El Corona-Virus, trasmutado a COVY 19 y golpeando primero a China, hay que situarlo en el marco de los forcejeos y competencias que EEUU ha provocado al incorporar con más fuerza la guerra biológica dentro de su esquema de guerra global infinita.

El COVY 19 no es un maíz. Pero es obvio que el peligro que representa esta siendo empleado para encubrir y/o minimizar epidemias y pandemias políticos-sociales de mayor mortalidad, generadas por virus como el Hambre-Virus, Impunidad-Virus, Corrupción-Virus, Partidocracia-Virus, OEA-Virus, Feminicidio-Virus… los cuales cuentan con la suprema protección del Virus-Conservador.

¿Cuántas muertes provocó la OEA asumiendo la invasión militar de EEUU en nuestro país en 1965 y durante la vigencia del Estado terrorista presidido por Joaquín Balaguer? ¿Cuántas recientemente en Bolivia, Honduras, Haití y Venezuela…?

¿Y el hambre-virus o el patriarcado-virus?

En este contexto el mega-virus que encarnan la gran empresa privada dominicana y corporaciones transnacionales como ODEBRECHT, BARRIK GOLD, FALCONBRIDGE, liberado por el Gobierno de turno, mutó para dar paso al dialogo entre todas las fuentes de esos agentes patógeno, en un Consejo Económico Y Social destinado a desempolvar a Monseñor Agripino Núñez Collado (el desacreditado jerarca de la Iglesia Católica dominicana designado históricamente para mediar siempre a favor del bloque conservador), luego de la grave afección que sufriera por encubrir al presidente medina y su clan de gobierno -junto a conspicuos representantes del gran capital privado- el Virus-Odebrecht en Punta Catalina. ¡Una estafa de más de 2000 millones de dólares!

Previamente el Presidente Medina liberó el OEA-Virus para provocar una investigación favorable al gobierno y al sistema institucional tramposo, después del golpe de Estado electrónico que provocó la anulación de las votaciones municipales el pasado 16 de febrero; anunciando ahora un reporte posterior a los nuevos comicios fijados para el próximo domingo 15 de marzo. ¡Otra maniobra para imponer la impunidad que protege al sistema electoral fraudulento!

El Virus-Conservador cubre un gran espectro en cuanto a protección de esta suma de virus genocidas.

Cero Constituyente, cero destitución de la Junta Central Electoral-JCE, cero investigación independiente de lo acontecido el 16 de febrero, cero destitución del Procurador General de la República e imposición de las indagatorias encubridoras “made in OEA”, son -entre otras- las metas de ese destemplado conservadurismo que procura preservar todo un sistema viral de nefasta consecuencias.

ESTA INSTITUCIONALIDAD SE PUDRIÓ Y DEBE SER REMPLAZADA

Sus sustentadores no quieren entender que estamos frente a la descomposición incontenible del modelo político-institucional impuesto en 1966 por la ocupación militar de EEUU, al que en la década de los 80 le superpusieron la restructuración y recolonización neoliberal del capitalismo, en franco deterioro en nuestro país y en toda Nuestra América.

Quieren ignorar las peleas a muerte entre dos facciones mafiosas del PARTIDO DE LA LIBERACIÓN DOMINICANA-PLD ( convertido en corporación estatal-privada mafiosa) y sus entronques empresariales, el chantaje mutuo entre partidocracias corruptas y grupos capitalistas de igual calaña, el agotamiento del arbitraje desde el Consejo Nacional de la Empresa Privada-CONEP, la decadencia de monseñor Agripino y las recurrentes indignaciones del pueblo y la juventud convertida en movilizaciones multitudinarias.

En este nuevo contexto, los diálogos anestésicos pierden efectividad. Los capos políticos se ponen brutos. Los árbitros son parciales y generan desconfianzas insuperables. Los remiendos no se pegan y el imperio siembra el caos para intervenir más y más.

Esta institucionalidad se pudrió. Dicen que estamos proponiendo caos porque exigimos destitución de los funcionarios electorales y del Procurador Fiscal y la salida de la OEA… cuando ellos son el caos.

La verdad es que desde este sistema no se puede enfrentar la corrupción y la dictadura de los súper enriquecidos, porque el sistema es corrupción y dictadura de esa asociación delictiva estatal-privada, ahora muy fracturada.

Los cambio necesarios no caben en urnas ensuciadas, primero hay que limpiarlas.

Aunque no sea fácil de admitir, y resulte una tarea de envergadura, la verdad debe ser dicha, reiterada y asumida: se necesita una ruptura del orden institucional actual para superar el pasado y el presente oprobioso.

Esto requiere algo en lo que hemos venido insistiendo: ejercicio y despliegue de la democracia de calle, alerta y en combate siempre contra el intervenciones de EEUU y su OEA.

Y que a breve plazo las protestas multitudinarias procuren imponer la destitución de la JCE y sus suplentes, para que el pueblo soberano sienta que él puede cambiar las partes y el todo; combinándolo siempre con el reclamo de la destitución del presidente Danilo Medina como cabeza de este Estado delincuente, abusador, empobrecedor.

A las fuerzas transformadoras, incluidos los movimientos sociales y políticos con autoridad bien ganada, les toca construir poder constituyente desde el ejercicio de la autonomía y la soberanía del pueblo movilizado y demandante; imponiendo desde las calles conquistas y victorias parciales… hasta producir la ruptura del Poder Constituido y abrirle ruta a un Gobierno Provisional Democrático que convoque una ASAMBLEA CONSTITUYENTE ampliamente participativa, que con el aporte de los movimientos sociales en lucha elabore la Nueva Constitución, mediante un debate profundamente democrático.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre