Las élites españolas no han digerido nunca bien que el poder esté en manos de políticos y políticas que tienen como base fundamental de su acción de gobierno la justicia social. La historia de España está llena de ejemplos y siempre que ha ocurrido algo así, los poderosos han utilizado a los partidos populistas de derechas como ariete para derribarlos.

Durante la II República, tras las elecciones de febrero de 1936 y la llegada al poder del Frente Popular, las élites utilizaron a la ultraderecha y a los militares para dar un golpe de Estado que protegiera sus privilegios. En los años finales de la Transición, aquellos que habían vivido muy bien a la sombra de Franco, aprovecharon la caída en desgracia de Adolfo Suárez, la crisis de la UCD y el terrorismo de ETA como excusa para intentar derribar el 23F —con presuntas connivencias de la propia clase política y de la Jefatura del Estado— los avances democráticos conseguidos tras la muerte del dictador.

Ahora está ocurriendo lo mismo. La crisis sanitaria provocada por el Covid19 está sirviendo de acicate para los ultras a la hora de instar a la perpetración de un golpe de Estado contra el Ejecutivo elegido democráticamente por la ciudadanía.

Desde el pasado mes de diciembre, desde las filas ultras, se están haciendo llamadas a ello. Fulgencio Coll, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, afirmó que «los poderes del Estado deben impedir la investidura». Esto ya era una llamada a subvertir el orden democrático de manera violenta. El propio Santiago Abascal, para defender a Coll, afirmó en redes sociales que «España se va a defender».

Dentro de las medidas propuestas por Vox aprovechando la pandemia, se encontraba la dimisión del Gobierno y que el Ejército se hiciera cargo de los servicios esenciales del Estado. Es decir, una toma del poder por parte de los militares.

Además, dentro de las propuestas del partido ultra se encuentra la creación de un gobierno de emergencia nacional que no es otra cosa que la transposición a 2020 de lo que pretendieron los golpistas del 23F, un gobierno que, entonces, iba a estar encabezado por el general Armada. Vox presentó en sociedad, a través de su portavoz adjunta Macarena Olona, rodeada de condicionales, su terna para presidir el gobierno de emergencia nacional que pretenden formar si consiguen derribar al legítimo, al elegido por el pueblo español. Los tres candidatos son: Rosa Díez, José María Aznar y…, Felipe González.

La última de Vox se ha visto en los canales creados por los ultras, algunos no oficiales pero en los que están presentes dirigentes y parlamentarios, en los que se están haciendo llamamientos al golpe de Estado, tal y como ha publicado El Plural.

Los ultras ya tienen militares en sus filas, algunos ocupando cargos públicos, y buena aceptación en las Fuerzas Armadas, tanto en la tropa de base como entre una parte de los oficiales. Aprovechan cualquier resquicio para tocar la fibra de los militares y que sientan que la Patria está amenazada.

En parte, Vox tiene razón. España está amenazada, pero no por el Gobierno ni por los independentistas. La amenaza que tienen todos los compatriotas están en las élites capitalistas que no dudarán en que el pueblo se muera de hambre si con ello sus riquezas aumentarán o sus cuentas de explotación satisfarán a los mercados.

Sin embargo, es muy grave que se esté hablando de golpe de Estado. No se trata de una boutade. Ya no. La propaganda ultra, gracias a sus redes de bots propagadores de bulos, ha conseguido calar y están logrando unos niveles de desafección hacia la democracia entre el pueblo que podrían hacer que la ciudadanía viera con buenos ojos un cambio de régimen. Y eso está pasando sin que nadie haga nada o aplique la Ley de Partidos.

14 Comentarios

    • yo creia que pedro sanchez lo que habia hecho es juntar varios partidos, VOTADOS POR CIUDADANOS, y obtener la mayoria parlamentaria, podemos no es podemos, son unos cuantos millones de ciudadanos, lo mismo que los fachas los eligen , desgraciadamente, otros ciudadanos y por eso tienen representacion, y democracia es trabajar tdos juntos , en funcion de lo que HAN ELEGIDO LOS CIUDADANOS, lo entiendes o te lo deletreo

  1. Para que Vox diese un golpe de estado tendría que pretender quitar al Rey.
    El jefe de estado es el Rey no Pedro Sanchez.

  2. Pedro Sánchez no dió ningún golpe de estado, sino que presentó una moción de censura contra Rajoy y el PP(nido de corruptos y corrupción). La cual se votó en el congreso y salió apoyada por la mayoría de la cámara. El pueblo ya eligió a la izquierda en las urnas y la derecha perdió, cuanto antes lo asuman, antes lo superarán.
    Vox lo único que está haciendo es autodestruirse como partido, lastrando al PP de un Casado que pone el rumbo de su partido, cada vez más dirigido hacia la extrema derecha. Para más información, ver encuestas actuales de intención de voto.

  3. El actual gobierno a estado atribuyéndose poderes del estado de excepción y sitio durante un estado de alarma por medio de decretazos, los medios cayados. Esto lo hace el PP o Vox y tendriamos decenas de titulares del palo ¨El regreso de Franco¨ o ¨La derecha mata a la democracia¨ etc…

    La doble moral izquierdista, menos mal que cada vez hay menos a lo largo del mundo. Haber si en España espabilamos y los mandamos al lado de la izquierda Francesa, Polaca o en unos mesecillos la Italiana.

    • Vaya derecha biliosa tenemos, que se anden con ojo porque si van por las armas les daremos una soberana patada en el culo. Se ven fuertes en redes pero la juventud es de izquierdas. A ver qué futuro pueden ofrecer una cuadrilla de viejucos, jóvenes medio imbéciles y, como diría Manolo, militares subnormales, parásitos sociales.

      • Cuidado, Sergio, pero la Guardia Civil, la Policía Nacional, el Ejercito, Los Jueces y los medios son herederos directos del aparato franquista. Miré cómo reaccionan a que les quiten a uno de los suyos del poder. Marlaska ha iniciado su purga y puede que las consecuencias sean un alzamiento militar.

  4. No soy de ninguna elite capitalista, pero si un vago de izquierdas, que quiere el #DamePaguita, ocupa casas de otras personas, muchas veces trabajadores también, haciendo que el dueño pague el agua, luz y destrozándole la propiedad, sus ingresos son plantaciones de marihuana . Que los comunistas te amenacen con quitarte los ahorros para comprar votos y llenar la “nevera” de los que no aportan nada, los que si te murieses de sed no te darían un vaso de agua, es decir los que son de izquierdas, no veo la “justicia social” por ninguna parte, sino injusticia social, lo que dice el artículo no lo creo. Pero si alguien diese un golpe de estado y me librase de estos parásitos le estaría agradecido.

    • Un claro ejemplo de lo que decía más arriba.

      Vayan haciendo desaparecer sus afiliaciones a Sindicatos o partidos de izquierda porque ya están preparando las zanjas otra vez.

  5. Justicia social el PSOE y UNIDAS PODEMOS, jajajaja jajajaja del pisito de Vallecas
    Al casoplon de Boadilla!! O el de los conciertos vacaciones en Falcón!!….. justicia social!? Delegar en autonomías la decisión o no de solicitar el estado de alarma o la responsabilidad de la gestión en la vuelta al colegio!?

  6. Vaya pinta de pajillero tiene el subnormal que ha escrito esto. Otro comprado por el dineroto del estado, que es el mio también, si de mi dependiera estabas ya mismo en el paro, analista de mierda.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre