Foto: Flickr Vox

Tal y como informó en exclusiva Diario16, Vox cerró acuerdos de gobierno con Gabriel Amat en Roquetas de Mar y con Francisco Góngora en El Ejido. Sin embargo, lo que podía ser un paso adelante del partido de extrema derecha ha tenido como consecuencia que su estructura orgánica en Almería haya saltado por los aires.

El presidente de Vox Almería, Juan Francisco Rojas, según distintas fuentes consultadas por Diario16, habría presentado su dimisión irrevocable de manera verbal, hecho que ha generado el cambio de todo el Comité Ejecutivo Provincial, un hecho que enlaza con el envío de una dura carta en la que advertía de que «no toleraré quebranto manifiesto de la disciplina de partido por parte de los miembros de este Comité o cualquier otro afiliado con cargo orgánico dentro de esta provincia».

Las mismas fuentes confirman que estos hechos han sido consecuencia de las discrepancias internas generadas tras el pacto con dos alcaldes que están pluri imputados por la Justicia por presuntos delitos relacionados con la corrupción.

El pasado lunes informábamos en exclusiva de las condiciones del acuerdo en Roquetas de Mar entre Vox y el PP de Gabriel Amat: apoyo a cambio de las concejalías de Recaudación, Playas y Comercio. Este pacto se cerró sin importar los problemas judiciales tanto de Amat como del líder de Vox en Roquetas, José Ignacio Cerrudo. El líder del PP almeriense tiene abiertas 18 causas judiciales por presunta corrupción a las que hay que sumar más los recursos sobre los autos de archivo en el Juzgado número 1 de Roquetas de Mar. En el número 4 de Roquetas tiene otra causa abierta, denunciada por el Fiscal, con nombres y apellidos, contra él, su yerno y un funcionario. Y a esto sumar los otros dos procesos que se siguen en Almería, algunos de ellos también con sus respectivas piezas separadas, en concreto, por el pago a medios de comunicación de más de 800.000 euros en publicidad sin contratos y con informes de contrario del interventor, o el conocido como caso Hispano Almería donde, entre otras, se investiga la presunta financiación ilegal del Partido Popular en distintos municipios de la provincia: Roquetas de Mar, Níjar, Adra, etc.

Por su parte, Cerrudo fue condenado recientemente por un tribunal y, según la sentencia a la que ha tenido acceso Diario16, ha sido declarado en rebeldía por la Justicia.

En el día de ayer publicamos también en exclusiva cómo en El Ejido el Partido Popular y Vox habían cerrado un acuerdo de gobierno por el que cuatro concejalías pasarían a manos del partido de extrema derecha: Comercio, Tercera Edad, Régimen Interno y Cultura.

Sin embargo, al igual que en Roquetas, Francisco Góngora, el alcalde de el Ejido también está imputado por la comisión de presuntos delitos contra la Hacienda Pública. Además, la Fiscalía del Tribunal Supremo investiga Francisco Góngora por un presunto delito de blanqueo de capitales.

La provincia de Almería es uno de los principales graneros de votos para la formación de ultra derecha. Por esta razón, la crisis generada porque en dos de los ayuntamientos más importantes de la provincia Vox haya pactado con dos alcaldes imputados por presuntos delitos de corrupción puede tener consecuencias para el partido a nivel nacional. ¿Bajará Abascal a Almería montado en su caballo blanco a poner orden?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 5 =