Vettel, Sebastian Vettel, el tetracampeón del mundo, lleva varios días diciendo a quien quiera escucharlo, preferiblemente si trabaja para la prensa, que él no pretende vengarse de los tipejos que le pegaron una patada en el culo y le sacaron de la escudería donde había corrido su amado Michael Schumacher, sin tan siquiera advertirle previamente, sin darle la oportunidad siquiera de negociarlo, al menos. Habría sido lo mínimo, y eso lo pensamos todos incluso los más incondicionales seguidores de Ferrari, y nada habría pasado si a Sebastian Vettel se le hubiera permitido guardar las apariencias. Pero ni eso. Patada en el culo absoluta. Estás despedido. Fuera del equipo. Chau chau adiós, y vete Vettel.

Pero según están cayendo las cartas no sería demasiado complicado que los Aston Martin de este año, no olvidemos que el año pasado eran los Mercedes rosa y este año serán los Mercedes verde, estarán en condiciones de batir a la escudería más mítica que existe en la Fórmula 1, la del cavallino rampante, la maravillosa y roja Ferrari.

Vettel va a tener un coche para pelear este año, entendemos que no por el mundial de pilotos o constructores, ya se habrán guardado mucho en Mercedes, pero sí con el resto de la parrilla. Y en ese resto de la parrilla estará Ferrari, por supuesto.

Está claro que Sebastian Vettel va a hacer lo posible y lo imposible para quedar con su Aston Martin por delante de los Ferrari, que va a dejarse el alma y lo que no es el alma, que va a hacer todo lo que se le ocurra y arriesgar cuando sea necesario para conseguirlo.

No cuesta imaginarse su mirada cada vez que consiga quedar por delante de los dos Ferrari. Vencerlos. No le harán falta palabras para decir: jódete Binotto.

Y Matías Binotto, con la sonrisa de niño empollón y bueno, tendrá que tragarse el sapo.

O no.

Porque él, él y sus dos pilotos, también van a hacer lo imposible, van a dejarse el alma, para quedar en todas y cada una de las carreras de esta temporada por delante de Sebastian Vettel.

Va a ser precioso.

Tigre Tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre