Por si a alguien le quedaba alguna duda de lo que Vox representa y defiende, su vicesecretario de Relaciones Institucionales, Iván Espinosa de los Monteros, lo deja claro al definir a Podemos como “”la izquierda sucia, malvendida y con coleta”.

Son declaraciones que realizó Espinosa de los Monteros hace días en una televisión de Miami, quien también ha planteando la ilegalización de los partidos que “no creen en la unidad de España y no renuncian al marxismo”, y poniendo de ejemplo al partido morado,.

Iván Espinosa de los Monteros y de Simón, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales en el Instituto Católico de Administración y Dirección de Empresas (ICADE) y “ha vivido, trabajado y estudiado en Estados Unidos”, según su escueto perfil en la página web del partido de Santiago Abascal, en la que se le define como “emprendedor”.

Tiene 47 años y es hijo de Carlos Espinosa de los Monteros, ex Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España y expresidente de Iberia entre 1982 y 1985.

Ha estado vinculado a Vox desde su formación en 2013. Según publicó InfoLibre, es administrador único de la promotora de viviendas de lujo Premium Capital Management SL, la empresa que registró el dominio del partido de extrema derecha en enero de 2014. En su perfil de Twitter afirma que “la cultura no es de izquierdas, el patriotismo no es de derechas y el liberalismo no es pecado. Eso sí, progre es a progreso lo que carterista es a cartera”.

Su esposa es Rocío Monasterio, una arquitecta y empresaria vinculada también a Vox cuyo nombre suena fuerte para encabezar la candidatura de Madrid en las próximas elecciones municipales del 26 de mayo.

Monasterio escribía en la red social que dicho texto se “compromete a luchar contra la ideología de género” y para ello “eliminarán las subvenciones a los chiringuiyos ideológicos” y “los padres podrán evitar que sus hijos sean adoctrinados en la ideología de género”. Espinosa de los Monteros y Monasterio comparten también su vinculación a la Fundación One of Us, que se define como “pro vida” y “pro familia”, según Moncloa.com.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre