Foto: Agustín Millán.

Twitter afirmó recientemente “estar con las mujeres de todo el mundo”. Sin embargo, la red social no protege a las usuarias contra la violencia y el abuso. Su respuesta a las violaciones de los derechos humanos es inadecuada e ineficaz. Amnistía Internacional hace publica una serie de recomendaciones para hacer de Twitter un lugar más seguro para las mujeres.

Las mujeres tienen derecho a vivir sin sufrir violencia o discriminación, en línea o sin conexión. Sin embargo, al permitir que se multiplique la violencia contra las mujeres, Twitter está abusando de este derecho. A pesar de las reiteradas promesas de limpiar la plataforma, muchas mujeres que se conectan a Twitter son objeto de amenazas de muerte y violaciones, insultos racistas u homofóbicos.

La investigación de Amnistía Internacional muestra que Twitter no proporciona un recurso adecuado a las mujeres que sufren violencia y abusos contra los derechos humanos en su plataforma. “Como empresa, debe hacer mucho más en términos de respeto a los derechos humanos de las mujeres”, ha denunciado.

Las repercusiones de la violencia

En 2017, entrevistaron a 4.000 mujeres en ocho países y descubrieron que más de tres cuartas partes (76%) de las mujeres que denuncian violencia o acoso en una plataforma de redes sociales cambiaron la forma en que usan estas plataformas. En particular, limitaron lo que publicaron: el 32% dejó de publicar contenido transmitiendo su opinión sobre ciertos temas.

Las mujeres de color, las mujeres pertenecientes a minorías étnicas o religiosaslas mujeres LGBTI, las no sexistas y las mujeres con discapacidad enfrentan violencia adicional y específica. el efecto de excluir incluso más voces públicas de voces ya marginadas.

La opacidad de Twitter

Jack Dorsey, director ejecutivo de Twitter, publico un comunicado este mes y se comprometió a informar públicamente sobre los esfuerzos para «limpiar» los intercambios en su plataforma. Sin embargo, a pesar de las solicitudes de la Ong’s, Twitter se ha negado a divulgar datos importantes sobre el uso de estos de informes de violencia y abuso.

Amnistía Internacional agradece que Jack Dorsey este ofreciendo ayuda y habiendo comentarios sobre este tema, pero mientras Twitter se niegue a revelar información importante sobre su gestión de la violencia en línea contra las mujeres, es difícil saber cómo resolver el problema. Twitter debe tomar medidas concretas y enérgicas, y como mínimo, comprometerse a responder a los usuarios que denuncian violencia, afirma la organización.

Twitter no está de acuerdo con las investigaciones de Amnistía Internacional. En un comunicado, “la compañía dijo que no podía erradicar el odio y los prejuicios en la sociedad”.

La empresa ha afirmado que realizó más de 30 cambios en su plataforma en los últimos 16 meses, para mejorar la seguridad y aumentar el número de acciones tomadas contra los tweets violentos. Reiteró su negativa a compartir datos sobre su política de moderación con respecto a la violencia denunciada, y aseguró que estos datos «no son concluyentes» porque «las herramientas de denuncia a menudo se utilizan de manera inapropiada«.

El contexto es importante cuando se trata de compartir datos en bruto, pero nada impide que Twitter proporcione esos datos. Como parte de sus responsabilidades en materia de derechos humanos, la empresa tiene el deber de transparencia con respecto a su gestión de los informes de violencia y abuso.

Twitter puede actuar

La política de odio de Twitter prohíbe la violencia y el acoso contra las mujeres, por eso ha implementado un sistema que permite a los usuarios informar cuentas o tweets que violan esta política.

Sin embargo, Twitter no informa a los usuarios sobre cómo interpreta e implementa estas políticas, ni sobre la capacitación de moderadores para responder a los informes de violencia y abuso. El informe concluye que la violencia es, en el mejor de los casos, objeto de respuestas inadecuadas. Como resultado, el contenido abusivo que viola las reglas no se elimina.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Una razón bien clara de que nadie en su sano juicio, y mucho menos las mujeres, usaríamos Twitter.
    Yo y algunos más no lo usamos, ni nos registramos, para no renunciar a nuestros principios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 5 =