será la última sino presionamos y pedimos cabezas.

  2. Admito que te he redescubierto, Bea.

    Políticamente estamos en lo que algunos llamarían las “antípodas”, pero verte defender la libertad con ese ahínco, lucidez y valentía pone de relieve algo bueno que ha tenido toda esta locura que llevamos viviendo 20 meses: Descubrir la verdadera calidad humana de una persona por encima de etiquetas políticas.

    Ojalá muchas personas como tú.

    Gracias, Bea.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Los sindicatos denuncian informaciones falsas de la derecha sobre la salud de los trabajadores en el Tribunal de Cuentas

Los sindicatos UGT y CCOO denuncian las informaciones falsas de la derecha, sobre la salud de los trabajadores en el Tribunal de Cuentas. Por...

Moncloa vuelve a “la convocatoria selectiva” de medios a la sesión informativa sobre fondos europeos del Gobierno

Reporteros Sin Fronteras condena la exclusión de una decena de medios de comunicación de la sesión informativa sobre la gestión de los fondos europeos...

República Dominicana y Luis Abinader suscitan un interés histórico en FITUR

Situemos la escena. El rey de España, Felipe VI, termina la visita guiada por el stand de República Dominicana en la Feria Internacional de...

No impedir la puerta es la digna vida

No impedir de ninguna forma la posibilidad de una digna vida es la vida. No impedir que la luz pueda entrar a una sociedad...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Los sindicatos denuncian informaciones falsas de la derecha sobre la salud de los trabajadores en el Tribunal de Cuentas

Los sindicatos UGT y CCOO denuncian las informaciones falsas de la derecha, sobre la salud de los trabajadores en el Tribunal de Cuentas. Por...

Moncloa vuelve a “la convocatoria selectiva” de medios a la sesión informativa sobre fondos europeos del Gobierno

Reporteros Sin Fronteras condena la exclusión de una decena de medios de comunicación de la sesión informativa sobre la gestión de los fondos europeos...

República Dominicana y Luis Abinader suscitan un interés histórico en FITUR

Situemos la escena. El rey de España, Felipe VI, termina la visita guiada por el stand de República Dominicana en la Feria Internacional de...

No impedir la puerta es la digna vida

No impedir de ninguna forma la posibilidad de una digna vida es la vida. No impedir que la luz pueda entrar a una sociedad...