«España es Voz» es una página web dirigida por un candidato de Vox. Desde el pasado mes de abril mantiene publicada una encuesta en la que se pregunta a los lectores de este espacio ultra si Felipe VI debe disolver las Cortes, convocar al Ejército y tomar el mando. Es decir, un golpe de Estado en toda regla. Así lo ha publicado eldiario.es que recuerda que en esa página web suelen entrevistarse a líderes neonazis como Melisa Domínguez. También suele ser habitual la presencia del presidente de la Fundación Franco.

Que la extrema derecha de este país está pensando en un golpe de Estado, no es algo nuevo. Desde el pasado mes de diciembre, los ultras están haciendo llamadas a ello. Fulgencio Coll, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, afirmó que «los poderes del Estado deben impedir la investidura». Esto ya era una llamada a subvertir el orden democrático de manera violenta. El propio Santiago Abascal, para defender a Coll, afirmó en redes sociales que «España se va a defender».

Dentro de las medidas propuestas por Vox aprovechando la pandemia, ya se encontraba la dimisión del Gobierno y que el Ejército se hiciera cargo de los servicios esenciales del Estado. Es decir, una toma del poder por parte de los militares.

Además, dentro de las propuestas del partido ultra se encontraba la creación de un gobierno de emergencia nacional que no es otra cosa que la transposición a 2020 de lo que pretendieron los golpistas del 23F, un gobierno que, entonces, iba a estar encabezado por el general Armada. Ya ha habido algún famoso locutor que ha afirmado que «al Gobierno le hace falta un pequeño 23F». Vox llegó a presentar en sociedad, a través de su portavoz adjunta Macarena Olona, rodeada de condicionales, su terna para presidir el gobierno de emergencia nacional que pretenden formar si consiguen derribar al legítimo, al elegido por el pueblo español. Los tres candidatos son: Rosa Díez, José María Aznar y…, Felipe González.

En los canales de redes sociales y de la app de mensajería Telegram creados por los ultras, algunos no oficiales pero en los que están presentes dirigentes y parlamentarios, ya se hicieron también llamamientos al golpe de Estado, tal y como publicó El Plural.

Los ultras ya tienen militares en sus filas, algunos ocupando cargos públicos, y buena aceptación en las Fuerzas Armadas, tanto en la tropa de base como entre una parte de los oficiales. Aprovechan cualquier resquicio para tocar la fibra de los militares y que sientan que la Patria está amenazada.

Ahora está esta web. ¿Lo negarán también como hizo Iván Espinosa de los Monteros ante el vicepresidente Pablo Iglesias? Vox quiere llegar al poder, sea como sea, para implantar un régimen totalitario disfrazado de democracia. Sin embargo, la utilización de Felipe de Borbón como mascarón de proa no hace otra cosa que vincular a su ideología a la institución que ocupa, sin legitimidad democrática alguna, la Jefatura del Estado. Que en España siga habiendo un rey sin que los españoles no lo hayan decidido no es otra cosa que la perpetuación de la voluntad de Franco. Quizá esta sea la causa por la que Vox sigue utilizando a la Corona, una institución muy debilitada y a la que los ultras están haciendo un flaco favor.  

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre