El juez de vigilancia penitenciaria ha anunciado hoy la retirada del tercer grado a los presos políticos que se encuentran cumpliendo condena en el centro penitenciario de Lledoners. En base a esta decisión, los líderes independentistas catalanes deberán ingresar de nuevo en prisión puesto que el juez ha considerado que su progresión en lo que a grado penitenciario se refiere, ha sido «precipitada».

De esta manera, el juez de vigilancia penitenciaria ha hecho suyos los argumentos que presentó la Fiscalía.

La argumentación del juez puede leerse completa en esta pieza de El Nacional.

Movilización para acompañarles en su vuelta a prisión

A su llegada al centro penitenciario, los presos políticos han encontrado una movilización de personas que se han congregado allí, y que gritaban «unidad», «amnistía y libertad».

Alrededor de las 20.30, en la entrada del centro de Lledoners, los líderes independentistas presos han hecho un llamamiento a mantener la fuerza y sus convicciones frente a la dura represión del Estado español.

Jordi Cuixart ha sido contundente: «No hemos entrado en prisión para salir de ella, hemos entrado por la autodeterminación del pueblo de Cataluña», unas palabras que han sido aplaudidas y que, además, se han hecho virales en redes sociales.

Joaquím Forn ha hecho referencia a la firmeza de sus convicciones, subrayando la importancia de perseverar en la defensa de la independencia de Cataluña.

Oriol Junqueras también ha dado un claro mensaje: «Como no nos pueden ganar en las urnas, nos quieren ganar a través de los tribunales y a través de las cárceles, pero incluso cuando incumplen todas las normas no les sirve para ganarnos».

Junto a ellos, las palabras también de Turull, Sanchez y Romeva, que han recordado a los exiliados en un día en el que el Parlamento Europeo ha retirado la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsati.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. No, no estamos en ninguna democracia. Nunca lo estuvimos después del genocidio franquista. Ellos, los que negociaron con la pistola y, los que cedieron contra ella, saben que su traición nos ha llevado a estos estercoleros de las miserias fascistas. Eso sí, previo pago de legalidad para robar por los que llevaron a un criminal bajo palio. Les salió muy rentable, robar, legalmente. Bien hoy recordaremos a los familiares de los jóvenes de Altsasu presos políticos previa trampa, afinada, por togas y uniformes son: Oian, Julen, Aratz, Adur, Jonan, Iñaki, Jokin, Aimara. Os recordamos y os echamos de menos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre