Vox rompe el consenso contra la violencia machista en Madrid, tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad Autónoma. Es el precio que el PP y Ciudadanos tienen que pagar, entre otras cosas, por necesitar los votos de la extrema derecha para gobernar.

La formación de extrema derecha frustra las declaraciones institucionales contra la violencia machista en el Ayuntamiento y la Asamblea de Madrid para el 25 de noviembre, Día contra la Violencia de Género.

Así, por primera vez en 14 años, no habrá una moción conjunta por el día internacional contra la violencia de género.La líder de la formación de extrema derecha en la región, Rocío Monasterio, ha justificado su postura afirmando que «es sano para la política española que haya un punto de discrepancia». Reclaman, dice, «que se cuestionen determinados puntos de la ley de violencia de género«.

Una decisión que no se explican en el resto de grupos. «Hay que dejar de hacer electoralismo, hay que dejar de hacer política con este tipo de cosas y hay que volver a la sensatez», ha reclamado el portavoz adjunto de Ciudadanos en la Asamblea, César Zafra. Sin embargo, no romperá la relación para seguir en el Gobierno.

Por su parte, desde Podemos advierten a PP y Ciudadanos en contra de dejarse llevar por el discurso de Vox. «Que la derecha no asuma la agenda de la extrema derecha», ha pedido la portavoz de la formación morada en la cámara, Isa Serra.

«El PP no es sospechoso en la defensa de los derechos de la mujer y la lucha contra la violencia de género», ha defendido el portavoz popular, Alfonso Serrano.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − 4 =