El juzgado de lo Penal número 8 de Madrid ha absuelto al excomisario, José Manuel Villarejo, de la acusación de injurias y denuncia falsa contra el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán.

No obstante,  Villarejo sigue en prisión preventiva por orden de la Audiencia Nacional investigado en unas treinta piezas por presuntas labores de espionaje.

En este juicio del que se ha ido de rositas, Villarejo fue juzgado por denunciar al CNI por filtrar a El País una fotografía suya como agente encubierto y por afirmar, en el programa Salvados, que Feliz Sanz Roldán amenazó de muerte a la que fue amiga del rey emérito, Corinna Larsen.

La sentencia, a tenor literal afirma que «el acusado no obró con conciencia de imputar hechos falsos ni tampoco incurrió en un temerario desprecio hacia la verdad, pues no aparece como totalmente absurdo, descartable o fruto de la particular ideación del acusado, el relato de hechos que expuso en la denuncia».

En cuanto al delito de injurias, la sentencia dice que «por falta de titularidad del bien jurídico protegido por el delito invocado por el CNI» y por no estar incluido en el «ámbito subjetivo pasivo» del artículo 504.2 del Código Penal «no cabe afirmar que se haya podido cometer ese delito de injurias por el acusado».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre