Contradicciones, incongruencias, mentiras y connivencia con los promotores de la operación del Banco Popular. En estas pocas palabras se puede resumir, en buena parte, el papel jugado por el Banco Central Europeo (BCE) en todo el proceso que la sexta entidad financiera de España pasó hasta llegar a caer en manos de un banco que necesitaba ser salvado y para el que se pusieron todos los recursos institucionales a trabajar, tanto españoles como europeos, sin importar en ningún momento que esa decisión iba a tener como daño colateral la ruina de más de 305.000 familias en España.

En Diario16 ya informamos de cómo el BCE dio el visto bueno al plan de negocio aprobado por el Consejo de Administración en 2.016 en el que se incluía, entre otras cosas, la ampliación de capital de junio, la reestructuración de la plantilla o el Proyecto Sunrise. Esto se ha confirmado con la documentación desclasificada por el juez Andreu y que el propio BCE pretendía que no fuera transmitida a las partes. En concreto, según informa OKdiario, el presidente Mario Draghi envió una carta en la que indicaba, entre otras cosas que el Banco Popular «ha llevado a cabo estrategias adecuadas, efectivas y completas para la valoración, mantenimiento y distribución de capital […] El volumen, tipo y distribución interna de capital ha sido adecuado para cubrir el nivel de riesgos al que Banco Popular ha sido expuesto […] Banco Popular ha implementado importantes y robustas políticas de actuación, para identificar medir y controlar la liquidez, con una estimación adecuada de cara a futuro […] La liquidez del Banco cumple con los requerimientos legalmente exigidos a finales de 2016 […] Banco Popular ha llevado a cabo todo tipo de medidas, estrategias, procesos y mecanismos, para cumplir debidamente con las exigencias de la Directiva 2013/36/EU».

Esta carta estaba fechada el 25 de noviembre de 2.016, unos días antes de la dimisión de Ángel Ron y en medio de una campaña mediática de desprestigio que fue presuntamente financiada por el inversor mexicano Antonio del Valle.

Sin embargo, la presidenta del Mecanismo Único de Resolución, Danielle Nouy, en una carta remitida a la europarlamentaria de Izquierda Unida, Paloma López Bermejo, y que ya publicamos en Diario16 en julio de 2.017, insinuaba, entre otras cosas, que el Banco Popular llevaba teniendo problemas desde el año 2.014. Hay que recordar que la JUR depende del MUR y todas las irregularidades que hemos publicado en exclusiva en este medio deberían estar supervisadas por el organismo presidido por Nouy.

Esta discrepancia en los criterios entre el presidente del BCE y la presidenta del MUR demuestran cómo la evolución de la operación hizo que se cambiara el modelo de supervisión del Banco Popular hasta llegar a la resolución del día 7 de junio de 2.017.

Hemos de recordar que la resolución del Banco Popular se decidió en una reunión convocada por el Banco Central Europeo el día 2 de mayo, cuando la sexta entidad financiera del país disponía de 73.000 millones de liquidez. A partir de ese día se inició una cascada de decisiones que tenían como objetivo que el Popular cayera antes del final del segundo trimestre. El día 23 de mayo de 2.017, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) finalizó el diseño y publicó un borrador para normalizar las valoraciones de los bancos antes y después de que se produjera una resolución de una entidad de crédito, en concreto, los documentos EBA/RTS/2017/05 y EBA/RTS/2017/06. Ese mismo día se realiza de modo urgente la primera valoración del Popular por parte de la Junta Única de Resolución (JUR). ¿Por qué ese día y no otro? La respuesta es sencilla: no se podía realizar dicha valoración sin que hubiera un documento normativo sobre el que apoyar las conclusiones de tal informe. La normativa sobre la que se apoya la Valoración 1 de la JUR es, precisamente, los dos documentos de la Autoridad Bancaria Europea publicados ese mismo día, coincidiendo con la contratación de Deloitte. Al día siguiente, 24 de mayo de 2.017, la JUR requiere a Saracho toda la información necesaria para realizar la valoración, información que, tal y como indicó Deloitte, fue claramente insuficiente para poder confeccionar el informe.

Así hasta llegar al día 3 de junio en el que, en una reunión convocada por Elke König a través de un documento encriptado, se decidió que el Popular sería resuelto cuatro días más tarde.

Extraños movimientos para la resolución de una entidad que el propio Mario Draghi calificó en los términos arriba apuntados.

Apúntate a nuestra newsletter

10 Comentarios

  1. Buenos días equipo y colaboradores de DIARIO 16
    Sois los mejores
    No me cansaré de daros las gracias por vuestras informaciónes
    Seguid luchando
    Un arrimadero.

  2. De traca, a seguir esperando todavía, esperemos no nos muramos por el camino.

    PUTÓN, devuelve lo que nos has robado, somos los Propietarios de nuestro Banco Popular.

  3. interesante y si le han metido un gol al BCE porque se va a pegar un tiro el mismo.
    Y CARGARSE EL SISTEMA BANCARIO EUROPEO?
    estaran solo corruptos y comprados los organismos de la resolucion la JUR ,el frob, el MUS.el BDE
    que fueron corrompidos por amigos de de guindos ponce y carrascosa.
    es mosqueante lo de los 77 minutos para que repasaran los datos de la resolucion la comision europea.
    solo hay algo que no cuadra porque no dio liquidez el BCE al banco popular.
    seria el banco de españa el que le escondio que tenia mas garantias.
    hay algo claro en la resolucion actuo solo la JUR el FROB Y EL BANCO DE PORTUGAL NO HABIA NADIE DE LA UNION EUROPEA PARA SUPERVISAR Y COMPROBAR EL PROCESO
    LA INFORMACION DE LOS 77 MINUTOS DE DIARIO 16 HA LLEGADO A LOS AFECTADOS DE LOS GRANDES FONDOS.
    «Grandes fondos de Wall Street acusan a Bruselas de no dedicar tiempo suficiente a cumplir con su deber de supervisión legal»

    La JUR reafirma en su memo que la decisión de resolución fue adoptada en las primeras horas del 7 de junio de 2017. Sin embargo, añade por primera vez que el FROB y el Banco de Portugal participaron en el proceso de decisión y participaron en las deliberaciones como miembro de la sesión ejecutiva de de la JUR. Llama la atención la ausencia de esta lista de participantes de la Comisión Europea. Si la Comisión no estuvo involucrada en el proceso de decisión de la resolución antes de que le dieran una copia […] a las 5.13 horas del 7 de junio, significa que la Comisión tuvo menos de 77 minutos para estudiar y aprobar la decisión antes de que se implementase la resolución a las 6.30 horas. Ello refuerza la sospecha de que la Comisión no tuvo tiempo suficiente para cumplir con sus deberes de supervisión legal”, señala Quinn Emanuel.

    Richard East, socio principal del bufete de abogados Quinn Emanuel, que representa a los gigantes de Wall Street señala las inconsistencias de la batería de documentos que la Junta Única de Resolución (JUR) presentó el viernes sobre el proceso que abocó al banco a ser vendido a Popular por un euro.

    La información revelada por la JUR confirma, según Emanuel, varias cuestiones, hasta entonces, puestas en entredicho. Que la JUR consideró Popular solvente; que la crisis de liquidez “durante los últimos días” anterior al 3 de junio de 2017 causó resolución; que la valoración de Deloitte de Popular de entre -8.000 millones y 1.300 era incorrecta, y podría no proporcionar una base legítima para liquidar las acciones y los bonos subordinados; que la Comisión Europea tenía muy poca supervisión sobre la JUR; y que la filtración el 31 de mayo de 2017 que contribuyó a la ejecución acelerada en el banco solo podría haberse originado desde la JUR.
    El informe de valoración de Deloitte “pone de manifiesto que la valoración y el proceso de valoración fueron sustancialmente e intrínsicamente defectuosos” […]. “La defectuosa valoración de Banco Popular levanta interrogantes fundamentales sobre la validez de cada paso dado por la JUR en un proceso de resolución que ha sido denominado como ‘de manual’”, explica un texto redactado por la firma Quinn Emanuel.

    Para el jurista, que “toda la información con respecto a la liquidez haya sido totalmente editada, es motivo de preocupación […] Los detalles críticos se siguen omitiendo, incluida la información sobre liquidez, salidas que conducen a la resolución; la disposición inicial y posterior denegación de ELA; la metodología de valoración y los resultados de los estudios llevados a cabo por la JUR y Deloitte, y los cálculos con respecto a la evaluación del principio de que defiende que ningún acreedor debe quedar peor que en liquidación.

    la JUR, que organizó su propio proceso de venta […], que no fue diseñado para lograr un precio de mercado que Deloitte parecía tener en mente”.

    Indica que “la carta de proceso de venta de la JUR invitó al comprador a ofrecer ofertas en una precio mínimo de 1 euro, o efectivamente nada, lo que indica que la oferta inicial de la JUR partía de amortizar las acciones y los bonos. De lo contrario, el precio dado por la JUR habría sido un mínimo de 2.000 millones de euros”, sostiene.

    “¿Cuál fue la base para que la valoración del banco por parte de la JUR fuese de 2 000 millones de euros?”, se cuestiona. Recuerda que es la misma cifra que resultó de amortizar las acciones y bonos junior de Popular, dejando al margen los bonos senior y los depósitos no asegurados. El abogado, por tanto, sugiere que el precio estaba pactado antemano. En este sentido, apostilla: “Esto no parece haber sido la mejor valoración de Deloitte (que ahora sabemos era un precio de venta privado), sino la valoración provisional altamente incierta de entre -8.000 y 1.300 millones.

    Emanuel considera que “la JUR ha hecho desaparecer las inversiones de nuestros clientes basándose en un informe que la propia consultora Deloitte reconocía haber hecho en un corto periodo de tiempo y advertía que debía considerarse como “provisional y con muchos puntos que aclarar”. La consultora afirma que tenía acceso limitado a información crítica o a la dirección a la hora de realizar su trabajo y que hay un buffer no especificado que era una parte esencial del informe. Ahora resulta obvio que la JUR no quería revelar un informe que muestra claramente que no hubo un análisis real y ni una valoración ajustada”, considera East.

    habra que preguntar que narices hizo el banco de portugal en todo este asunto
    hay afectados del pais hermano ,que estaran alucinando sabiendo que el banco de portugal su banco participo directamente en la resolucion hundiendoles en la miseria a sus compatriotas tambien el banco de portugal esta corrompido.

    • No me habia dado cuenta
      el articulo del independiente
      fue Publicado el 9 de Febrero de 2018 – 13: 58
      fue hace mucho tiempo . pensaba que era actual .
      porque el banco de portugal no ha dicho nada ni se le ha preguntado nada sobre el asunto
      hasta el banco de españa se ha explicado ,mintiendo pero se ha explicado.
      porque el presidente carlos costa no fue llamado a declarar en la investigacion del congreso.
      no se sabe nada del papel que jugo.
      estudio los informes de verdad o estaba alli solo presente?
      en portual ningun periodico le ha preguntado sobre este asunto crucial que afecta a un millon y medio de personas arruinadas?
      ha pasado desapercibido.
      pregunten el estaba alli con el frob y la jur cuando se ejecuto la resolucion
      no escurran el bulto
      «“La JUR reafirma en su memo que la decisión de resolución fue adoptada en las primeras horas del 7 de junio de 2017. Sin embargo, añade por primera vez que el FROB y el Banco de Portugal participaron en el proceso de decisión y participaron en las deliberaciones como miembro de la sesión ejecutiva de de la JUR. Llama la atención la ausencia de esta lista de participantes de la Comisión Europea»

  4. Ladrões. Sem cadeia para essa gente e devolução do Banco Popular aos acionistas não haverá Justiça. Até quando teremos que esperar?
    Nao São só familias espanholas a arruindas…

  5. cuantas pruebas mas necesita el juez para parar este atropello cuantas está más claro que el agua desde el minuto uno cuando no quisieron enseñar las pruebas porque perjudican al comprador y al sistema financiero de la unión europea porque si las presentan hasta un niño se daría cuenta que ha sido una estafa si el popular estaba quebrado como se explica que el santander no para de sacar dinero de la operación nadie saca agua de un pozo seco pero lo que más jode es que la justicia en españa y casi seguro que europa están al servicio del santander como estará de mal realmente el banco santander para que la unión europea se meckel en una estafa de tal calibre porque señores este a sido el mayor robo financiero de toda la historia y si señor Román solo somos un daño colateral y les importamos una mierda

  6. Popular: los expedientes de la CNMV y el Icac meten más presión al Banco de España
    Los dos supervisores han detectado irregularidades en las cuentas posteriores a la polémica ampliación de capital, lo que añade presión sobre los dos peritos judiciales del caso
    Más presión para los dos inspectores del Banco de España que están preparando el informe pericial de Banco Popular. En apenas un semana se ha conocido que tanto la CNMV como el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (Icac) han abierto expedientes sancionadores por las cuentas de Popular de final de 2016.
    La revisión de las cuentas de 2016 es precisamente el segundo encargo recibido por el juez Fernando Andreu para su informe: «Dictaminar si las cuentas anuales publicadas por el Banco Popular correspondientes a diciembre de 2015 y 2016 se confeccionaron de acuerdo a la normativa contable».
    Los dos inspectores, Santiago Jesús Ruiz-Clavijo y Pablo Hernández Romeo, van a tener así más complicado justificar que no ven irregularidades en las cuentas de la entidad.
    Lejos de ello, el expediente de la CNMV apunta que hay indicios de que los directivos de la entidad presentaron, intencionadamente, unas cuentas irregulares. Esta investigación se dirige principalmente contra el expresidente, Ángel Ron, el ex consejero delegado, Francisco Gómez, y el ex director financiero, Javier Moreno, los tres imputados en la causa.
    Fuentes próximas a los investigados cuestionan que los dos expedientes se hayan destapado con una semana de diferencia
    En su investigación, la CNMV proponía que el Icac abriera expediente a PwC por su labor de auditoría en las cuentas de 2016. Todavía se desconocen los detalles del trabajo del Icac, pero algunas de las dudas que había sobre las cuentas era la liberación de 123 millones en provisiones; los créditos concedidos en la ampliación; y ciertas garantías hipotecarias mal clasificadas. Además, la CNMV proponía que una firma distinta a PwC revisara las cuentas pasadas de Popular.
    El caso tiene cada vez más paralelismos con el caso Bankia, cuyo juicio arranca en las próximas semanas. Este caso, cuya instrucción se alargó seis años, también dependía de dos inspectores del Banco de España. Y antes de que estos determinaran que las cuentas de la entidad estaban mal hubo expedientes del Icac y de la CNMV, aunque por distintos motivos: independencia del auditor y el retraso en presentar las cuentas de 2011, respectivamente. Este último está todavía paralizado por la prejudicialidad penal.
    Así está el proceso penal
    Este proceso va lento a la espera de lo que decidan los dos peritos judiciales. Por el camino se van personando nuevas acusaciones y se va poniendo a disposición de acusaciones y defensas documentación del caso que ha estado bloqueada durante meses, como la envidada por el BCE.
    Distintas partes consultadas esperan que los peritos envíen a la Audiencia su informe durante la primera mitad de 2019, y sea entonces cuando el juez llame a declarar a todos los imputados y testigos.

  7. banco de españa y banco central europeo DISOLUCIÓN YA! recopilemos firmas para ello.
    gracias Diario 16.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre