Unicaja Banco ha impulsado, desde el inicio de la crisis generada por el coronavirus, una serie de medidas con las que apoyar al sector empresarial y a particulares y, de este modo, contribuir a paliar sus efectos y a reactivar la economía. En concreto, durante el periodo del estado de alarma (14 de marzo-21 de junio) ha aprobado cerca de 10.000 operaciones de financiación a empresas (concretamente 9.970) por un importe de 655 millones de euros (en su mayor parte préstamos con aval ICO), así como casi 13.700 moratorias hipotecarias y de otros créditos personales (en concreto, 13.688).

De los préstamos a empresas, cerca del 80% corresponden a financiación canalizada a pymes y autónomos. El objetivo de Unicaja Banco ha sido poner en marcha y ofrecer soluciones flexibles de pago y financiación para sus clientes, atendiendo a sus circunstancias específicas.

También Unicaja Banco ha ofrecido, y sigue ofreciendo, financiación acogida a la línea de avales impulsadas por los gobiernos de sus principales zonas de actuación, como son Andalucía y Castilla y León. Entre estas, figuran la línea Liquidez Garántia COVID-19, aprobada por la Junta de Andalucía, y la de la Agencia IDEA, dependiente también del Ejecutivo andaluz, y, en la Comunidad castellanoleonesa, la creada a través de Iberaval y del Instituto para la Competitividad Empresarial.

La entidad aplica, además, las acciones adoptadas por el Gobierno como la moratoria en el pago de las cuotas hipotecariasde la vivienda habitual, y de otros préstamos, dando respuesta así a colectivos en situación de vulnerabilidad.

Como refuerzo de estas medidas, también ofrece la moratoria sectorial de hipotecas y préstamos personales,dentro del marco del acuerdo sectorial de las entidades vinculadas a CECA sobre aplazamiento de operaciones de financiación de clientes afectados por la crisis del coronavirus.

En total, durante el estado de alarma, Unicaja Banco ha aprobado cerca de 13.700 (13.688) solicitudes de moratorias de hipotecas y de otros préstamos para personas en situación de vulnerabilidad económica.

Por otra parte, durante el periodo referido, que terminó el pasado 21 de junio, Unicaja Banco no ha cobrado comisiones por retirar efectivo a débito en ningún cajero automático del territorio nacional, con el objetivo de reducir los desplazamientos y evitar la propagación del coronavirus.

A esta iniciativa se ha unido la ampliación, aún vigente, de 20 a 50 euros, del límite del pago sin contacto en tarjetas y dispositivos contactless, a fin de reducir las transacciones con tecleo del PIN en los terminales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre