Me lo temía desde que se malogró el anterior intento de investidura. Sin embargo, tampoco hay que darle tanta importancia en términos de coste electoral, aunque sí en términos de coste político, teniendo en cuenta el otoño que nos espera con la probable recesión que se iniciará por el parón de Alemania y la guerra comercial entre China y EEUU, el más que probable bréxit duro, y la renovación de la crisis en Cataluña con el anuncio de la sentencia del 1 de octubre. Es evidente que lo saludable sería que hubiera ya un gobierno tomando decisiones y preparándonos para lo que es casi seguro que vendrá.

Pero la respuesta de Unidas Podemos negándose a aceptar un acuerdo en exceso generoso (que yo mismo nunca hubiera propuesto…), mostrándose altivas, despreciativas, soberbias, radicales, fanáticas, superiores, y, en definitiva, poseedoras de “la verdad absoluta”, hizo imposible un gobierno de coalición. Lo que planteaba Unidas Podemos no era un gobierno con ministerios dependientes económicamente del ministerio de Haciencia, lo cual es lo normal, (es decir, que las decisiones se tomen en conjunto teniendo en cuenta la situación política y la problemática de cada ministerio en particular), el cual debe distribuir los recursos en función de las necesidades imperantes (más allá del gasto corriente…), sino un subgobierno dentro del gobierno, con presupuesto propio para hacer las políticas que ellas considerasen oportunas sin tener en cuenta al resto del gobierno. Esto, no es que lo rechace el Psoe por ser el Psoe; no es que lo rechace Pedro Sánchez porque no se lleve bien con Pablo Iglesias, es que es algo inaceptable en cualquier gobierno, y entre cualquier grupo de personas mínimamente responsables. Pues bien, como no han aprendido la lección (como buenos radicales que son…), vuelven a insistir en lo mismo: un gobierno de coalición con competencias propias autocráticas. Además, no solo demuestran estar “ciegos” políticamente hablando, sino también sordos: ¿o es que acaso no ha dicho ya el presidente del gobierno que no habrá gobierno de coalición? Si el que manda, el que tiene la última palabra, ya ha dicho “no”, y además varias veces, ¿a qué viene ahora volver a insistir en lo mismo? Pretender que alguien que ya ha empeñado su palabra públicamente se desdiga de ella, es presumir que esa persona no tiene palabra, y de esta forma vuelven a faltar al respeto. No aprenden, solo ofenden.

Pedro Sánchez y su equipo ha iniciado un ronda de contactos con la sociedad civil para hacer suyos unos planteamientos lo más transversales posible (como yo planteé que debía hacer el PSRM en Murcia tiempo a…) con vistas, no a plantear a Unidas Podemos un programa de gobierno aceptable para ellos, sino con vistas a unas nuevas elecciones generales a las que el Psoe se presentará con un programa que integrará, de forma transversal, los requerimientos de la sociedad civil, de manera que no será un “programa socialista” sino un programa “de la sociedad española” con “aires” socialistas, que no es lo mismo. Por supuesto este programa será puesto encima de la mesa a los distintos partidos para que lo apoyen en positivo, y, si esto es así, la legislatura echaría a andar y se evitarían las elecciones. No ocurrirá esto. Lo que conocemos como “la derecha” (lo diré una vez más, no me gusta esta distinción…) rechazará frontalmente cualquier cosa que el Psoe proponga, y dará igual la excusa. Es posible que partidos como Compromís, el PNV, o CC, voten a favor de ese programa de consenso… pero Unidas Podemos, en su frustración y en su rabia, intentará jugar la baza de los custodios de las esencias izquierdistas, y no lo apoyará. Por eso iremos a elecciones. ¿Qué pasará después? Pues probablemente que el bipartidismo se fortalecerá y ante los problemas terribles de carácter nacional e internacional que estarán ahogando la situación política, se hará mucho más probable una abstención instrumental por parte del PP para que eche andar, por fin, la legislatura.

Unidas Podemos habrá perdido otra oportunidad de ser útil, y, de nuevo, habrán situado a España en un callejón sin salida. ¿Para esto vinieron? Es posible que algún día dejen de ser conservadores y radicales. Claro que, ese día, serán ya del Psoe.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Pues yo creo que Unidas Podemos hace bien. Estamos acostumbrados a gobiernos de un sólo partido y debe ser lo que dicta las urnas. Y en este caso dice que quieren coalición.

  2. usted no ha descubierto por donde le entra el agua al coco, no señor mio. desde hace meses vengo diciendo que españa ha entrado en un periodo de inestabilidad politica y esto no es mas que la consecuencia de lo dicho; por otro lado pienso que podemos esta en la linea correcta de su politica (ojo , yo no soy comunista ni me gusta el comunismo ni apoyo el comunismo) . lo que digo es que para podemos es su linea correcta ya que ellos van a explotar los logros que ultimamente se han logrado en esta nacion como por ejemplo :1.- la subida del salario minimo interprofesional:2.- la subida de las pensiones:3.- la entrada y salida de los centros laborales y el mas que posible pago de las horas extras; etc,etc,etc. es decir , que podemos ha logrado muchas cosas presionando al psoe , asi que ……¿quien ganara? las urnas lo diran.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + veinte =