viernes, 19agosto, 2022
31.5 C
Seville

Viajar en Rolls-Royce

Marta Campoamor
Marta Campoamor
Escritora.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Aquel no era cualquier coche Era el coche que venía hacia mí. A por mí. Quería fulminarme, machacarme. Quería matarme.

Sentí su presencia mucho antes de distinguir la silueta en el horizonte de aquella pista zigzagueante y correosa. Olí los neumáticos calientes. El octano quemado contaminó mi cerebro cuando la convicción de una muerte próxima e inevitable aún no había llegado.

<<Raid mata incluso los mosquitos que no se ven>>

Atrapado como una calliphora cualquiera en un cuarto de ventanas cerradas, aspiré el veneno en forma de minúsculas gotas volátiles. El benceno aguzó el delirio que me mantenía estancado revoloteando en medio de aquella pista. Abrí la boca para rezar. No logré recordar ninguna oración. Me preparé para morir. Cuando el coche llegó a mi altura, un remolino de viento me impulsó contra el cristal. Perdí el control del vuelo y chofff.

He viajado moribundo, estampado en la luna delantera de un Rolls-Royce. Mi tiempo habrá terminado cuando el túnel de lavado se ponga en marcha.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. No se si el relato es bueno o malo, no soy un experto.
    Pero el coche que lo ilustra no es un Rolls, es un Bentley

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído