La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio ha participado en Bruselas en la Conferencia de Alto Nivel sobre “El futuro del trabajo: Hoy. Mañana. Para todos”.

En su intervención, Valerio afirmó que el futuro del trabajo va a depender de las políticas que se adopten en respuesta a las transformaciones profundas que se están produciendo derivadas del progreso tecnológico, de la globalización y de las transiciones demográficas y medioambientales. Y abogó por que estas políticas prevengan “el ahondamiento de los déficits de empleo y de las desigualdades entre países, regiones y personas”.

Durante su intervención en el panel sobre “Convergencia ascendente: empleo, cohesión social y territorial”, la ministra defendió la necesidad de aplicar “políticas de empleo y de protección social que aseguren los esfuerzos distributivos y minimicen los impactos a corto plazo para que ningún trabajador sea excluido de la revolución tecnológica en marcha”.

“El éxito de Europa depende en buena medida de que la integración económica se produzca sin que nadie se quede atrás, ni en derechos, ni en oportunidades concretas de participación en el mercado laboral”, remarcó.

Para Valerio no todas las estrategias de convergencia son válidas. “Durante los años de crisis, las políticas de austeridad han llevado a la precariedad y al sufrimiento a muchos trabajadores europeos”, afirmó. La devaluación salarial, allí donde se ha aplicado, “ha llevado a la fuga de talento, la erosión de derechos y la desafección de Europa”. Además, “esta estrategia ha tendido a aglutinar el poder económico en las regiones más privilegiadas, incrementando las diferencias dentro de la Unión”, señaló la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Tres objetivos de acción política

Magdalena Valerio afirmó que es “crucial” el giro hacia una estrategia de convergencia ascendente, inclusiva, que se fundamente en tres objetivos de acción política.

“Estamos decididos a convertir la transformación digital en un factor de progreso económico y social”

El primero de ellos, unas políticas de empleo que reconozcan el derecho a la formación de los trabajadores a lo largo de la vida aseguren los esfuerzos distributivos, extiendan la protección social a las nuevas formas de empleo y minimicen el impacto de la transición tecnológica en marcha “para que ningún trabajador europeo se quede atrás”.

“Así lo hemos entendido en España”, aseguró la ministra, señalando que su departamento ha puesto ya en marcha planes que tienen en cuenta a los más vulnerables, como los planes enfocados a colectivos con especiales dificultades de acceso al mercado laboral.

La ministra destacó la importancia de trabajar por la calidad en el empleo que considera un “pilar esencial” del Futuro del Trabajo. Considera que sin empleo de calidad “no habrá futuro del trabajo económica y socialmente sostenible”. Así, Valerio señaló la mejora de las condiciones de trabajo, con medidas encaminadas a salarios más justos, más protección social y condiciones de trabajo dignas, haciendo especial hincapié en la lucha contra la precariedad laboral, como objetivos prioritarios en materia laboral.

En su intervención, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social defendió además la necesidad de impulsar una Estrategia de Igualdad de género en la Unión Europea, de carácter vinculante, para combatir la brecha de género, la mayor tasa de desempleo y la precariedad que sufren con mayor intensidad las mujeres en todos los Estados Miembros. “Creemos que el futuro de Europa es feminista”, remarcó la dirigente española.

El segundo objetivo pasa por incluir en el debate europeo la inversión en desarrollo regional rural, la movilización de las nuevas tecnologías y las energías renovables. La ministra señaló la importancia de reducir la fractura territorial en el empleo fomentando nuevos lazos económicos entre las regiones. “Es por ello por lo que la Estrategia Nacional frente al reto demográfico en España apuesta por la inversión en el desarrollo de las regiones para una convergencia ascendente, para permitir que  las oportunidades de los beneficios tecnológicos lleguen a las regiones más despobladas y vulnerables”, afirmó Valerio.

Sobre el futuro del trabajo, Valerio señaló que dentro de la Estrategia de transición justa, los empleos verdes ocupan también un lugar prioritario. La ministra defendió la necesidad de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a nivel europeo, a través de un Pacto Europeo Verde que vigorice la economía con industrias y empleos sostenibles con alto valor añadido.

Creación de un Sistema Europeo de Seguro de Desempleo

Como tercer objetivo, la ministra abogó por reforzar el Papel de Europa a través de un Presupuesto Europeo ambicioso, con directrices “audaces” que supongan progreso para los trabajadores y una movilidad laboral segura y con derechos.

Es por ello por lo que el gobierno de España apuesta por la creación de un Sistema Europeo de Seguro de Desempleo, complementario de los existentes en cada Estado Miembro.

“Iniciativas como el Seguro de Desempleo o el Pilar Europeo de Derechos Sociales no pueden quedar sólo en una declaración política, sino que deben materializarse en derechos tangibles y en instrumentos de impulso de una convergencia ascendente hacia la Sociedad Europea 5.0”, señaló.

Por último, Valerio se comprometió en el impulso de la Autoridad Laboral Europea, una agencia que asistirá a los países de la Unión y a la Comisión Europea en materias de movilidad laboral transfronteriza y de coordinación de los sistemas de Seguridad Social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 5 =