La situación de la hostelería, con importantes iniciativas reivindicativas ante la quiebra de muchos de estos negocios, ha impulsado que Unidas Podemos se movilice como socio de Gobierno y pida a la ministra Calviño una reunión para impulsar el sector.

Unidas Podemos ha solicitado a la ministra de Economía, Nadia Calviño, y a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, una reunión para abordar las  ayudas directas al sector hostelero y al pequeño comercio que propone el grupo confederal.

El grupo parlamentario confederal propuso el pasado viernes a los ministerios de Economía e Industria la puesta en marcha de un fondo de 8.000 millones para ayudas directas a pymes y autónomos de hostelería. 

De esta manera, Unidas Podemos planteaba un plan de ayudas directas en coordinación con la Comunidades Autónomas a pymes y autónomos/as que acrediten una situación de especial fragilidad.

Las ayudas directas, que tendrán carácter retroactivo y se prolongarán hasta fin de año, deben ser de carácter mensual y con una tramitación ágil. Las ayudas directas para aquellas empresas de menos de 50 trabajadores se otorgarán a aquellas que acrediten una caída del 30% en el volumen de facturación con respecto al mismo mes de 2019 y recibirán una ayuda extraordinaria para cubrir el 75% de los costes fijos en los que estén incurriendo, descontando aquellos costes fijos que hayan sido sufragados por otras ayudas. Si hablamos de micropymes, que son la mayoría de estos negocios, el porcentaje se elevará al 90%

Además, Unidas Podemos ha propuesto también la moratoria por parte de la banca de obligaciones financieras por préstamos, arrendamientos financieros y otros productos bancarios vinculados a la actividad de pymes y autónomos/as y medidas dirigidas a luchar contra la morosidad en los pagos que muchas grandes empresas adeudan a pymes y a personas trabajadoras autónomas

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre