El Gobierno está bloqueado y se le nota. Las críticas y movilizaciones en las calles, los casos de corrupción que han tenido en Cristina Cifuentes la gota que colma el vaso para desencantar a los más incondicionales, y las encuestas políticas que dan por hecho que Ciudadanos barre a los populares, acaban haciendo mella en un Ejecutivo que comete errores cada paso que da.

La Secretaria de Ordenación Territorial y Políticas Públicas de Vivienda, Beatriz Corredor, lamenta que el Gobierno haya ejercido su prerrogativa de veto a la proposición que el PSOE presentó el pasado mes de marzo para reformar el mercado de alquiler.

Corredor ha denunciado que “con su veto, el Gobierno prefiere no entrar siquiera al debate de un problema de primer orden para la sociedad española, muestra una insensibilidad total del Ejecutivo con un problema que toda la ciudadanía ve acuciante, una cuestión donde la sociedad es consciente de que se están disparando los precios, especialmente en las grandes ciudades”.

La dirigente socialista ha destacado que “la proposición socialista, registrada el 15 de marzo, es una reforma integral, no sólo de la Ley de Arrendamientos Urbanos, sino además de la Ley del Suelo, de la Ley de Enjuiciamiento Civil y con diferentes medidas de incentivo fiscal tanto para arrendadores como para arrendatarios”. “Es una proposición – ha remarcado Corredor – que buscaba proteger al inquilino a la vez que incentivaba al arrendador, movilizando la oferta de alquiler para reducir los precios, terminando con los efectos perniciosos de la reforma del PP de 2013 y buscando que la regulación del mercado de alquiler se adaptase a las necesidades de la sociedad.”

“El PSOE ha cumplido con creces su actual función de alternativa al Gobierno del PP: ante un Ejecutivo sin iniciativa, hemos sido los socialistas quienes hemos puesto sobre la mesa una proposición meditada, seria, completa y contundente, donde hemos contado con el apoyo de destacados expertos, juristas y personas del mundo académico”, añadió.

“La respuesta del Gobierno – ha remarcado – es la de quien no tiene tomado el pulso al país, la de un Ejecutivo desconectado que elude sus responsabilidades. Los precios del alquiler se están disparando, dejando fuera de una vivienda asequible a miles de personas, precisamente por la política de devaluación salarial y de precariedad en el empleo del propio Partido Popular, que se está cebando especialmente en los jóvenes, los cuales, con salarios ínfimos y viviendas por las nubes, ven frenados sus proyectos de vida”.

 

Un veto basado en datos erróneos

Asimismo, Corredor ha mostrado su disconformidad con los argumentos empleados por el Ejecutivo para vetar la proposición del PSOE: “parece que han elaborado un veto deprisa y corriendo, en el último día de plazo y sin leerse la proposición, ya que han aportado cifras que se basan en el actual sistema de beneficios fiscales y no en el que propone la medida vetada”. “Así – ha apuntado– han engordado el coste de las medidas sobre bases erróneas, lo que hace que, a lo desacertado del veto, se sume la falacia de los argumentos empleados por el Ejecutivo”.

La responsable socialista ha asegurado que “las cifras de disminución de los ingresos públicos que maneja el Ejecutivo para ejercer el veto se han tomado como un mero corta y pega, a la ligera y no se corresponden con la propuesta del PSOE”.

“El Ejecutivo no ha comprendido el paso adelante que suponía la proposición socialista, se niega siquiera a considerarla y desarrolla un veto sin fundamento que sólo supone un castigo para los millones de españoles que están esperando medidas que contengan los precios del alquiler y les den certeza y seguridad a la hora de acceder a una vivienda”, concluyó.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre