Dos semanas escasas faltan para el congreso del PP en el que se elegirá al nuevo o nueva líder del PP y el ambiente se va calentando. Hace unos días, Pablo Casado pedía debate con Soraya Sáenz de Santamaría y esta posibilidad se va alejando cada vez más. El equipo de la exvicepresidenta afirma que «Quien pide un debate de ideas no tiene ni idea de qué va este congreso» y añaden que El programa político del PP está escrito. No se puede plantear este congreso para hacer un PP nuevo».

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, y Soraya Sáenz de Santamaría dejan sin fuerza la “idea” del debate entre candidatos. “La dirección del PP no lo ve necesario. Los más encantados serían nuestros rivales”, ha declarado Maillo. “Quien pide un debate de ideas no tiene ni idea”, afirman en la candidatura de la exvicepresidenta. El comité organizador del congreso recuerda que “los estatutos no lo exigen”.

Por otro lado, Pablo Casado y su equipo insisten: “es positivo y necesario que se celebre un debate, para que no sea una elección de caras, sino de ideas y modelos de partido”, además, recuerdan que cuando la comisión organizadora del congreso lo desaconsejó antes de la primera vuelta de las votaciones era por la dificultad de debatir «a seis», un problema que ha desaparecido tras pasar dos candidatos a la segunda ronda de votaciones.

Maillo reitera que un debate entre los dos candidatos solo contribuiría a dividir aún más al partido y añade que «Yo, sinceramente no lo veo necesario. La dirección del partido no lo ve necesario”, “Estoy seguro que son nuestros rivales los más encantados con ese debate”.

La Comisión Organizadora del Congreso (COC), reunida este lunes en la sede de Génova, se ha limitado a «tomar nota» de la petición de Casado. Su comunicado añade que el debate «no es una exigencia planteada en los estatutos del partido, sino una decisión política que se adoptará cuando proceda».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 4 =