Trabajadores de IVECO, aunque tarde, se concentran por la compañera ya fallecida

Una mujer se quitó la vida tras no conseguir la ayuda necesaria de su propia empresa ante el acoso al estaba sometida por un compañero que había lanzado por Watssap un vídeo, sobre la relación de ambos con alto contenido sexual.

El compañero de la factoría de IVECO en San Fernando de Henares se cuidó mucho de que en el vídeo solo se la viera a ella. Ahora CCOO pide justicia. Una justicia, que con toda seguridad ya llega tarde.

Se llamaba Verónica y no pudo soportar la presión tras difundirse las imágenes en la que ella era la protagonista. Una antigua pareja fue la persona que difundió el vídeo entre los trabajadores de forma masiva.

La mujer trabajaba de carretillera en la fábrica de camiones CNH Industrial, estaba afiliada a CCOO y según este sindicato, la empresa conocía los hechos ocurridos y no activo el protocolo de acoso sexual, por eso ha decidido denunciar a IVECO. A lo largo de la semana pasada el vídeo se hizo viral y llegó hasta la mayoría de los trabajadores de la fábrica.

El vídeo presuntamente lo compartió hace más de cinco años con otro trabajador de la empresa con la que tuvo una relación sentimental. Verónica se casó y tuvo dos niños. Pero este hombre, también trabajador en la misma factoría la empezó a acosar porque quería volver a tener relaciones sexuales con ella. La mujer se negó comenzó a acosarla y a amenazarla con difundir el vídeo.

La trabajadora no pudo aguantar la presión de lo ocurrido y tras abandonar su puesto de trabajo, al día siguiente se suicidó.

CCOO denunciará a IVECO por no activar el protocolo de acoso sexual

CCOO en una nota, entiende que lo ocurrido “es un claro caso de acoso sexual”. Por ello denunciará ante la Inspección de Trabajo la inacción de la empresa automovilística, “que se negó a activar el protocolo cuando supo lo que estaba ocurriendo en el interior de la factoría”. Según el sindicato también incumplió la Ley de Prevención de Riesgos Laborales porque no evaluó el riesgo, ni tomó las medidas preventivas.

En cuanto CCOO supo lo ocurrido, se puso en contacto con la trabajadora afiliada al sindicato y le explicó las medidas que podía tomar. Le aclaró que podía solicitar la apertura del protocolo para la prevención del acoso sexual por razón de sexo en la empresa o tomar medidas judiciales de carácter civil contra la persona que había difundido las imágenes, denunciando los hechos por violencia de género y vulneración de la intimidad, entre otros.

La representación sindical de CCOO de Industria en la factoría de IVECO acompañó a la trabajadora a una reunión con la empresa. Le informó de lo que había ocurrido y de la persona que presuntamente había iniciado la difusión del vídeo. La empresa “decidió mirar para otro lado y no tomar ninguna medida”, según el sindicato. Alegó que se trataba de un asunto personal y no de ámbito laboral. 

IVECO se defiende

La empresa ha señalado que tuvo conocimiento del caso el pasado jueves y que aplicó el protocolo que tiene para estos asuntos, lo que niega categóricamente CCOO Industria. Asegura que se puso a disposición de la empleada para que denunciase.

También se le ofreció un cambio de puesto de trabajo o una baja. “Ella lo rechazó todo“, señalan desde de la dirección de Iveco. La empresa señala no tenían constancia de que la distribución del vídeo sexual hubiera sido masiva. Creían que había sido a su entorno más cercano.

La Policía Nacional de San Fernando de Henares está investigando los hechos como suicidio, después de que la mujer apareciese ahorcada en Alcalá. La policía desconocía la existencia del vídeo sexual.

Nota del comité de empresa tras el suicidio de Verónica.

Comité de Empresa

El Comité de Empresa envió el lunes un comunicado para informar a todos los trabajadores de la situación y pedir “un entorno de trabajo seguro”. En este caso “hay unas responsabilidades compartidas y tendrán que depurarse”.

Ayer se reunieron centenares de compañeras y compañeros de Verónica, en la que se leyó un poema titulado “cuando me amé de verdad”. Tras la lectura se ha guardado un minuto de silencio.

CCOO entiende que estos hechos están contemplados como acoso sexual, por eso denunciará el caso ante la Inspección de Trabajo. El sindicato cree que la falta de respuesta de la empresa provocó un incumplimiento de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Además, desde el punto de vista preventivo, IVECO conocía la situación de riesgo desde el pasado jueves, como mínimo. Sin embargo, no evaluó el riesgo ni tomó medidas preventivas, por lo que incumplió la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, con el lamentable resultado del fallecimiento de la trabajadora.

CCOO también denunciará esta cuestión ante la Inspección de Trabajo para que se considere accidente de trabajo y se tomen todas las medidas laborales y penales que garanticen que no vuelvan a producirse estas circunstancias.

Por último, el sindicato tomará medidas judiciales de carácter civil contra la persona que ha difundido las imágenes, “denunciando los hechos desde la perspectiva de la violencia de género y de la vulneración del derecho a la intimidad entre otros”, trámite necesario para que la policía investigue los hechos.

Los trabajadores que difundieron el vídeo, sin su consentimiento, habrían cometido un delito de revelación de secretos, cuya pena oscila entre los 3 meses y el año de prisión, además de la responsabilidad civil, cuya sanción económica quedaría en manos del juez.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. esto es lo que consigue tbn por una educa sexual puritana catoloca :
    solo era un polvo…pero cn la mentalidad en qe ns programan ,
    para ella era tan humillante como para qitarse la vida…???…!!!
    …Podria haber puesto denuncia…ahora es mas tragico pero conseguira castigarle menos
    se ha castigado ella misma…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre