domingo, 20junio, 2021
20 C
Seville

Una oportunidad a la paz

Eduardo Rivas
Licenciado en Ciencia Política
- Publicidad -

análisis

Vox veta la comisión de investigación sobre los miles de muertos en las residencias de mayores durante la pandemia

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha avanzado este sábado que su formación no va a apoyar la Comisión...

Teorías de la conspiración: de la locura al genocidio

Con este libro, Alejandro M. Gallo demuestra que no es solamente un autor de novela negra, sino un pensador con un amplio conocimiento de...

Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó

Isabel Díaz Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó, pero sí incluye a la ex de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz, para...

Llega San Juan: una noche de pólvora, diversión y miedo

La verbena de San Juan se caracteriza por un desmesurado uso de la pirotecnia y los fuegos artificiales. El cielo se llena de dibujos...
- Publicidad-

Completando la trilogía de notas sobre Corea, que iniciáramos con ‘Corea ya ganó’ y continuada con ‘La política del pajarito’ nos enfrentamos hoy a una nueva realidad en esta zona del mundo.

Por primera vez en la historia, se reunieron frente a frente el Presidente de los Estados Unidos de América y el Presidente de República Democrática de Corea. Algo que era impensado hace un año atrás y que parecía difícil cuando Corea del Norte acordó la participación en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang y comenzó a tomar forma tras el encuentro entre el presidente norcoreano Kim Yo-Jong y su homólogo surcoreano Moon Jae-in, finalmente se hizo realidad.

El encuentro en sí mismo ya tiene una trascendencia importantísima, no hay que olvidar que iniciamos este año con la amenaza norcoreana ‘Todo EE.UU. está al alcance de nuestras armas nucleares y tengo un botón nuclear en mi escritorio. Es una realidad, no una amenaza’ y la respuesta, doblando la apuesta, de Trump que afirmó que ‘Alguien de su régimen hambriento y empobrecido por favor infórmele que yo también tengo un botón nuclear, pero es mucho más grande y más poderoso que el suyo, ¡y mi botón funciona!’.

Todo parecía encaminarse a un conflicto bélico, tanto por las declaraciones públicas como por quienes las proferían, y sin embargo todo cambió repentinamente cuando, tal como solicitaba John Lennon, se le dio ‘una oportunidad a la paz’, y la diplomacia ganó terreno.

Hay que esperar su aplicación, pero el hecho que hayan firmado una declaración conjunta, aunque genérica, es un buen augurio. Corea del Norte se compromete al desarme nuclear y Estados Unidos a parar sus ejercicios militares con Corea del Sur. Esa es la clave del acuerdo y no hay muchas precisiones al respecto más que lo que estipula el acuerdo, en el que Estados Unidos no se involucra por escrito, aunque ya se comprometió a suspender los ejercicios militares en el sur de la península, que el propio Trump denominó ‘juegos de guerra’.

Esta situación geopolítica que 6 meses atrás era impensada hoy es una realidad. Es poco el avance real y mucho el avance simbólico. Y aunque muchos detractores del régimen norcoreano afirman que Estados Unidos ha sido muy benévolo con Kim Yo-Jong, Trump ganó mucho en el frente interno, puesto que ha logrado sentar a la mesa de negociación a un líder norcoreano por primera vez tras la guerra de Corea, y como primer consecuencia de ello, reducir drásticamente esta amenaza, puesto que Kim ya había anunciado que su ejército había desarrollado armamento para poder atacar territorio estadounidense.

Cuando todos lo esperaban, pero pocos lo creían, Donald Trump se metió en la historia y como en un diálogo con el pasado escuchó a John y Yoko, quienes decían ‘todo lo que pedimos es que le des una oportunidad a la paz’, el tiempo dirá si fue sólo una mise-en-scène o realmente es un cambio de época.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Perros y estrellas

A lo largo de la historia del cine, recordaba un día el médico investigador Boris Pérez, hubo perros que fueron verdaderas estrellas cinematográficas. Es...

¡Bienvenido a Marruecos, Mr. Marshall!

Hay un personajillo en Marruecos que se ha convertido en arquetipo del oportunismo y la desvergüenza: Yummani. Epónimo devaluado de un zoquete de una...

Cuando el Brexit no funciona… la COVID 19 como arma económica y política

Hace casi un año opinaba sobre el peligro de abrir fronteras para conseguir un incremento de turismo veraniego, y al final pasó lo que...

Discursividades actuales. Los “nuevos” discursos. La disolución de la dialéctica del amo y del esclavo

Hemos desterrado la idea del otro. La otredad quedó subyugada al reduccionismo de una conciencia tan carente de sí que no tiene tiempo ni...
- Publicidad -

lo + leído

Perros y estrellas

A lo largo de la historia del cine, recordaba un día el médico investigador Boris Pérez, hubo perros que fueron verdaderas estrellas cinematográficas. Es...

¡Bienvenido a Marruecos, Mr. Marshall!

Hay un personajillo en Marruecos que se ha convertido en arquetipo del oportunismo y la desvergüenza: Yummani. Epónimo devaluado de un zoquete de una...

Cuando el Brexit no funciona… la COVID 19 como arma económica y política

Hace casi un año opinaba sobre el peligro de abrir fronteras para conseguir un incremento de turismo veraniego, y al final pasó lo que...

Discursividades actuales. Los “nuevos” discursos. La disolución de la dialéctica del amo y del esclavo

Hemos desterrado la idea del otro. La otredad quedó subyugada al reduccionismo de una conciencia tan carente de sí que no tiene tiempo ni...