Al igual que sucede con expresiones de motivación como: “ vamos a salir más fuertes” “ juntos podemos” o el mítico “ resistiré”, hoy quiero tomar como referencia una frase que ha venido adornando, con cierta nostalgia, nuestra visión de la vida, antes de la pandemia. “Éramos felices y ni siquiera lo sabíamos”.

¿Qué se quiere mostrar con estas palabras? El valor de lo sencillo. La importancia de lo cotidiano. La asunción de que la costumbre, por muy rutinaria que nos parezca, contiene una elevada dosis de suficiencia para llenar de color nuestros días y sobre todo para dotarlos de tonos grises cuando la perdemos.

Siempre hemos oído a la gente quejarse de multitud de elementos que nos rodean: el trabajo cuando se nos hace pesado, el calor, el frío, la lluvia o la sequía, el viento o la calima en su defecto. El ruido de los niños cuando no nos dejaban concentrarnos en la lectura o descansar pausadamente en un banco. El lento discurrir de los coches, bien cuando nos pillaba un atasco a la entrada de una ciudad, bien cuando comenzábamos o terminábamos una jornada laboral. La espera en la atención en un comercio o a la entrada de cualquier espectáculo deportivo, cultural o social. La conversación que nunca se acababa con un interlocutor que parecía carecer de prisa o no tener compañía…

En definitiva, todo aquello que hacíamos antes con cotidianeidad y que ahora hemos perdido o que estamos tardando en recuperar.

Así nos pasa, que siempre que nos resulta posible, ejecutamos alguna acción de las que hace tan sólo unos meses eran habituales y la sobredimensionamos en la escala de satisfacciones personales.

Por consiguiente, me parece importante, que en el momento de abrir la boca para expresar cualquier imagen que nos viene de lo que nos está pasando, deberíamos echar la vista atrás, coger fuerzas y pensar que, en la mayoría de las ocasiones, haríamos todo lo que estuviera en nuestras manos por volver a quejarnos como antes.

Éramos felices…

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre