Durante todo este tiempo, desde que hace un año comenzó a hacer estragos el coronavirus, parece que todas las enfermedades y dolencias del ser humano, solo fueran el maldito virus. Pero desgraciadamente el ictus, el Alzheimer, el Parkinson, el cáncer siguen estando presentes entre nosotros y siguen su curso. Debido al bicho, han quedado relegados a un segundo puesto, en la escala de atenciones, habiendo sido mal atendidos e ignorados en muchos de los casos, porque todos los sanitarios se han volcado en derrotar al virus.

¿Por qué no hacemos el mismo esfuerzo cuando esta pesadilla termine por volcarnos en acabar con el resto de enfermedades y dolencias, por qué no invertir más en Sanidad e Investigación?. Ahora que somos conscientes, de la importancia que la salud tiene en nuestras vidas y en las de las personas que más queremos.

Muchas van a ser las muertes por coronavirus en España y en el resto del mundo, pero… ¿cuántas vidas se ha llevado indirectamente, por no ser atendidos debidamente otros enfermos? Mientras tanto, unos pocos inmorales, insolidarios e irresponsables haciendo el imbécil y como las multas son pocas (muchas de ellas no se han hecho efectivas) y la cuantía no les da miedo, pues a estar de fiesta clandestina y que les den por c… a los demás.

¿Cuántos son los enfermos de cáncer que no han pasado las revisiones a tiempo, no se les han hecho las pruebas cuando se las deberían haber hecho, no se les ha aplicado el tratamiento y se están quedando en el camino? ¿Cuántos enfermos neurológicos siguen sin ser diagnosticados, cuantas de sus consultas postergadas, cuantos tratamientos aún no están puestos? Con lo que eso significa para estos enfermos, que podrían ser válidos por mucho más tiempo, si se les hubiese prestado la atención que requerían.

Ellos también son víctimas del Coronavirus, son víctimas indirectas, pero víctimas al fin y al cabo, de una Sanidad medio desmantelada por políticas que favorecen a las empresas privadas en favor de” ciertos amigos a los que les deben favores” y que hoy estamos pagando todos. Debemos defender la Sanidad Pública, porque es de todos y para todos, universal y gratuita. Porque no es justo que los sanitarios estén exhaustos por falta de personal y medios, porque hoy, más que nunca, sabemos la importancia que tienen para que nuestra vida esté a salvo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre