Corren tiempos difíciles para la mesura, para la concordia, para el arte de verse reflejado en quienes comparten esta gran familia humana. Tiempos de desconfianza y odio al diferente o a quién consideramos débil, inútil o lastre social. Es en esta época de desorientación, pensamiento rápido y único que busca la satisfacción inmediata mediante la deshumanización, un grupo de personas, que dedican su vida simplementeñ a hacer un mundo mejor, la Masonería, sale a la luz. Diferentes obediencias masónicas, como el Gran Oriente de Francia (GOF), ya salieron el 7 de noviembre de 2015, bajo el nombre de EME (Espacio Masónico Español) a manifestarse contra la violencia machista, como colofón de la Conferencia: “Nuevas realidades sociales”. En este post y este vídeo del blog de la Logia Blasco Ibáñez, de Valencia, se explica brevemente este acto.

De este modo, en los últimos años, los Masones Librerales han querido abrir sus puertas y luchar activamente por el cambio de las realidad social.

Siguiendo esta tendencia, el Masonic VIP Club Internacional, los días 18,19 y 20 de enero de 2019, en el Hotel Dormirdcine, en la Calle del Príncipe de Vergara, 87, en Madrid, organizará el Congreso de Artistas Masones. En este caso, los Masones Liberales y Regulares han organizado un Congreso abierto al público, con exposiciones y conferencias sobre el arte como agente del cambio social. Con actos como este, la Masonería quiere despejar las dudas que la dictadura franquista vertió sobre ella durante 40 años, intentando dar una imagen oscura y siniestra de hombres y mujeres que simplemente, tratan de mejorarse como personas y buscar el bien común bajo los valores de democracia, igualdad y libertad. Esta imagen, bajo la influencia del antiguo régimen, se ha perpetuado durante los otros 40 años de democracia. En el siguiente enlace se puede ver toda la información sobre este Congreso.

Como persona con discapacidad, creo que este tipo de actos son muy positivos ya que sacan a la luz valores que la humanidad nunca debió perder y sin los cuales, la igualdad de condiciones de las personas con dependencia discapacidad sería prácticamente imposible. Me refiero a valores como: La evolución social, el humanismo y el equilibrio.

Cuando hablo de la evolución social me refiero a eso, evolución, no revolución. Por mucho que se empeñen algunos sectores de la discapacidad, a nuestro colectivo no le conviene comprar los discursos vanguardistas y revolucionarios para aplicarles al Movimiento de Personas con Discapacidad.

Esto es así, en primer lugar, porque no somos un movimiento de masas, he comprobado que nuestro colectivo no puede avanzar mediante movilizaciones ni acciones colectivas.

En segundo lugar, por mí pasado en movimientos alternativos y en comparativa con mi paso por el PSOE, nuestro colectivo necesita unas garantías estructurales para ser escuchado, necesita de una legitimación democrática que sitúe nuestra voz en un lugar en el que pueda ser escuchado sin gritar por un megáfono y dónde impere la razón frente a la emoción y el populismo simplista. La prueba de esto la tenemos en la baja consideración de movimiento del 15M a las necesidades reales de la discapacidad y la dependencia. La política pragmática no interesa a esos movimientos y eso lo que necesitamos, políticas reales para problemas reales y diálogo calmado y respetuoso.

El segundo valor del que he hablado es el humanismo. Nuestro colectivo necesita una segunda ola de humanismo, en el sentido clásico del término: “Poner al ser humano por encima de otras ideas”. De este modo, si en el primer humanismo, previo a 1789, (casi dos siglos antes), se trataba de anteponer las personas a Dios, una vez consolidado el Régimen surgido en 1789, se trata de anteponer a la mujer y al hombre a lo financiero.

Por último, he hablado de el valor del equilibrio. A las personas con discapacidad, no nos convienen los cambios bruscos, por la inseguridad institucional que eso supone. Al igual que he dicho antes para que nuestro colectivo sea escuchado, para tener una seguridad vital, necesitamos una seguridad institucional y jurídica. Esto es así, ya que la discapacidad, tal y como la conocemos actualmente, es fruto del avance del Estado del Bienestar. Sin esa estructura y sin ese marco jurídico de protección dependeríamos de la caridad judeocristiana o de el libre apoyo mutuo anarquista. Por eso necesitamos la equidad y la sensatez de una buena madre o un buen padre de familia, el equilibrio evolutivo y no la inconsciencia adolescente de una revolución o un movimiento de masas de base. No se trata de conservadurismo, no tenemos nada que conservar, la mayoría somos Lumpen del s.XXI. Es una cuestión de supervivencia digna.

Por todo lo dicho, es una buena noticia el Congreso de Artistas Masones que se realizará en las fechas anteriormente dichas, su arte contribuye a difundir este mensaje tan necesario en tiempos de auge de la ultraderecha antisistema y el populismo.

Compartir
Artículo anteriorDesembarco
Artículo siguienteLa voz de la petenera
Nacido en Burgos capital el 02 de octubre de 1976, desde el mes y medio de edad, convive con una discapacidad física y de comunicación verbal producida por las secuelas de una Parálisis Cerebral Infantil. Educador Social y Diplomado en Relaciones Laborales por la UBU (Universidad de Burgos). Coautor de varias publicaciones de la UBU y ha impartido varias conferencias sobre discapacidad en esta y otras Universidades. Durante más una década fue socio de ADM (Asociación de Afectados/as con Discapacidad Motora), representando a esta Asociación en la Junta Directiva de FEDISFIBUR (Federación de Asociaciones de personas con Discapacidad Física y Orgánica de Burgos), de la que fue cofundador y Tesorero durante una legislatura. En noviembre de 2007, ingresa como militante en el PSOE. En Agosto 2008, cofunda la Asociación Claudio de Burgos, Asociación que preside hasta Diciembre de 2009, haciendo actualmente labores de Gerencia y Educador Social de la misma. Fue en el puesto Nº12 de las listas del PSOE-Burgos a las Elecciones Municipales de Mayo de 2011. El 2 de Junio de 2012, fue nombrado Secretario Provincial de Autonomía Personal, Dependencia y Discapacidad del PSOE-Burgos. Cargo que ejerció hasta el 19 de febrero de 20015.  Fue colaborador de la publicación digital Diario Progresista (www.diarioprogresista.es), dirigida por Antonio Miguel Carmona hasta 2015. También fue Redactor Jefe de la Edición de Castilla y León de esta publicación hasta abril de 2013, hasta el 2014. El 11 de diciembre de 2013, coofunda la Unión Progresista de Apoyo a la Dependencia y la Discapacidad (UPADD), la cual preside actualmente. El 30 de enero de 2015, fue nombrado Secretario de Movimientos Sociales de la Agrupación Local del PSOE-Burgos. Cargo que dejó el 25 de mayo de 2015 al darse de baja en el PSOE. El 27 de Junio de 2015 ingresa como activista en Construyendo la Izquierda-Alternativa Socialista (CLI-AS), impulsando este partido en Burgos. El 16 de Julio de 2015 empieza a colaborar con el Proyecto Decide en Común, liderado por Alberto Sotillos, haciéndose cargo desde 20 de julio de 2015 de la Coordinación del Grupo de Dependencia, Discapacidad y Autonomía Personal de este partido a nivel federal en la redacción de su programa, hasta el 4 de septiembre de 2015. El 11 de febrero de 2017, AS-Burgos se integra en el PCAS (Partido Castellano). Después de unos meses, el 14 de Septiembre de 2017, deja el PCAS debido a su falta de democracia interna y su ambigüedad ideológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + 15 =