sábado, 20agosto, 2022
25.9 C
Seville

Vuelo de Open Arms y Solidaire Ayuda humanitaria a Mozambique ante la grave crisis que afecta al país

Félix Lareki Garmendia
Félix Lareki Garmendia
Félix Lareki Garmendia es donostiarra afincado en Bizkaia. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao. Su carrera profesional fundamentalmente la ha desarrollado en Xerox España S.A.U. Posee una profunda experiencia en recursos humanos, formación y dirección de grupos de trabajo. Ha impartido múltiples seminarios orientados al desarrollo de habilidades relacionadas con la gestión y el conocimiento de personas así como de la comunicación. Ex profesor de la Escuela Superior Universitaria de Marketing en la Cámara de Comercio de Bilbao, del Master de Marketing y de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad del País Vasco UPV - EHU. Durante 8 años ha estado en política en el País Vasco. Miembro de federaciones deportivas y activo deportista, presidente de asociaciones cívicas, Vice presidente de la Asociación Internacional Aulamar para personas discapacitadas para el disfrute por las mismas de la navegación a vela, a través de una goleta bergantín adaptada específicamente para ellas. Tiene publicados varios libros con ESIC Editorial. Su lema es “pasión por el arte y las personas”, lector empedernido, escritor y analista social. Desde hace cuatro años colabora con Diario16 como articulista habitual, sobre temas sociales, políticos y de opinión.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El vuelo llegó el pasado domingo 11 de julio con más de 33 toneladas de alimentos para ayudar en la grave crisis humanitaria que afecta desde hace meses al norte de Mozambique. El destinatario de la ayuda es Caritas Mozambique. En la iniciativa ha colaborado también la empresa de logística Transjunior


12 Julio 2021.- Un Boeing 787 de la organización Solidaire, comandado por su presidente Enrique Piñeyro, despegó de Barcelona el pasado sábado con destino a Nacala (Mozambique) cargado con más de 33 toneladas de alimentos, con el objetivo de ayudar en la grave crisis humanitaria que está sufriendo el norte del país africano.Este vuelo humanitario, que llegó a su destino el domingo 11 de julio, es una iniciativa solidaria organizada por las oenegés Open Arms y Solidaire, con la participación de la empresa de logística Transjunior.

Las 33 toneladas de alimentos consisten en legumbres, conservas de pescado, arroz y aceite de girasol y han sido entregadas a Caritas Mozambique, que las distribuirá a las poblaciones afectadas.El objetivo es dar apoyo a las comunidades de Cabo Delgado -una región costera en el norte del país africano, en la frontera con Tanzania- que desde 2017 sufren continuos ataques indiscriminados por parte de grupos armados afiliados al Estado Islámico que arrasan las aldeas, torturan, violan y asesinan.

En estos últimos años la violencia yihadista le ha costado la vida a más de 2.800 personas y al menos 730.000 mozambiqueños de esta región han abandonado su tierra. Tres cuartas partes de los desplazados a las regiones limítrofes son mujeres y niños, que en muchos casos no tienen refugio o se encuentran indocumentados y luchan a diario por subsistir. 

Esta iniciativa forma parte de la misión de Open Arms, que desde hace años intenta ayudar a resolver los problemas en el origen. En Mozambique, así como en otros países africanos, la desesperación de centenares de miles de desplazados a causa de la violencia los empuja a emprender viajes muy arriesgados y peligrosos. LAS CAUSAS DE UN CONFLICTO OLVIDADO
Según ACNUR, la oficina de la ONU para los Refugiados, la situación en la región de Cabo Delgado es crítica y se ve agravada por la pobreza crónica, las crisis climáticas consecutivas y los brotes recurrentes de enfermedades, incluida la COVID-19.

Además, el país africano aún se recupera de los dos devastadores ciclones que tuvieron lugar en 2019 y atraviesa una situación sanitaria muy difícil, agravada por la pandemia de COVID-19, que ha dejado sin medios de vida a gran parte de la población, y por el alto riesgo de propagación de otras enfermedades infecciosas como el cólera.

Cabo Delgado es una región rica en piedras preciosas y yacimientos de gas natural y la explotación de sus recursos naturales está en gran parte en manos de multinacionales.

«La realidad es que las necesidades son inmensas, se necesitan más recursos de la comunidad internacional pero también del gobierno de Mozambique, y es importante actuar antes de que sea demasiado tarde«, ha afirmado Gillian Triggs, alta comisionada adjunta para la protección de ACNUR.

Contactos Prensa: 

Laura Lanuza – 649 86 90 01 – laura@openarms.es
Angelo Attanasio – 625 60 25 63 – 
angelo@openarms.es

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído