Aquellos que se pensaban que las grandes manifestaciones por la unidad de España acaecidas en Cataluña en los últimos meses eran algo folclórico o festivalero, se equivocan.  Gracias al proceso independentista catalán Vox ha conseguido un triunfo histórico e inobjetable en Andalucía y que se proyectará en un futuro próximo al resto de España.

La proclamación de la república catalana el día 27 de octubre de 2017 fue un acontecimiento histórico que enfureció al nacionalismo español. Todos esos sentimientos patrios se encontraban en letargo hasta que de repente el volcán hizo erupción ¿Cómo explicar que en los balcones de las casas y de los edificios, en la mayoría de los pueblos y ciudades españolas, se hayan colgado miles de banderas rojigualdas? España está en peligro y con ardor guerrero miles de patriotas se lanzan a las calles al grito de ¡viva España! Resucita la una, grande y libre, en defensa de la herencia sacrosanta de la monarquía, el estado de derecho, la constitución y la democracia. ¡Vivan las caenas! A luchar hasta la última gota de sangre en memoria de los héroes gloriosos: don Pelayo, los Reyes Católicos, el Gran Capitán,  el Cid Campeador y el caudillo Francisco Franco por la gracia de Dios. España con 500 años de historia común es indivisible tal como reza el dogma constitucional.

Y de repente en las elecciones andaluzas del domingo 3 de diciembre, donde todo el mundo esperaba que el PSOE consiguiera mantenerse en el poder gracias a una alianza de conveniencia con algún partido comodín, estalló la bomba: ¡VOX 12 diputados  y casi 400.000 votos! – hace 4 años tan solo sacó 18.000 votos-  Este cataclismo político de  magnitud de 10 grados en la escala de Richter con toda seguridad va a proyectarse a nivel nacional en las próximas elecciones generales, municipales, autonómicas y europeas. La suma de la derecha del PP, Cs y Vox (con 26, 21 y 12 respectivamente) les dan la mayoría absoluta. Mientras tanto la izquierda en estado de shock se tira de los pelos y se rasga las vestiduras ¡alerta antifascista! ¿Qué hemos hecho para merecer esto? ¿En qué fallamos? Y lo peor de todo es que VOX ha conseguido conquistar los más diversos sectores de la sociedad que va desde los albañiles hasta los oligarcas. Los analistas hacen esfuerzos sobrehumanos por explicar este fenómeno tan insólito que los ha dejado medio groguis. Definitivamente los electores más radicales decidieron escenificar la venganza en los colegios electorales al meter el voto en la urna como si se tratara de un cuchillo que corta la yugular de los enemigos de España. Al fin y al cabo Andalucía es el bastión inexpugnable de la monarquía borbónica.

Pero existen unos antecedentes que no se pueden pasar por alto. Rajoy y los partidos constitucionalistas no se atrevieron a aplicar con todo el rigor el artículo 155 de la constitución para desmovilizar al independentismo catalán. Obviaron  cerrar televisiones, radios, periódicos “golpistas”, asumir por decreto ley la competencia en educación y seguridad y, especialmente, declarar al español como la lengua oficial de la comunidad autónoma catalana. Según la extrema derecha debió llevarse a cabo una especie de limpieza étnica y social con el propósito de demoler por completo las estructuras del separatismo.  Su máxima exigencia es que la justicia condene sin contemplaciones por rebelión, sedición y traición a la patria a esos políticos golpistas que “merecen pudrirse en las mazmorras”. Pero quizás la gota que rebosó el vaso haya sido la moción de censura que derribó al PP y elevó a la cima del poder a Pedro Sánchez,  con el apoyo de los “comunistas” de Podemos, separatistas catalanes y los “terroristas” vascos. La suma de todos estos factores ha desencadenado el apocalipsis electoral.

El pueblo andaluz  ha demostrado un alto grado de incongruencia y de ignorancia política  pues un día son capaces  de votar  por las opciones más progresistas  y al otro por la ultraderecha más radical. Se acostaron con la camiseta del che Guevara y se levantaron con el yugo y las flechas.  Este típico caso de esquizofrenia colectiva denota que no existe  memoria histórica, ni conciencia social, pues arrastrados por la rabia y el odio han preferido abrazar los principios fundamentales del “movimiento nacional”.

Asistimos estupefactos al rebrote de la xenofobia y el racismo, la criminalización de los  inmigrantes, especialmente a los de rasgos árabes o africanos, VOX pretende derogar la ley de violencia de género, la ley de memoria histórica, la ley del aborto, cerrar Canal Sur, reivindicar el patriarcado, ese machismo españolista que condena a las mujeres a criar hijos y a cocinar. Vuelve la España arcaica que defiende los valores más retrógrados, la caza, la tauromaquia, el nacionalcatolicismo de las misas y las procesiones de semana santa, el novio de la muerte o el Cristo de la buena muerte.

Esta tragedia se ha consumado como consecuencia de casi 40 años de Socialismo Andaluz  PSOE, partido único e institucional que no ha podido atajar los casos más abyectos de corrupción, prevaricación y clientelismo, que se traduce en el robo de  millones y millones de euros de las arcas públicas en un país donde campa a sus anchas el paro y la marginación social.  Hechos irrefutables que ha propiciado un demoledor voto de castigo del ala más radical del nacionalismo español.

Felipe VI se ha revelado como el mejor jefe de campaña de Vox. Su majestad el rey en su discurso del 3 de octubre del 2017 apasionado arengó a sus huestes: “todos hemos sido testigos de los hechos que se han ido produciendo en Cataluña con la pretensión final de la Generalitat de que sea proclamada –ilegalmente- la independencia de Cataluña…” “con su conducta irresponsable incluso pueden poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y España…” “Han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional…” “es responsabilidad de los poderes del Estado asegurar el orden constitucional…”  Esta ha sido la mejor propaganda para los nostálgicos del Imperio español que vuelve a resurgir. Castigo a los súbditos catalanes desleales,  ¡Make Spain great again! Es la hora de recuperar el orgullo y levantar la moral; hierve la sangre y esa furia española que en su día conquistara los cinco continentes.  Que Cataluña quiera separarse de la madre España  y proclame la república es una afrenta imperdonable ¡a mí la Legión! ¡Viva la Guardia Civil y la Policía Nacional! ¡Vivan los toros y la paella! que venga la Armada Invencible a imponer el orden y la ley. “No nos engañan Cataluña es España”

VOX viene a hacer justicia y a poner de rodillas a esa antiespaña de blasfemos y sacrilegios ateos que pretenden profanar la tumba del caudillo Francisco Franco en el Valle de los Caídos.

El  número de andaluces y sus descendientes en Cataluña se eleva a más de un millón (9% del población) llegados en la época de la emigración forzada -allá por los años sesentas y setentas- a causa de la miseria y el hambre. Ellos han sido los principales valedores de la derecha españolista -encarnada en Ciudadanos- y que se convirtió en el partido más votado en las pasadas elecciones catalanas. Por un efecto mimético ahora esta deriva se ha trasladado a su propia tierra propiciando el resurgir de VOX que ha cambiado por completo el mapa político andaluz.

La ultraderecha se fortalece a nivel mundial y España no va a ser la excepción teniendo en cuenta que ningún otro país europeo heredó el Jefe de Estado que juró los principios fundamentales del movimiento nacional de un régimen fascista, ni mantuvo sus símbolos, ni permitió la impunidad de los crímenes de lesa humanidad, ni la continuidad de todo sus aparato represor.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

6 Comentarios

  1. No creo que los andaluces que votaron a VOX se acostaran con la camiseta del Che y se levantaran con el yugo y las flechas. Seguramente se acostaron hartos de paro, salarios de risa y miserias varias, y se levantaron igual, pero más cabreados después de una noche de insomnio y viendo a “los de siempre” decir “lo mismo de siempre” para después seguir haciendo “lo de siempre”. Y la gente se va hartando de que solo se piense en las poltronas y las prebendas. Leí hace unos días un artículo (no recuerdo el periódico ni el autor) en el que se decía que había 3.000 cargos en el aire, por haber sido designados a dedo y, por lo tanto, era previsible su cese para que los nuevos “triunfadores” nombraran a “los suyos”. Alguien piensa que eso es de recibo ?
    Eso si, después la culpa es de los votantes. Pues no, señores. La culpa es de la incompetencia de esos políticos que piensan aquello de “comido yo, comido mi caballo” Ahora los “Barones ?socialistas? andan preocupados. Pero no por sus ciudadanos. Solo por el miedo a perder su poder y sus poltronas.

  2. El autor de este artículo tira de manual “antifascista” para hacer una valoración del por qué VOX ha obtenido tan buen resultado en las pasadas elecciones autonómicas de Andalucía. Pero al leer todo el texto, llego a la conclusión de que desconoce bastante, primero la realidad política andaluza y también al propio VOX. Cuando dice “El pueblo andaluz ha demostrado un alto grado de incongruencia y de ignorancia política pues un día son capaces de votar por las opciones más progresistas y al otro por la ultraderecha más radical” me demuestra lo que conoce (o debe escribir) sobre el resultado electoral. Soflama pobre para un público ávido de azote al contrario. Eso sí, justicia señor, pero por mi casa no. Soy andaluz y no me considero ignorante, más bien me gusta leer a todos (hasta a este periodista) para tomar distancias con los contenidos sesgados y sacar mis propias conclusiones informativas.

    • NO SE QUE SIMILITUD PUEDE TENER EL PUBLO ANDALUZ CON EL VASCO.SI TAL COMO PREGONIZAN LOS POLITICOS PROFESIONALES, HAY 400000 ANDALUCES QUE NO TIENEN NI IDEA DE LO QUE VOTAN, PERO AYER POR UNA EMISORA DE RADIO, DIERON A CONOCER UNA ENCUESTA SOBRE 10000 ENCUESTADOS , EN VIZCAYA Y GUIPUZCOA, Y EN UNAS HIPOTETICAS ELECCIONES AUTONOMICAS HOY DIA, VOX SERIA 2ªFUERZA Y SOLO A 2 PUNTOS DEL pnv, QUE HA SIDO EGEMONICO DESDE HACE 40 AÑOS. SI ESTO SE CUMPLE , Y TIENE TODA LA PINTA DE QUE SI, RESULTA LOS ANDALUCES NO SABEN LO QUE VOTAN , PUES LOS VASCOS LES VAN A SUPERAR. CREO QEU LOS PARTIDOS TRACICIONALES ESTAN DESCONCERTADOS. SE LO HAN GANADO A PULSO POR ESTAR TANTOS AÑOS ROBANDO AL PUEBLO.EN ANDALUCIA VOX , HA SIDO EL CUARTO PARTIDO, EN EL PAIS VASCO SERIA EL SEGUNDO. TODO APUNTA A QUE VOX , VA A CAMBIAR LA POLITICA ESPAÑOLA, ESO SI NO SE PONEN TODOS DE ACUERDO PARA ILEGALIZARLO, QUE EN ESTE PAIS TODO ES POSIBLE. COMO EJEMOPLO DE LA UNIDAD DE LOS GOLFOS, TODOS SE HAN PUESTO DE ACUERDO DE QUE SON ULTRADERECHA,Y EN ESTO SE PONEN DE ACUERDO PPCON BILDU. ESO SI NADIE SE HA LEIDO SU PROGRAMA.

  3. partiendo de la base de que el pueblo no es tonto , y sabe muy bien lo que vota y porquè , los demàs partidos no deben de demonizar a VOX, ya que produce el efecto contrario al que persiguen, esta demostrado que cuanto mas les atacan mas votos les asignan las encuestas. A mi juicio deberìan analizar el porquè el pueblo les vota y porquè a dejado de votarles a ellos.El ciudadano ya no traga lo derechas o izquierdas.Acaso alguien me puede detallar las diferencias de hacer politica de PP y PSOE, yo no sabria decir quièn de los dos hace polìtica mas de derechas. Yo siempre he votado PSOE, salvo las ùltim<s soy uno de los 400000 que voto a Vox, y no permito que nadie me diga que voto con incongruencia e ignorancia. Visto el ganado que tenemos , en principio voto a lo que considero lo mejor, o lo menos malo, porque viendo el panorama.

    • Yo y mi familia siempre hemos votado PSOE, pero viendo lo que hay , nunca he tenido tan claro el voto. en lo sucesivo votarè a Vox en todas las elecciones, porque de momento , parecen los mas serios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here