El que fue campeón del mundo de Fórmula 1 en 1997 y en la actualidad se ha convertido en uno de los consejeros estrella de Canal Plus en Francia y Skye en Italia, opinaba alegremente sobre Ferrari y Vettel.

Decía el bueno de Jacques que Sebastián Sebastian Vettel, tendría que haber sido más cuidadito,  más protegido entre algodones, y así habría crecido como piloto.

Insinuaba Villeneuve que ese fue el modo el que consiguió Vettel  los Campeonatos del Mundo en Red Bull, cuando a Mark Weber se le tiraba de donde hubiese que tirarle para que no quedar antes que el teutón en algunas carreras.

En cuanto permitieron en Red Bull que el siguiente compañero de equipo, Daniel Ricciardo, se le subiera a las barbas a Vettel empezaron a minar la confianza en sí mismo del alemán. Esa es la opinión de Villeneuve. A quién también le parece muy mal que hayan dejado competir a Charles Leclerc con Vettel esta temporada.

Si Sebastián hubiese estado más protegido había conseguido un resultado mejor. Eso dice, con todas las letritas, Villeneuve.

Nosotros opinamos que anular a Leclerc, que ha sido lo más bonito de esta temporada, lo que más espectáculo ha dado, para conseguir que Sebastián quedase tercero como mucho en el Mundial, no habría  llegado más lejos, habría sido un desperdicio para la afición y para el deporte de la Fórmula 1 en general.

Un piloto de Fórmula 1 debiera de ser como un animal salvaje, y a un animal salvaje no se le protege, a un animal salvaje se le deja luchar en libertad para conocer dónde está su verdadera fuerza. Bilenef, perdonen que lo escriba así pero soy español, nos habla de animales domesticados, y quizá sea así en casi toda la Fórmula 1. Porque el probablemente también lo era. Y quizá por eso a Fernando Alonso no le aceptaban en algunos equipos, porque nunca renunció a su salvajismo, a su maravillosa autenticidad de genio y animal.

Tigre Tigre

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre