Finalmente, Venezuela ha estallado. La situación social del pueblo, las limitaciones para acceder a los recursos mínimos de supervivencia y la división política preveían que lo ocurrido en el día de hoy iba a llegar. El desprestigio internacional de Nicolás Maduro y el crecimiento de gobiernos de la derecha o de la ultraderecha en algunos países latinoamericanos hacían que en cualquier instante la oposición se sintiera con fuerza para, con el apoyo internacional, intentar sacar al presidente del poder por la vía de los hechos consumados, es decir, dando un golpe de Estado.

El líder de la Asamblea Nacional venezolana, el opositor Juan Guaidó, se ha autoproclamado presidente de la República Bolivariana de Venezuela: «Hoy, 23 de enero de 2019, en mi condición de presidente de la Asamblea Nacional, juro ante dios todopoderoso, Venezuela y colegas diputados, asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela para lograr elecciones libres», ha dicho.

En cualquier país, la autoproclamación presidencial, sea a través de la violencia o no, es un golpe de Estado puesto que Guaidó no ha sido elegido por el pueblo venezolano a través del libre sufragio.

Ha sorprendido la velocidad en que países como Ecuador, Chile, Argentina, Canadá, Brasil, Paraguay, Costa Rica o Colombia se han apresurado a reconocer al político opositor como presidente de Venezuela. Por otro lado, lo que era esperable era el rápido reconocimiento por parte de Donald Trump, hecho que ha sido comunicado por Twitter, primero a través de la cuenta de la Casa Blanca y, posteriormente, en la suya personal. ¿Estaba todo preparado? Por otra parte, México no ha dado legitimidad al opositor. La Unión Europea, por su parte, aún no se ha pronunciado oficialmente, pero el presidente del Consejo de Europa, el polaco Donald Tusk, ha pedido unidad a los 28 para apoyar a Guaidó.

La reacción de Nicolás Maduro no se ha hecho esperar. Ha presentado los acontecimientos de hoy como algo orquestado por el «poder imperialista» de Washington y ha anunciado que rompe relaciones diplomáticas con Estados Unidos. Ha establecido un paralelismo entre el juramento de Guaidó (al que no ha mencionado) y el de Pedro Carmona en el intento de golpe de Estado de 2002 (España y EEUU reconocieron en distintos ámbitos que mantuvieron contacto continuo y una estrecha coordinación durante el golpe). También ha cargado contra Lenin Moreno e Iván Duque.

Los mercados son el mejor termómetro para entender ciertos cambios radicales de la política y, tras la autoproclamación de Guaidó, los bonos venezolanos han disparado su valor un 7%.

El gobierno español, por su parte, está a la espera de la postura que adopte la Unión Europea. No obstante, no les ha faltado tiempo a Albert Rivera y a Pablo Casado para reclamar a Pedro Sánchez que siga el camino de Bolsonaro o Donald Trump en el reconocimiento de Guaidó como presidente de Venezuela.

La situación está al límite y cercana al estallido de un enfrentamiento civil, sobre todo tras lo afirmado por el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino: «El desespero y la intolerancia atentan contra la paz de la Nación. Los soldados de la Patria no aceptamos a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la Ley. La FANB defiende nuestra Constitución y es garante de la soberanía nacional».

11 Comentarios

  1. Ah! Pero alguien duda de que esto no se estaba preparando? Hay que ser muy ingenuo para no darse cuenta de que los mismos de siempre, los que están metidos siempre en todos los fregaos, en todas las guerras,EE.UU. llevan preparando un golpe de estado en Venezuela, empiezan por propiciar el desabastecimiento que es lo más fácil para la movilización social y terminan apoyando al insurrectos de turno.
    Eso sí,compran el apoyo de países cercanos para que todo quede oficialmente dentro de la más absoluta «legalidad» y poder darle al asunto en cuestión motivos más que suficientes para que ello se lleve a cabo.
    A Argentina, que ya se ha apresurado a reconocer al opositor y a Chile,que también lo ha hecho, se les olvida que ya sufrieron hecho similares propiciados también por estos salvamundos de mierda que son los Estados Unidos de Norteamérica. Golpes de Videla y Pinochet.(La lectura de la mayoría: Claro,en Venezuela no se podía seguir así).
    Ah! Sabéis porqué lo hacen? Algo van a sacar,no les quepa duda. Pero ya sería cuestión de otro comentario.

  2. No es un golpe de estado. Trillones de Venezolanos, incluidos los millones que están en este pais al que llaman España, esperaban que este tal Guaydó diera un paso adelante ayudado por usamericanos y prousamericanos líderes de la libertad y de la democracia. Todos al unísono cantan bajo el paraguas de la santa bandera de las barras y estrellas: ¡¡Qué guay!!.
    Y en la barra se pide: ¡Otra Libia……!
    ¡Marchando! (La propina al bote)

  3. Qué pena,! No se da cuenta!
    Me va a decir que los Estados Unidos de Norteamérica son los adalides de la democracia y la libertad? Usted no sabe nada de cómo funciona el mundo. Siga así y será más feliz.

  4. Que pena los ineptos que no se dan cuenta que los ciudadanos venenzolanos están sometidos hace 20 años desde Chavez hasta ahora, hay gente que se esta muriendo de hambre ,falta de medicina, violencia y muchas otras cosa soy chileno y por tontos elegimos un pr esidente rojo comunista en 1970 tuvimos casi los mismos problemas. Los que hablan no entienden prefiero vivir con favor del imperio a morir por ideales antiguos ,tengo muchos amigos venezolanos en Chile arrancando de la miseria que se vienen Venenzuela, alguno de ellos reciben un dinero de Chile porque están en cálidad de refugiados . Todos los que opinan viven felices en sus casas en sus países con sus barrigas llenas mientras los venezolanos están pateando piedras y juntando modena para un pan

    • Los «ineptos» nos damos cuenta que para que la buena gente de un país pase hambre sólo hay que desabastecerlo. Con «el hambre ,falta de medicina, violencia y muchas otras» aparecen las dudas y las necesidades. Los mismos que producen las hambrunas piden caridad social para los hambrientos. La prensa internacional y los amigos de los próximos dueños del país claman unos por una intervención militar (ej. Libia) y otros unas nuevas elecciones, claro intervenidas. Al final el petróleo y los bienes del país pasarán a manos de los dueños del mundo, como dios manda.
      Me alegro, de todas formas, Héctor de que no pases hambre. Salvador Allende murió para que tu vivieras mejor no para que le sucediera un tal Pinochet,( todo un demócrata al parecer). Recapacita.

  5. Los «ineptos» nos damos cuenta que para que la buena gente de un país pase hambre sólo hay que desabastecerlo. Con «el hambre ,falta de medicina, violencia y muchas otras» aparecen las dudas y las necesidades. Los mismos que producen las hambrunas piden caridad social para los hambrientos. La prensa internacional y los amigos de los próximos dueños del país claman unos por una intervención militar (ej. Libia) y otros unas nuevas elecciones, claro intervenidas. Al final el petróleo y los bienes del país pasarán a manos de los dueños del mundo, como dios manda.
    Me alegro, de todas formas, Héctor de que no pases hambre. Salvador Allende murió para que tu vivieras mejor no para que le sucediera un tal Pinochet,( todo un demócrata al parecer). Recapacita.

  6. Los «ineptos» nos damos cuenta que para que la buena gente de un país pase hambre sólo hay que desabastecerlo. Con «el hambre ,falta de medicina, violencia y muchas otras» aparecen las dudas y las necesidades. Los mismos que producen las hambrunas piden caridad social para los hambrientos. La prensa internacional y los amigos de los próximos dueños del país claman unos por una intervención militar (ej. Libia) y otros unas nuevas elecciones, claro intervenidas. Al final el petróleo y los bienes del país pasarán a manos de los dueños del mundo, como dios manda.
    Me alegro, de todas formas, Héctor de que no pases hambre. Salvador Allende murió para que tu vivieras mejor no para que le sucediera un tal Pinochet,( todo un demócrata al parecer). Recapacita.

  7. Que vergüenza que el Diario se preste para dar esta información tan llena de odio, solo por defender a Cataluña con su independencia.
    No tienen ni la menor idea de lo que pasa en Venezuela y de lo que sufre la gente por ese gobierno, como para que vengan a escribir por aquí que no están de acuerdo con un golpe de estado, lo único que falto fue llamar a los Venezolanos Indios o analfabetas (cualquier forma despectiva) por dar el paso a un cambio.
    Vergüenza debería darle al que escribir esta noticia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − cinco =