Verónica Casado aceptó la consejería de Sanidad de Castilla y León, a propuesta del hoy vicepresidente y líder de Ciudadanos en la comunidad, Francisco Igea, después de haber alcanzado gran notoriedad al ser reconocida como la “mejor médico del mundo de Atención Primaria”.

Tres décadas trabajando por y para la salud de los vecinos de Valladolid han puesto cordura en una situación política que tiene a los ciudadanos, en general, pero a los madrileños, en particular, al borde de la desesperación.

En las Mañanas de la 1 de TVE, Verónica Casado ha reconocido estar “estupefacta” ante la reacción de la Comunidad que lidera Isabel Díaz Ayuso. A su juicio, “no es un problema de Madrid” sino de “toda España”. Insiste la consejera de Castilla y León que “no es una cuestión de partidos políticos y hay que tener un punto de entendimiento pero ya”.

Sorprendente

La consejera califica de “sorprendente” lo vivido en el Consejo, con respecto a la discrepancia de las autonomías del PP y de Cataluña a la hora de acordar las medidas y respaldar la propuesta del Gobierno, porque ella tiene “muy claro que esto no es un problema de comunidades, sino de grandísima envergadura, un problema de salud pública en todo el Estado”.

Casado es médico especialista en medicina familiar y comunitaria, desde 1986, y está doctorada en Medicina y Cirugía (PhD), desde 1987; y ejerce como médica de familia en el equipo de atención primaria del Centro Universitario de Salud ‘Parquesol’ de Valladolid desde 1989.

Ha participado en más de 600 obras de diversa índole en el ámbito científico, así como en numerosos capítulos de libros, informes y artículos científicos en publicaciones nacionales e internacionales.

La consejera hasta su. Nombramiento político en 2019, es miembro de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) y el pasado año fue elegida por la Organización Mundial de Médicos de Familia (Wonca) como la mejor médico del mundo en su congreso Mundial de Medicina de Familia y Comunitaria. Esa fue la primera vez que una médica de familia española consigue este reconocimiento.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. «Le tiene estupefacta» a ella, «le tiene estupefacto» a él. Desaparecieron los géneros en esta especie de castellano batua que hablan algunos. ¡Viva el «haiga»!. Luego critican cómo escriben los jóvenes en el móvil, pero es más grave arrasar con la gramática que con la ortografía.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre