La expectación que está suscitando el partido que se celebrará hoy entre el Real Madrid y el Barça en Barcelona va más allá de lo futbolístico.

Desde que la plataforma Tsunami Democrátic anunciase una acción precisamente con motivo de la celebración del partido, han saltado todas las alarmas: hasta ahora, las acciones que se han llevado a cabo, convocadas por esta plataforma, han tenido una respuesta masiva y se prevé que para la que tendrá lugar hoy, se mantenga la capacidad de convocatoria.

La importancia de un partido de fútbol como este es incuestionable, pues cientos de miles de espectadores seguirán el encuentro deportivo desde todos los lugares del mundo. Precisamente por ello, desde el activismo independentista catalán se prevé que intenten aprovechar la visibilidad que les ofrece este evento para lanzar un mensaje: “Spain, sit and talk”.

Aunque la alarma a nivel de seguridad se ha hecho pública durante los últimos días desde muchos medios de comunicación en España, lo cierto es que todas las convocatorias que ha llevado a cabo Tsunami Democrátic han puesto en valor la movilización pacífica apelando de manera expresa a la no violencia de sus participantes.

Para garantizar que se cumplirán las medidas de seguridad necesarias, los dispositivos de seguridad han sido ya activados, y esta misma mañana los Mossos ya estaban trabajando sobre la zona.

Estarán también presentes los Sanitarios por la República, una organización de voluntarios que asisten a las manifestaciones y acciones convocadas por diferentes entidades para dar soporte de atención sanitaria en caso de ser necesario. Además, acudirá un grupo de observadores de la organización Somos Defensoras, que velará porque no se produzcan vulneraciones de derechos humanos. No es la primera vez que esta organización sale a la calle en momentos en que se prevé que pueden producirse situaciones de tensión, como ocurrió el pasado 21 de diciembre de 2018, según apunta El Nacional. En aquel momento ya desarrollaron desde Somos Defensoras un dispositivo para supervisar y reseñar la actuación policial, las detenciones, las retenciones que pudieran ser abusivas y cualquier conducta que pudiera vulnerar los derechos de manifestación y de expresión de la ciudadanía.

Se identificarán de manera visible con chalecos amarillos y llevarán una acreditación que certifique su identidad. Previamente han informado de su organización a los Mossos d’Esquadra.

Entre los participantes que formarán parte del dispositivo, se ha llevado a cabo un curso de formación para explicar cuáles son los derechos de los manifestantes, apelando al hecho de que los voluntarios que colaboren con la seguridad deben tener más responsabilidad que quienes acuden a manifestarse. Además, les han explicado que son meramente observadores, lo que significa que “no pueden intervenir, ni mediar ni actuar  cuando se produzca una vulneración”, solamente tomar nota de ello y las pruebas pertinentes. De este modo, deben ser conscientes de que no pueden interponerse ni dificultar una acción policial, que pueden ser igualmente identificados por la policía en su caso, y que pueden grabar y fotografiar todo aquello que presencien. Específicamente se les ha explicado que no pueden ser obligados a borrar las fotos o las grabaciones que efectúen.

Otra de sus tareas será recopilar todos los datos que pudieran ser de importancia en caso de que se produjeran vulneraciones de derechos de los manifestantes: cámaras de negocios o entidades que estén grabando en la zona, matrículas de vehículos y números de placa de los agentes que pudieran ser después necesarios para resolver situaciones de denuncia que se puedan dar.

 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre