Durante los meses de confinamiento son pocos los aspectos positivos de los que han podido disfrutar los españoles. Uno de ellos guarda relación con la mayor tranquilidad en líneas generales en referencia a los delitos. Así lo demuestran los datos de la policía, habiéndose reducido un ochenta por ciento aproximadamente aquellas acciones ilegales que suelen tener lugar en la calle.

Sin embargo, ahora que el país entero ha entrado en una nueva normalidad con prácticamente las mismas libertades que antes, era de esperar que ciertos delitos regresasen. Un claro ejemplo es el de los allanamientos, los cuales se producen con varios fines.

La Comunidad Valenciana es una de las zonas más afectadas a nivel nacional. Los cerrajeros Alicante 24 horas realizan multitud de servicios día tras día para solucionar el problema ocasionado por individuos que pueden tener diversos objetivos, desde hacerse con el dinero o enseres del interior de una vivienda ajena hasta okuparla ilegalmente para permanecer en ella.

Ante la indefensión que sienten muchos ciudadanos no es de extrañar que opten por poner en práctica varios métodos con los que aumentar la seguridad de sus casas. Precisamente nos hemos puesto en contacto con especialistas del sector para averiguar las claves que pueden dar pie a reducir las probabilidades de que la puerta de acceso a la vivienda sea forzada.

Combatir los accesos ilegales con cerraduras electrónicas

El primer consejo ha sido aportado por los cerrajeros Elche 24 horas, acostumbrados a ofrecer soluciones con carácter de urgencia. Una de ellas pasa por aprovechar al máximo los avances tecnológicos que se han ido produciendo durante el transcurso de la última década.

Antaño era impensable disponer de cerraduras electrónicas cuyo coste estuviese al alcance del español medio. Sin embargo, a día de hoy poco a poco van viendo aumentada su presencia en los domicilios de toda clase de personas.

Y no es para menos, puesto que su relación calidad-precio es insuperable. Retirar el antiguo mecanismo como un bombín que dejaba que desear e instalar el conjunto basado en la electrónica solo acarrea un par de horas, por lo que en el mismo día se deja todo listo para su funcionamiento.

La seguridad de este tipo de cerraduras es máxima. Ello se traduce en una impagable tranquilidad. Incluso si los propietarios o inquilinos están fuera de la vivienda saben que nadie sin su permiso accederá al interior, puesto que se trata de un mecanismo infranqueable.

Por si fuera poco, también ofrece una enorme comodidad, ya que existe la posibilidad de abrir confortablemente la puerta con el control biométrico. Es decir, colocando la huella dactilar el individuo entra en su casa o piso evitando el uso de llaves. También es viable optar por otros sistemas como la inserción de un PIN.

Métodos disuasorios que también pueden prevenir allanamientos

Hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de robos que se producen en las viviendas son planificados con antelación. De hecho, los delincuentes suelen introducir marcas en las puertas de las casas de toda España para recordar si se trata de un fácil o complicado acceso, quien vive ahí, los horarios habituales de la familia, etcétera.

Es por este motivo que aplicar métodos disuasorios puede ser una sobresaliente idea. Expertos en servicios para el hogar están acostumbrados a verlos cada vez que sus servicios son solicitados. Así lo ejemplifican los fontaneros Alicante, quienes al hacer labores prolongadas como reparar una tubería rota suelen contemplar uno de los sistemas más extendidos en la actualidad.

Nos referimos a la automatización de persianas. Es habitual que el propietario deje solo al fontanero para que desempeñe sus labores mientras va a trabajar fuera de casa. Es entonces cuando el especialista se sorprende al ver que las persianas suben o bajan de forma automática. Se trata de un método frecuentemente utilizado para hacer creer a posibles allanadores que hay gente en la casa.

Nuevamente hay que hablar de unos costes muy inferiores a los que suponía antaño. La domótica se ha popularizado hasta tales niveles que, en pleno 2020, son numerosos los fabricantes que luchan por hacerse un hueco en el mercado. Para lograrlo es esencial que ofrezcan precios asequibles, lo cual da pie a que automatizar persianas a día de hoy sea más que viable en términos monetarios.

Algo parecido sucede con el último método recomendado por los cerrajeros Monovar. Básicamente consiste en instalar una cámara de vigilancia que se mantiene siempre conectada a Internet a través de la red Wi-Fi del domicilio. De esta manera existe la posibilidad de ver en directo la casa incluso estando muy lejos de ella: en otra ciudad, un país extranjero, etcétera.

La mayoría de cámaras cuentan con sistema de detección de movimiento. En caso de que alguien logre burlar la seguridad de la puerta, una notificación con alarma es recibida en el móvil del propietario o inquilino. Si comprueba que se trata de un allanamiento basta con llamar rápidamente a la policía.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre