Comúnmente muchos padres de familia bautizan a sus hijos con el nombre de ese artista que aprecian muchísimo, si ese niño/a tiene un apellido de una celebridad mundial, entre sus amigos se siente teñido de orgullo, existen dos clases de fama: fama radiante y fama obscura, si tu nombre o apellido coincide con el de un famoso en lo protervo te sentirás desilusionado por toda una vida.

A continuación te invito a conocer la historia de Wilson que sus dos apellidos coinciden con el narcotraficante, de mayor renombre internacional del siglo XX. Pablo Emilio Escobar Gaviria (1949-1993) para Wilson estos dos apellidos han sido de muchos obstáculos en los aeropuertos internacionales, honestamente sus apellidos son comprometedores, cualquiera puede imaginar que son hermanos, pero él no tiene nada que ver con el señor Pablo. Su niñez fue común y corriente nació en un hogar humilde donde sus padres le inculcaron principios y valores imborrables. Se describe como un hombre, “emprendedor, honesto, solidario, buen amigo, respetuoso y agradecido”.

Wilson Escobar Gaviria (nació el martes 10 de junio de 1958 en la preciosa ciudad de Pereira, Risaralda, Colombia). Estudió administración de empresas y bancaria, se graduó en proyectos control interno, estudió mantenimiento industrial y también ha estudiado para chefs. A los 20 años ya trabajaba en el Banco de Bogotá, donde ocupó muchísimos puestos. Fue coordinador de la red de apoyo de la presidencia de la República, ocupó muchos cargos a nivel de alcaldía. Ha sido profesor de contabilidad comercial y contabilidad bancaria, por muchos años fue tesorero del Instituto de Deportes de Risaralda, ha sido locutor, periodista, amante del fútbol, arte y literatura, de vez en cuando escribe poesía. Él subraya “sigo estudiando y aprendiendo para ser cada día mucho mejor, diariamente trabajo con mucha pasión y amor  para dejarle un legado inolvidable a mis descendientes”.

Es fundador y director del periódico “El Querendón” de Pereira fundado en el 2005 por unos 7 años fue físico después fue virtual y desde el 30 de agosto del 2019 circula físico en todo Pereira. Cuando inició en su mundo del periodismo, era columnista; fotógrafo, periodista, diagramador, diseñador, vendedor y publicista. Los columnista de su periódico son escritores y poetas de diversos países.

 ¿Por qué este nombre, El Querendón?

 –Este nombre nace porque quería tener un periódico que identificara con el nombre de la ciudad que me vio nacer. Pereira es llamada la Querendona trasnochadora y morena. Afirma con mucho entusiasmo.

Anécdotas sobre sus apellidos

Sus apellidos le han marcado mucho en su vida, siempre en los aeropuertos las autoridades lo han dejado pasar después de responder un gigante interrogatorio, nos comparte tres anécdotas: En 1996 viajó a la ciudad de Panamá estando en el aeropuerto internacional la policía lo detuvo y le preguntaron si era familia de Pablo Escobar Gaviria, después de varias horas de interrogantes lo dejaron libre. Para el 2001 semanas después del atentado de las Torres Gemelas, él se encontraba en el aeropuerto internacional de Caracas, Venezuela, los oficiales lo detuvieron, después de un largo interrogatorio y hablar con su abogado lo dejaron libre.

Hace  8 días estaba en un restaurante de Pereira, se encontró con dos amigos de Mar de Plata, Argentina. Cuando él les dijo su nombre completo, ellos le pidieron una foto,   para hablar con sus amistades en Argentina, de que conocieron a un familiar del señor Pablo Escobar, inmediatamente la sensación que sintió fue que lo relacionaron con Pablo Escobar, al final él les recalcó que viene de una buena familia y que no tiene nada que ver con el narcotraficante.

Wilson firmemente ha aplicado  el sublime contenido de la cita  del Científico, filósofo y escritor francés. Blaise Pascal (1623-1662); “Vale más saber alguna cosa de todo, que saberlo todo de una sola cosa”. Tener conocimiento de todo un poco es una maravilla, eso no se enseña en las universidades, se aprende leyendo libros de contenidos que aportan brillantes ideas. Él asegura que sí se pueden hacer realidad nuestras metas; “con transparencia, honestidad y trabajo constante. Hoy en día andamos en un afán de riqueza y poder, pero no andamos en un afán de buscar a Dios al cual le debemos temer y buscarle, temor no quiere decir miedo, quiere decir seguir a Dios y darle gracias a nuestro Creador por cada nuevo día que pasa en nuestra vida”.

Lo más valioso para él es tener un hijo paramédico y empresario Andrés Felipe Escobar, padre de una preciosa niña llamada Samara. Andrés estudió ciencias del deporte en la Universidad tecnológica de Pereira (UTP). Lo más valioso es que la gente de Pereira lo identifique como el querendón. Amigo desde estas líneas recibe mis más sinceras felicitaciones por ser un magnífico emprendedor y que a pesar de tus innumerables obstáculos, iniciando por tus apellidos has hecho de tu vida, una vida de respeto e infinita admiración, el esplendor de tu legado es y será eterna inspiración para todo aquél que tenga el privilegio de conocer de tu existencia.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl mar de la vida no admite la cultura que oprime
Artículo siguienteEspaña 1808, hoy un pueblo valeroso
Reconocido internacionalmente como El chico poeta, Rancho Grande, Matagalpa, Nicaragua, (N. 26 de Junio de1990). Reside en Costa Rica. Es escritor, articulista, biógrafo, gestor cultural y poeta, escribe sobre diversos temas con mayor énfasis en lo cultural y literario; cultiva distintos géneros literarios: poesía, crónicas, artículos de opiniones, prólogos, reseñas y entrevistas. En múltiples ocasiones ha sido colaborador de innumerables revistas y periódicos digitales e impresos de España, EE.UU, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay y Chile. Sus poemas han sido leído en distintas radios online, también han sido incluido en varias antologías poéticas impresas en conjunto con poetas internacionales.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre