Tal y como publicó Diario16 un documento interno del Santander omitió a los trabajadores de la red comercial información esencial y que era conocida por la entidad respecto al precio de la conversión, un elemento muy importante para productos tan complejos como Valores Santander, según se puede comprobar a través de un documento interno al que este medio ha tenido acceso.

Sin embargo, esa primera presentación en Power Point no fue la única documentación recibida por la red comercial. El mismo día en que se comenzó a vender Valores Santander, los trabajadores recibieron una circular interna (C069-2007) que la entidad colgó en la intranet (Verne), documento al que ha tenido también acceso Diario16 y en el que no se comunicó a los empleados que la OPA ya estaba aceptada y que, en consecuencia, no iba a ser un producto de renta fija. Además, la explicación que se daba en esa circular sobre cómo sería el proceso de canje del producto era demasiado compleja y muy difícil de interiorizar y vender Valores Santander con transparencia y rigor, elementos que se exigen a cualquier red comercial:

Sin embargo, lo que más sorprende es la clasificación que se da al producto: amarillo y, de este modo, se trasladó a la red comercial afirmando que dicha decisión se adopta en base al Manual de procedimientos para la comercialización minorista de productos financieros. Circular C-18-2004. No obstante, el Manual de procedimientos del Grupo Santander califica a un producto como Valores Santander dentro de la clasificación «Rojo»: «Los productos de inversión que no garanticen la recuperación del principal a vencimiento, aunque garanticen un cupón mínimo y cualquiera que sea, en su caso, el subyacente al que estén vinculados».

Valores Santander era un producto «rojo» pero se transmitió a la red comercial que era «amarillo» para atenuar los riesgos del mismo. Una nueva muestra de cómo a los empleados de la entidad cántabra se les remitió información sesgada.

La CNMV, antes de la llegada de Sebastián Albella, sancionó al Santander con 16,9 millones de multa por, precisamente, la comercialización inadecuada de Valores Santander. Para el supervisor de los mercados el producto debería haberse comercializado como de alto riesgo, dado que no garantiza la recuperación de la inversión inicial. El Santander calificó las Participaciones Preferentes como producto rojo y, sin embargo, eran un producto de menor riesgo de mercado que Valores Santander.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre