sábado, 28mayo, 2022
31.1 C
Seville

Will Smith, la violencia y el modelo patriarcal

El actor entierra su imagen de hombre simpático y afable en apenas un segundo de furia

- Publicidad -

análisis

El Repaso del 27 de mayo: análisis sobre las principales noticias y portadas

Cada día en El Repaso analizamos las principales noticias, echamos un vistazo a las portadas, tanto nacionales como internacionales y comentamos en directo la...

La revisión de los indultos y los errores del Tribunal Supremo

El foco mediático vuelve a sobrevolar el emblemático edificio del Tribunal Supremo. Lo hace después de que este martes la Sala Tercera anunciara que...

Javier Hurtado, el propagandista de Putin del PP

La derecha española va camino de convertirse en la Familia Addams. La fauna de estrafalarios o siniestros personajes que se han ido sumando a...

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...
- Publicidad -
- Publicidad-

A menudo la línea que separa la cordura de la enajenación mental, crónica o transitoria, es extremadamente fina. ¿Qué explica que un buen día un tipo como Putin firme un tratado de no proliferación nuclear y al siguiente se dé a una orgía de sangre y destrucción, mostrándose incluso dispuesto a apretar el botón nuclear para acabar con todo rastro de vida en la Tierra? ¿Cómo entender que un camionero, un honrado ciudadano y padre de familia, pase de ser un señor amable y simpático con sus paisanos a un duro camorrista capaz de meterse a violento piquetero, amenazar de muerte a sus compañeros, pincharles las ruedas del camión y gritar aquello de “Sánchez paredón”? Ese momento dramático, ese minuto de estallido de violencia que no obedece a ningún planteamiento lógico o racional, más allá de las reminiscencias de nuestro cerebro reptiliano prehistórico, sigue siendo un gran misterio de la psicología humana.

La pasada noche, durante la ceremonia de entrega de los Óscar, asistimos a uno de esos fenómenos inexplicables que ha conmocionado al mundo. Will Smith estaba llamado a subir al escenario del Dolby Theatre para recoger la estatuilla a mejor actor por El método Williams, un biopic sobre las peripecias del padre de las famosas tenistas Venus y Serena Williams. Nada hacía presagiar que el merecido premio por una historia familiar de abnegación y esfuerzo pudiera terminar en una extraña embestida de toro bravo. Pero así ocurrió. Cuando al actor Chris Rock se le ocurrió soltar un chiste sobre la alopecia de la mujer de Smith, Jada Pinkett-Smith –a la que comparó por su cabeza rapada con la teniente O’Neil de la película de Ridley Scott–, el ofendido marido se levantó de su asiento, se dirigió al cómico atravesando inquietantemente la pasarela y le obsequió con un sonoro sopapo a mano abierta (digno de una función de capa y espada del Siglo de Oro), que quedará para la historia del cine.

Por un momento los invitados a la ceremonia creyeron que se trataba de una broma, de un sketch guionizado, pero enseguida se comprobó que aquello era algo terrible que no se había visto jamás sobre el escenario en una gala de los premios de la Academia de Hollywood. Tras el guantazo, un pesado silencio se apoderó del recinto, mientras Chris Rock, que creyó estar viviendo un mal sueño, reaccionó tocándose la cara enrojecida, como si se tratara de Stan Laurel tras ser vapuleado por Oliver Hardy, e intentó quitarle hierro al asunto: “Will me ha dado una buena”. Mientras tanto, el autor de la galleta, ya desde su asiento al que había vuelto junto a su señora tras consumar la agresión, gritaba como un energúmeno, más bien un troglodita o macho ibérico que no se sabía muy bien si defendía su honor propio o el de su pareja: “¡Mantén el nombre de mi esposa fuera de tu puta boca!”, espetó en la peor tradición del marido patriarcal.

Se podría entrar a valorar si el chiste del tal Rock había sido grosero e incluso ofensivo para una mujer que está sufriendo un grave problema de alopecia (llovía sobre mojado, minutos antes había soltado otro chascarrillo machista refiriéndose a Penélope Cruz), pero eso no justifica darle una tunda a alguien. Por ese camino, siguiendo la ley Smith, los hospitales estarían llenos de humoristas con un mal día. Y ese sería el final de la comedia. Él mejor que nadie, como estrella mundial, debería saber que la sátira políticamente incorrecta tiene sus reglas en una sociedad donde prevalece la libertad de expresión y donde no cabe la censura, de modo que es preciso saber encajar las burlas con deportividad. De lo contrario, funciona la Fiscalía-Inquisición, la caza de brujas, que es un monstruo todavía más peligroso que el mal gusto de un payaso desafinado.

Ahora bien, ¿qué ha podido pasar por la cabeza de Will Smith para reaccionar como un pistolero sin control de Wild Wild West, como un men in black abducido por un malvado marciano, como un carnívoro zombi de Soy leyenda? Nadie, probablemente ni siquiera él, podrá explicar semejante comportamiento. Hablamos de un hombre que siempre se había destacado por su simpatía y buen humor, un chico llano y asequible que no se lo tiene subido y que acostumbra a conceder entrevistas a todo aquel que se la pide (incluso acepta someterse, pacientemente, a las latosas pruebas científicas de Marron en El Hormiguero de Pablo Motos, un trance más penoso que rodar la peor de las superproducciones yanquis). De cualquier otro actor hubiese cabido esperar ese manotazo extemporáneo, ese ataque de esposo ofendidito. De cualquiera menos de alguien aparentemente pacífico y amable como Will Smith.

Más tarde, cuando el galardonado actor subió a escena para recoger el óscar, soltó un discurso inconexo lleno de titubeos e incoherencias, gimoteando y dando muestras de algo parecido a un evidente desequilibrio emocional. Entre sollozos, el divo pidió disculpas a los miembros de la Academia de una forma extraña, sobre todo cuando dijo eso de que en este momento de su vida se encuentra “superado” por lo que Dios le “invita a ser y a hacer en el mundo”. La aparición del personaje oculto, del iluminado, erizó el vello a buena parte de la concurrencia, un público alucinado por lo que estaba viendo y que desde entonces empezó a entender que algo no funcionaba bien en la cabeza del pobre Will.

Pero si escalofriante fue invocar a Dios tras haber golpeado a un hombre, todavía lo fue más escucharle decir que “el amor te hace cometer locuras” y verlo bailar después –óscar en la mano, dándolo todo y como si nada hubiese ocurrido–, durante la fiesta posterior a la entrega de premios. Tras un suceso tan bochornoso lo normal es irse a casa, tomarse un whisky y meterse en la cama. Quizá todo obedeció al estrés inherente al star-system, a los nervios del momento, a un exceso del show business, que a veces se va de las manos y mucho más cuando se trata de un directo. O quizá el bueno de Will lleve dentro de sí, sin que nadie lo sepa, el germen de la violencia, la rabia y el totalitarismo que se propaga como una fiebre por el mundo en estos tiempos convulsos. Su amigo Denzel Washington fue quien más cerca estuvo del diagnóstico: “En el momento más alto es cuando el demonio va a por ti”. Así, en apenas un segundo de arrebato, se destruye la reputación de un tipo que hasta hoy caía bien a todo el mundo.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Y que se supone que se debe hacer cuando un bárbaro se burla en público de la enfermedad de un familiar, que además está presente ? reirle las gracietas ? Venga hombre …
    Cada vez me cae mejor Will Smith.

  2. Will Smith es un puto subnormal, desde siempre, y tiene la gracia propia de los retrasadiños de su país, sobreactuando incluso «out of stage». No estuvo correcto el pseudo-actor Chris Rock y es la prueba que como partenaire lógico a este discurso sólo podría espolear al insulso Smith, que no vale para nada y en nuestro país quedaría fuera de cualquier guión con posibilidades de éxito (sin contar la basura de S. Segura o A. Vals). Se dió cuenta de ello y no le alcanzaba su escaso talento para reinterpretarse en la vida real. En tanto si con esa edad aún estás para esas chiquilladas; cómo pueden darte Óscar por interpretar a pá-willians en la ficción? Uno tiene todo su derecho a ser en privado machista, incluso misógino, pero luego no te delates a vista de todo el planeta, pailán. Lo más triste es que no dejó opción de defensa a su esposa, quien sí tenía todo el derecho a patear en los huevos al imbécil de Rock. La película de las William es una mierda y cualquier libro impreso en editoriales de vanguardia en Europa es más sólido como guión que este biopic infumable. Si eso vale un Oscar allá, por mí perfecto, pero la película que presentaba a la pareja Bardem-Kidman es infinitamente superior en lo interpretativo y, a pesar de que resta mucha credibilidad tal hipercurrado guión, el papel de Smith no se compara ni de lejos. Es un tongo; una compra de intereses al alza o rescates a la baja entre productoras, con actores y directores en nómina peleando por sus intereses. Mucho más evidente hoy con el vacío cultural y la entrada de muchas plataformas que puede que cambien tal modelo comercial de cine, pero nunca la estupidez americana.
    Sidney Poitier, Morgan Freeman, Spike Lee o Samuel L. Jackson – por ejemplo – son los elementos determinantes que soportan al Blackpower en el cine con mucha dignidad. Mientras, los cómicos negros fracasan con sus complejos ante la industria por su indisimulado afán de asequible (barata más bien) notoriedad, que pierde toda credibilidad entre la audiencia y la crítica extranjera porque nada de este vodevil cuadra entre las artes escénicas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

Manejo Covid: Venezuela mejores resultados que Dominicana

La verdad sea dicha, más allá de los nacionalismos y las fanfarrias por preferencias  imperiales interesadas. Dominicana y la COVID La República Dominicana comparte una isla...

El Gobierno aprobará este martes el PERTE de la Economía Social y de los Cuidados

Pedro Sánchez ha avanzado hoy que el Consejo de Ministros aprobará el próximo martes el PERTE de la Economía Social y de los Cuidados....

Assens reprocha la actitud de Rufián sobre «visitar Waterloo»

Aunque parezca que la historia está contada al revés, lo cierto es que el presidente de los Comunes en el Congreso, Jaume Assens, ha...

El Repaso del 27 de mayo: análisis sobre las principales noticias y portadas

Cada día en El Repaso analizamos las principales noticias, echamos un vistazo a las portadas, tanto nacionales como internacionales y comentamos en directo la...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Soros en el Foro de Davos: «Podemos estar ante el comienzo de la Tercera Guerra Mundial y nuestra civilización puede no sobrevivir»

El multimillonario George Soros ha intervenido en el Foro de Davos para "alertar" de la importancia que tiene derrotar a Rusia de manera urgente....

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...

El mensaje urgente de Ignacio Ramonet (Le Monde) sobre la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y las aves de «destrucción masiva»

Ignacio Ramonet es periodista, catedrático de teoría de la comunicación y especialista en geopolítica. Actualmente es director de Le Monde Diplomatic en español. En...

El editorial del New York Times que gira el relato sobre la guerra en Ucrania: «La guerra se está complicando y EEUU no está...

El editorial con el que abrió su edición el New York Times el 19 de mayo ha supuesto una sorpresa tanto para sus lectores...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Manejo Covid: Venezuela mejores resultados que Dominicana

La verdad sea dicha, más allá de los nacionalismos y las fanfarrias por preferencias  imperiales interesadas. Dominicana y la COVID La República Dominicana comparte una isla...

El Gobierno aprobará este martes el PERTE de la Economía Social y de los Cuidados

Pedro Sánchez ha avanzado hoy que el Consejo de Ministros aprobará el próximo martes el PERTE de la Economía Social y de los Cuidados....

Assens reprocha la actitud de Rufián sobre «visitar Waterloo»

Aunque parezca que la historia está contada al revés, lo cierto es que el presidente de los Comunes en el Congreso, Jaume Assens, ha...

El Repaso del 27 de mayo: análisis sobre las principales noticias y portadas

Cada día en El Repaso analizamos las principales noticias, echamos un vistazo a las portadas, tanto nacionales como internacionales y comentamos en directo la...