Tal y como informamos en Diario16, las relaciones Vox y Donald Trump vienen de muy atrás, llegando incluso a participar en reuniones en la Torre Trump y mantienen relaciones muy fluidas con el ala más dura del Partido Republicano. Por otro lado, el apoyo dado por Steve Bannon en la expansión del partido ultra español a través de la utilización del Big Data fue fundamental.

En los últimos tiempos, el partido de Santiago Abascal se ha posicionado en favor de la mano dura de Donald Trump contra los manifestantes y el movimiento Black Lives Matter.

Sin embargo, la adhesión al presidente de los Estados Unidos es de tal calibre que ahora Vox pretende que España se implique directamente en la guerra comercial con China y ataque a una de las empresas clave para el desarrollo tecnológico de España: Huawei.

En una Proposición No de Ley (PNL) presentada en el Congreso de los Diputados, los ultras indican que «España no puede permanecer pasiva ante las implicaciones directas y desconocidas que esta nueva tecnología tendrá en la esfera de derechos y libertades fundamentales de sus ciudadanos» y pretenden que el Gobierno prohíba a compañías extranjeras al servicio de regímenes autoritarios el acceso a la contratación pública y al régimen de liberalización de inversiones extranjeras. Vox hablando de autoritarismo… ¡qué cosas!

Esta es la excusa. Sin embargo, Vox lanza un ataque directo a la empresa china Huawei, tal y como hizo Donald Trump y utilizando los mismos argumentos que el presidente de los Estados Unidos para vetar a esta multinacional. Para los ultras el papel de China y Huawei en el desarrollo del 5G plantea la importancia capital de esta cuestión «para la soberanía y la integridad de una nación y para las más esenciales libertades de sus ciudadanos. Por tanto, se atisba el peligro que la renuncia a una acción y una planificación valiente en esta materia puede comportar para nuestras democracias y para la vida ordinaria de las personas», afirman desde el partido de Santiago Abascal.

No hay que olvidar que China es el país pionero en el desarrollo de la tecnología 5G. Por ello Voz, utilizando la misma argumentación que Trump, ve al país asiático como el paradigma del control del flujo de información dentro del país mientras se aprovecha de la información externa para influir en otros países.

A partir de aquí, los ultras entran en una argumentación  en la que el «Partido Comunista de China tiene a gala el uso del “discourse power”: la creación y difusión de narrativas y relatos que sirven a los intereses del Estado chino y la eliminación de aquellos que amenazan su integridad. China ejerce este liderazgo informativo a través, principalmente, del consorcio Huawei», afirman desde Vox que no dudan en utilizar como argumento las acusaciones vertidas desde la paranoia de la Casa Blanca:

«Sin embargo, sobre esta compañía pesan acusaciones de espionaje generalizado a gobiernos y a empresas occidentales, de ser el brazo de vigilancia del Partido Comunista y del Gobierno chino y suministrarle información confidencial, así como de colaborar en la represión de más de 1 millón de musulmanes pertenecientes a la minoría étnica uigur en Xinjiang».

Para dar fundamento y fuerza a sus argumentos, Vox utiliza el hecho de que el Departamento de Comercio de los EEUU de Trump publicara una lista negra con las empresas consideradas como una amenaza para la seguridad nacional, entre las que se encuentra Huawei, evidentemente.

«Los vetos a Huawei y a otras empresas que pueden constituir un peligro para la seguridad nacional, como ZTE, se evidencia con la prohibición del uso de equipos de telecomunicaciones fabricados por estas compañías al servicio de regímenes totalitarios. Así, EEUU hace campaña activa en favor del veto por sus aliados. Otros países que han optado por el veto son Francia, Australia, Nueva Zelanda, Japón y el Reino Unido, que impide que las empresas británicas puedan adquirir materiales 5G de Huawei a partir del 31 de diciembre», señalan desde Vox.

La realidad es que Abascal y su partido han entrado en el juego de Trump porque, casualmente, Huawei se había convertido en la principal amenaza para una de las grandes multinacionales de la comunicación, Apple, y había conseguido el liderazgo mundial en ventas de smartphones y tablets.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. “Vox se alía con Trump y pretende iniciar una guerra comercial contra China a costa de Huawei”
    Aznar 2? esta gente hace bueno al virus. Dios los cría y ellos se rejuntan.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre