Protesta feminista en 2018. Foto: Pere Gassó.

Gloria Susana Flores Mora, una mujer víctima de violencia de género, deberá ingresar en prisión este lunes para cumplir una pena de tres años y medio tras intentar defenderse de las agresiones que le estaba propinando el que fuera su pareja y maltratador durante años. Los hechos sucedieron en enero de 2014, cuando la condenada celebraba el cumpleaños de una hija en común con su agresor en el domicilio que ella compartía con otros compañeros de piso en Madrid.

Los atestados policiales recogen que la ex pareja de esta mujer comenzó a insultarla y posteriormente adoptó una actitud agresiva contra ella y un hijo de una relación anterior. Finalmente, la agredió, según adelanta el diario Público. Los hechos probados de la sentencia condenatoria de esta mujer víctima de violencia de género tildan de “discusión” los hechos en los que Flores “con el ánimo de menoscabar la integridad física de su pareja y en presencia de su hijo menor de edad común y otro menor de edad solo descendiente de ellos, cogió una botella de vidrio rota y cortó con la misma a su pareja en la cara, cuello, en la región costal izquierda y en el brazo izquierdo”. Las heridas provocadas en el denunciante requirieron sutura y cuatro días de baja y una semana de convalecencia. En este fallo judicial condenatorio se obvian los episodios de malos tratos que venía sufriendo esta mujer durante años por parte del que fuera su pareja.

Carta al ministro Grande-Marlaska

La abogada y activista Griselda Herrera López, de la Asociación pro Dignidad de la Abogacía de Madrid, ha remitido al ministro de Justicia, Fernando Grande-Marlaska, una carta escrita por el hijo que la mujer condenada comparte con su agresor en la que confirma que su madre “lo único que hizo el día de los hechos fue evitar ser asesinada”. Por ello, ambos y la abogada de esta mujer, Fátima Boitil, ha presentado tres peticiones de indulto para Gloria Susana Flores.

En el escrito de indulto adelantad por Público se recuerda que “los maltratos y vejaciones comenzaron desde el inicio de su relación”. Flores “llegó a perder un hijo estando embarazada por las palizas sufridas”, como así consta en los atestados policiales, aunque ella rehusaba denunciarlo “para proteger a su maltratador evitando que tuviera problemas con su situación migratoria”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =